¿Cuáles son las principales regiones de producción de vinos de Francia?

Vilma Delgado

Compártelo

Leído › 2015 veces

Los vinos en Francia tienen una reputación ganada en todo el mundo y una buena parte de este éxito de los viñedos franceses está determinado por el clima. El país galo sin duda disfruta de un clima templado ideal para el desarrollo de la vid.

Dentro de la geografía francesa, podemos distinguir tres zonas con diferentes características climáticas. Esta variedad de climas permite la generación de una gran cantidad de estilos de vinos y diferentes variedades de uva que podemos encontrar a lo largo del país.

Estas tres zonas están divididas a su vez en regiones que suelen estar agrupadas en Denominaciones de Origen Controladad, D.O.C. por sus siglas (o A.O.C. en francés, Appellation d'Origine Contrôlée). Estas especificaciones geográficas están gestionadas por organismos que controlan y garantizan que el producto está realizado bajo las normas que regulan dicha D.O.C., con uvas procedentes de esa zona o región, respetando los rendimientos y la forma de plantación de las vides, junto con métodos enológicos de elaboración estipulados a seguir, con el fin que el consumidor final pueda disfrutar de un producto con garantías de origen y calidad.

Foto: Wikipedia

Repasemos a continuación estas tres zonas de producción y las principales regiones de producción de vinos de Francia:

Los viñedos del Atlántico

El Atlántico no varía su temperatura a lo largo del año salvo unos pocos grados, ejerciendo una función moderadora de las temperaturas. El clima Continental-Frío del centro y norte de Francia produce vinos con alta acidez, cuerpo más ligero y menor contenido alcohólico.

Viñedos de Burdeos

Los tipos de vinos que se hacen en la zona llegan desde los blancos, ligeros y secos en Blayains, Entre-deuz-Mers o los mejores Graves a los vinos más ricos y licorosos como Sauternes o Sainte-Croix-du-Mont, pasando por toda la gama de suavidades de los Premiéres Cotes. Los vinos tintos van del Médoc a los poderosos y bien constituidos como el Saint-Émilion y Pomerol.

Viñedos del Valle del Loria

En el Valle de la Loria se produce una gama de vinos muy amplia, que va desde los blancos secos, semisecos, melosos o generosos a los vinos tintos ligeros o profundos e intensos, pasando por los rosados dulces o secos de los crémants.

Los viñedos del Mar Mediterraneo

El mar Mediterráneo es la otra gran masa de agua que tiene impacto sobre el clima de la región costera al sur del país, con aguas mucho más cálidas, elevando las temperaturas en el área, creando un clima Mediterráneo-Cálido. El clima Mediterráneo-Cálido del sur de Francia produce vinos de mayor contenido alcohólico, gran cuerpo y baja acidez.

Viñedos del Ródano

Hay una menos cantidad de vinos, pero de mayor calidad. Excelentes vinos elaborados con Syrah nacen en esta región, así como algunos Viogner. Si queremos vinos de mayor reputación, tendremos que elegir alguno de Côte Rôtie o de Hermitage. Los primeros son tintos de un color profundo y mucho cuerpo.

Viñedos de Languedoc-Rousillon

Tierra de vinos tintos, dulces y espumosos, donde se han desarrollado mucho más las cepas Grenache, Syrah y Mourvèdre.

Viñedos de Córcega

El diferencial térmico de los viñedos de Córcega está tajantemente marcado por las diferencias de altitud en el terreno y las influencias marítimas. Desde los vinos blancos a base de vermentinu, hasta los tintos fuertes y perfumados o los rosados francos y refrescantes.

Viñedo de Provenza

El viñedo de Provenza se extiende por el sur de Francia a orillas del Mediterráneo. Se caracteriza por una gran heterogeneidad tanto geológica como climática lo que da lugar a vinos con mucho carácter. Si bien el clima mediterráneo es el predominante; hay zonas más frías en las que la influencia del viento será determinante.

Los viñedos del Continente Europeo

En el centro y norte de Francia, el mayor impacto climático de la zona lo ejerce el continente europeo en sí mismo. Por lo que las zonas vinícolas bajo esta influencia tienen un clima marcado por su latitud más septentrional. Encontraremos este clima continental-frío en Borgoña, Alsacia, Beaujolais, Champagne, la zona oriental del Valle del Loira, Jura y Saboya. Con un buen balance de cuerpo, acidez y alcohol como el estilo que caracteriza al resto de los vinos de clima marítimo-templado del oeste de Francia.

Viñedos de Borgoña

En Borgoña existen multitud de tipos de vinos y sus clasificaciones están basadas muchas veces en el viñedo y la uva. La Chardonnay es la reina en Chablis, y en sus mejores versiones muestra una fruta cítrica concentrada y madura, y tiene un cuerpo equilibrado con su acidez. También en esta región encontraremos los mejores Pinot Noir del mundo. Cotê de Nuits es conocida por los vinos tintos, mientras que en Cotê du Beaune se concentran prácticamente todos los Grand Cru blancos.

Viñedos de Alsacia

En Alsacia, se combina lo mejor de la tradición germánica con el savoir-faire francés. Con la riesling se obtienen vinos afrutados, más corpóreos que los alemanes y menos ácidos, que con el tiempo adquieren una profundidad envidiable. Se elaboran también otros vinos blancos con uvas menos expresivas como el pinot blanc y la sylvaner.

Viñedos de Beaujolais

La región de Beaujolais ocupa una amplia zona al sur de la Borgoña. El punto más alto de la región está a más de 1000 m y las viñas en promedio alcanzan una altitud de alredeodr de 500m. Los vinos de Beaujolais suelen ser jóvenes, el Beaujolais Nouveau se debe beber muy joven.

Viñedos de Jura

Dentro de Jura encontramos uva que es capaz de entregar blancos secos, extremadamente tensos y con una enorme capacidad de guarda.

Viñedos de Saboya

Alrededor de las 3/4 partes de los vinos de la región son blancos. La uva Jacquère es la más cultivada debido a su alto rendimiento y la uva Roussette se utiliza para producir los vinos finos de la región.

Viñedos de Champagne

Región situada al norte de Francia que da nombre a los populares vinos espumosos, aunque en Champagne también se producen otros tipos de vinos tranquilos. El carácter de un vino de Champagne se encuentra en su ensamblaje de variedades, habitualmente un blanc de blancs (que sólo se elabora con uvas blancas) y un blanc de noirs que solo se elabora con las tintas pinot noir y/o la pinot meunier. La pinot meunier ocupa la mitad de la superficie de cultivo de Champagne.

Vinos de Francia: una cuestión de clima y madurez de las uvas

Las diferentes variedades plantadas a lo largo de las regiones vinícolas del país no están por lo tanto dictadas por la casualidad o por las modas, sino que lo hacen en función del clima específico y del terroir que encontramos en cada región en concreto. Las regiones francesas se diferencian además por el estilo de vino que producen. Abogan por un estilo de mínima intervención, reduciendo al máximo la manipulación del vino. En Francia el estilo de los vinos está más marcado por la añada y la viña que por los estilos de elaboración.

Uno de los aspectos más importantes relacionado con los viñedos y los estilos de vino es la madurez. En zonas más cálidas las uvas año tras año conseguirán la maduración, pero en zonas más frías cada añada marcará el grado de madurez obtenido. La madurez de la uva usada para vinificar aporta tres de las principales características que definen un vino: Acidez, Cuerpo y Alcohol.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2015 veces

Comenta