¿Cómo fue 2020 para el vino español?

Viernes 09 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 1939 veces

Aunque la exportación española de vino no se vio demasiado afectada, las ventas globales descendieron un 17,3% en 2020 a lo que se suma una elevada producción que alcanzaría los 4.580 millones de litros

A comienzos de este mes de abril el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) publicó su informe "Memoria OeMv: Los mercados del vino español en 2020" en el que se hace un completo balance económico del sector.

A lo largo de sus sus 59 páginas, el informe hace un detallado resumen sobre las principales magnitudes del mercado del vino español, desde las ventas, producción y consumo nacional, hasta las principales cifras macro del mercado internacional.

En primer lugar, el estudio analiza el efecto de la pandemia en las ventas globales de vino durante los meses cruciales de la primera ola y el cierre masivo de establecimientos, tanto en España como en el mundo.

Así, entre los meses de marzo y julio, salieron de las bodegas españolas 1.580 millones de litros de vino, que supone un 15,6% menos que los 1.880 millones que salieron en igual periodo del año 2019. Una caída en ese periodo de 5 meses de 290 millones de litros. Para el conjunto del año 2020, la caída total de ventas de vinos desde las bodegas españolas fue del 15,8%, equivalentes a 610 millones de litros.

Una producción elevada de la campaña 2020

Según los datos del INFOVI analizados por el Observatorio, la producción total de vino al mes de noviembre 2020, incluyendo tanto los grandes productores – que declaran mensualmente – como los pequeños, ascendía a 4.070 millones de litros de vino, a los que debe sumarse la producción de mosto, estimada en algo más de 500 millones de litros, para arrojar una cifra total estimada por el momento en 4.580 millones de litros de vino y mosto.

La campaña anterior, en los 12 meses hasta julio de 2020, la producción de vino había sido de 3.370 millones de litros. Es decir, España vendió en el año 2020 unos 610 millones de litros menos, y aumentó la producción en 700 millones de litros más.

El consumo de vino en España descendió en 2020 un 17,3%

En el mercado nacional, la estimación de ventas, también con datos del INFOVI, señala una caída importante en el año 2020, como consecuencia de la pandemia y el consecuente cierre o limitaciones al canal de la hostelería. Si 2019 fue un año de recuperación clara del consumo de vino en España y esa parecía la tendencia predominante, la brusca caída desde marzo de 2020 por el cierre de bares y restaurantes cambió el rumbo. El consumo de vino en España descendió en 2020 un 17,3%, equivalente a algo menos de 200 millones de litros, desde los 1.107 millones de litros de diciembre de 2019 a los 915 a diciembre de 2020.

Sin embargo, esta evolución difiere radicalmente según los canales. La media del -17,3% se compondría de una caída de casi el 40% en las ventas diferentes al canal de alimentación, principalmente hostelería, solo parcialmente compensadas por la subida del 27% que se registra en el canal de alimentación. Grosso modo, la pérdida de 200 millones de litros en el consumo nacional total se divide entre una pérdida de casi 300 millones en el canal de la restauración, apenas compensada por la subida de casi 100 millones de litros en las ventas a través del canal del retail, para su consumo en el hogar. Como causa de esta dispar evolución, si hostelería – y otras formas de venta fuera del retail – suponía el año anterior un 68% del total del consumo estimado de vino en España, en 2020 ese canal se habría quedado reducido a la mitad del total.

Las exportaciones españolas mejor que las del resto de países

Las exportaciones españolas de vino en el año de la pandemia han supuesto una caída del 3,1% en euros y del 3,6% en litros, permitiendo una subida del precio medio del 0,5%.

Subida del precio medio, por cierto, que diferencia a España del resto de los principales productores mundiales de vino que han perdido más en valor que en volumen y han sufrido especialmente en el precio medio de sus ventas. Pero, también, subida de precios medios que es la normalmente esperada en años de cosechas cortas y subsecuentes exportaciones menores de vinos a granel, por lo que, en condiciones normales, sube la media de los precios de exportación globales de los vinos españoles. Por lo tanto, en el caso español, esta revalorización es fruto, entre otras cosas, de la mayor caída de ventas de los vinos de más bajo valor, como consecuencia lógica de una cosecha de 2019 especialmente reducida.

Esta evolución de las exportaciones españolas de vino en 2020 ha ido acorde e incluso algo mejor que el contexto internacional. De este modo, las exportaciones mundiales de vino disminuyeron en 2020 un 7% en euros hasta los 29.246 millones, pero apenas un 1,6% en litros hasta los 10.355 millones, con caída del 5,5% en los precios medios (euros por litro) hasta situarse en los 2,82 €/l.

Es decir, la pandemia, junto con el resto de problemas que se han dado en el comercio mundial de vino el pasado año, parecen haber afectado más al valor de las ventas que a su volumen. Éste, se preveía a la baja en todo caso, después de una cosecha de 2019 relativamente corta, y su apenas disminución del 1,6% es inferior a la esperada. No se han vendido muchas menos botellas o litros de vino; pero sí se han vendido, de media, más baratas. Las dificultades en diferentes países y, sobre todo, una general disminución del consumo en los bares y restaurantes, con probable crecimiento del consumo en los hogares, parece propiciar este efecto a nivel mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1939 veces

Comenta