De la A a la Z: terminología para ser un experto en Rioja

Mariana Gil Juncal

Compártelo

Leído › 3929 veces

Una guía que nos ayudará a encontrar las palabras adecuadas cada vez que disfrutamos un Rioja.

Crianza: Los vinos tintos de crianza son vinos con una guarda de 3 años y que al menos han permanecido un año como mínimo en barrica de roble. En vinos blancos el período mínimo de envejecimiento en barrica es de 6 meses.

DOCa Rioja: Rioja fue la primera Denominación de Origen de España (1925) y, además, la primera en obtener la categoría de Calificada (1991). Actualmente, de entre las 70 DO's españolas, solo Rioja y Priorato tienen esta calificación superior.

Espumosos de calidad: Obtenidos mediante el método tradicional y con limitación en los contenidos en azúcar (Brut, Extra Brut y Brut Nature). Para la elaboración de los 'Espumosos de Rioja' se permite trabajar con todas las variedades de uva autorizadas por la Denominación y, en el caso de los espumosos rosados, deberán tener como mínimo un 25% de uvas tintas. Se exige un mínimo de 15 meses para la categoría de crianza, 24 meses para los reserva y, por último, 36 meses para el Gran Añada.

Genérico: Esta categoría garantiza el origen y añada del vino. Suelen ser vinos en su primer o segundo año, que conservan sus características primarias de frescor y afrutado. Esta categoría también puede comprender otros vinos que no encajan en las categorías de Crianza, Reserva o Gran Reserva, aunque hubiesen sido sometidos a procesos de envejecimiento, por no estar éstos certificados por el Consejo Regulador.

Tempranillo: Considerada la uva autóctona de Rioja, es la variedad más característica de esta Denominación, fundamento de la identidad de sus vinos tintos y una de las grandes variedades nobles del mundo. Ocupa más del 75% de la superficie de cultivo y es enológicamente muy versátil, capaz de producir vinos con largo envejecimiento, muy equilibrados en grado alcohólico, color y acidez, y con un paladar franco, suave y afrutado, que evoluciona a aterciopelado cuando envejece. El grado de similitud entre los viñedos de las diferentes sinonimias con el Tempranillo de Rioja es ampelográficamente variable, desde la identidad prácticamente absoluta en el caso del Cencibel, Tinto de Madrid, Tinto del País y Tinto Fino, hasta grados de similitud más reducida en el caso del Tinto de Toro y Ull de Llebre.

Garnacha tinta: Variedad de origen español que mayor superficie ocupa en el mundo, en Rioja complementa al Tempranillo por sus características aromáticas y frescura. Rica en extracto y con buena graduación alcohólica, el vino obtenido depende mucho de las condiciones ambientales (integral térmica) y de cultivo (producción); ya que mientras en zonas cálidas da el tipo de vino por el que más se le conoce, en zonas frescas da un producto muy interesante y equilibrado, ideal para la elaboración de rosados.

Graciano: Variedad autóctona muy poco extendida en otras zonas, que se complementa a la perfección con el Tempranillo. Envejece super bien, de hecho se la considera una de las variedades del futuro de Rioja, por eso su superficie de cultivo ha aumentado considerablemente en los últimos años, aunque sin alcanzar el protagonismo que tuvo antes de la filoxera. Ofrece vinos con importante acidez y contenido polifenólico, ideales para la crianza, cuyo aroma es muy peculiar, superior en intensidad al resto de las variedades de Rioja.

Mazuelo: Es más productiva que las otras variedades tintas, especialmente sensible al oidio y necesita mayor integral térmica para madurar. De aromas de baja intensidad, produce vinos con abundantes taninos, acidez elevada y color estable. Es un gran complemento del Tempranillo para vinos de largo envejecimiento.

Maturana tinta: Da vinos con una alta intensidad de color, una acidez elevada y grado probable medio. En el análisis sensorial destaca su color rojo violeta, aromas de carácter vegetal con predominio de pimiento verde y toques balsámicos y especiados. En el paladar es estructurado, destaca por su acidez y astringencia.

Al no cultivarse en ningún otro lugar del mundo, su cultivo resulta muy interesante para aumentar la originalidad, diferenciación y diversidad de los vinos de Rioja. Los análisis de ADN parecen relacionarla con la variedad Castets, prácticamente desaparecida en Francia, su país de origen.

Rioja Alta: Es la zona más occidental de la DOCa Rioja a la que pertenecen numerosas localidades que, bajo la influencia del clima atlántico y sobre una gran variedad de suelos repartidos entre los arcillo-calcáreos, arcillo-ferrosos y aluviales.

Rioja Alavesa: Esta subzona es la ubicada al norte los tres territorios de Rioja. Su ubicación geográfica está encuadrada en el País Vasco. Se extiende en poco más de 300 kilómetros cuadrados del sur de la provincia de Álava, en la orilla norte del río Ebro, sobre suelos predominantemente arcillo calcáreos situados en terrazas y pequeñas parcelas y un clima atlántico, seco y soleado.

Rioja Oriental: Subzona antiguamente denominada Rioja Baja. Como su nombre indica, ocupa el territorio más oriental de la denominación de origen, ubicados mayoritariamente al sur del río Ebro, aunque también una pequeña parte al norte, en la Comunidad Autónoma de Navarra. El principal elemento diferenciador de los vinos y viñedos de Rioja Oriental, es que están marcados por la relevante influencia meteorológica del clima mediterráneo seco.

Viura: Principal variedad blanca cultivada en Rioja, es más productiva que las variedades tintas y ofrece vinos afrutados, con un aroma floral y con notable grado de acidez, ideal para la elaboración tanto de blancos jóvenes como de crianza.

Este envejecimiento en madera constituye una forma de elaboración tradicional del vino blanco de Rioja, que en los últimos años se ha enriquecido mediante la fermentación en barrica del mosto con sus lías.

Malvasía: Hay muchas Malvasías en el mundo, pero no se consideran sinonimias de la Malvasía de Rioja que posee interesantes posibilidades para la obtención de blancos de gran calidad. El racimo maduro es de color amarillo rojizo y produce un vino untuoso y de gran intensidad aromática.

Garnacha blanca: Es la variedad que menos superficie ocupa de todas las autorizadas en Rioja y puede proceder de una mutación de la Garnacha tinta. Variedad muy parecida en su comportamiento enológico a la Garnacha tinta (vinos alcohólicos y ricos en extracto, pero escasos en aroma y acidez), cultivada en zonas frescas produce un vino agradable y con buena acidez.

Tempranillo blanco: Esta variedad procede de una mutación genética natural a partir de un solo sarmiento de una cepa de Tempranillo Tinto, localizada en 1988 en un viñedo viejo de Murillo del Río Leza (La Rioja). El racimo es de tamaño mediano y suelto, con la baya también mediana y de forma ligeramente aplastada. La brotación es tardía y el envero y la maduración precoces. La acidez total se mantiene elevada, destacando en el alto contenido en ácido málico.

Sus vinos presentan una concentración elevada en compuestos volátiles con aromas afrutados. En el análisis organoléptico presenta una excelente calidad, como la Tempranillo tinta de la que procede. De color amarillo verdoso, el aroma se describe como varietal característico, afrutado intenso a plátano, cítricos y frutas tropicales, y también floral y terpénico. Su paladar es equilibrado, con estructura y persistencia media-larga. No existe en ningún otro lugar del mundo.

Maturana blanca: Es la variedad más antigua de la que se tiene conocimiento escrito en Rioja, pues se cita ya en 1622. Las características más destacables de la variedad Maturana Blanca son su bajo pH y alta acidez, con alto contenido en ácido tartárico y bajo en potasio. Estas características compensan el alto grado que puede llegar a alcanzar esta variedad.

Turruntés: Es frecuente la confusión del nombre Turruntés con la variedad gallega Torrontés y tampoco tiene nada que ver con la variedad cultivada en Argentina. Según los análisis de ADN la única variedad parecida sería la Albillo Mayor existente en Castilla-León. El vino se describe de color amarillo pajizo con tonos verdosos, aromas afrutados con notas predominantes de manzana, destacándose igualmente su carácter vegetal y algo herbáceo. En boca es ligero, con buena acidez y amargor.

Chardonnay: Es la variedad más conocida del mundo, equivalente al Cabernet en los tintos, la más cultivada para vinos blancos de calidad en el mundo. De origen borgoñón, se la conoce también con los nombres de Morillon blanc, Beaunois, Weisser... aunque el de "Chardonnay" es el que más se ha internacionalizado.

Sauvignon Blanc: Es una variedad que forma parte del elenco internacional de variedades de calidad del vino blanco, considerada después de la Chardonnay la variedad más fina entre las blancas de origen francés. Produce vinos elegantes, secos y ácidos.

Verdejo: Variedad autóctona de la Denominación de Origen Rueda, es la variedad blanca española que ha experimentado un mayor desarrollo. El aroma y sabor de la Verdejo tiene matices de hierba, con toques afrutados de sensación ligeramente dulcificada por su potente alcohol y contrarrestada con su excelente acidez. El extracto es perceptible por su volumen y su característico toque amargo, que proyecta en boca un destello de originalidad, acompañado de una gran expresión frutal.

Gran Reserva: Son vinos de grandes cosechas que han sido criados durante un período total de 70 meses con un mínimo de 2 años en barrica de roble y 2 años en botella. En vinos blancos el período de crianza es de 4 años, de los cuales 6 meses como mínimo en barrica.

Reserva: Corresponde a vinos muy seleccionados con una crianza mínima entre barrica de roble y botella de 3 años, de los cuales uno al menos en barrica seguida y complementada con un envejecimiento mínimo en botella de 6 meses. En vinos blancos el período de crianza es de 2 años, de los cuales como mínimo 6 meses en barrica.

Vinos de municipio: Al igual que en el caso del vino de 'zona', el derecho al uso del municipio en el etiquetado se reconoce desde hace casi 20 años.

Vinos de zona: La normativa de la Denominación reconocía la existencia de tres 'subzonas' desde 1970: 'Rioja Alavesa', 'Rioja Alta' y 'Rioja Baja' (ahora denominada Rioja Oriental). Bajo el nuevo apelativo de 'zonas', el Consejo Regulador ha actualizado la regulación y visibilidad de esta indicación en el etiquetado de los vinos, que se implantó en 1998.

Viñedo singular: La indicación geográfica 'Viñedo Singular', para designar vinos procedentes de determinados viñedos o parajes, está directamente vinculada al terruño, cuyo papel se quiere distinguir y valorizar mediante la identificación en el etiquetado de esa procedencia, a lo que se añaden requisitos cualitativos que caracterizan vinos excelentes.

es la zona de la DOCa Rioja ubicada en la zona más al este de la región

Mariana Gil Juncal
Licenciada en comunicación social, periodista y sumiller.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3929 veces

Comenta