Bodega Matarromera se une al proyecto de Alltech Crop Science para revolucionar la agricultura sostenible

Carlos Moro apuesta por la agricultura de precisión y la eficiencia en el uso de recursos

Miércoles 08 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 2075 veces

Bodega Matarromera, reconocida por su liderazgo en el mundo del vino, ha dado un paso más en su compromiso con la sostenibilidad al sumarse al proyecto liderado por Alltech Crop Science. Este proyecto, parte del clúster CIMA, pretende revolucionar las prácticas agrícolas enfocándose en aspectos como la nutrición de precisión y la eficiencia en el uso de los recursos.

La participación de Bodega Matarromera no solo reafirma su dedicación a la innovación en el ámbito agrícola, sino que también marca más de dos décadas de esfuerzos constantes en pro de un desarrollo sostenible. Carlos Moro, presidente y fundador de esta prestigiosa bodega, destacó durante su intervención en la convención de Pago de La Jaraba, en Albacete, la importancia de colaborar y compartir conocimientos para afrontar los retos que implica el crecimiento poblacional y los cambios medioambientales.

El grupo CIMA, que reúne a nueve empresas líderes en el sector agroalimentario, busca fomentar un intercambio rico y productivo que se traduzca en avances significativos para la agricultura. Los objetivos son claros: aumentar la productividad de las explotaciones agrícolas sin perder de vista la innovación y la sostenibilidad. Es decir, avanzar sin comprometer los recursos para las futuras generaciones.

Bodega Matarromera se encuentra al frente de esta iniciativa con su proyecto San Bernardo Plus, el cual destaca por una gestión enfocada en la maximización del potencial de los cultivos y la minimización de impactos negativos sobre el clima y los ecosistemas. Esta empresa, que forma parte del grupo Bodegas Familiares Matarromera, lleva la bandera de la excelencia y la responsabilidad ambiental, principios que han guiado la operación de sus 11 bodegas distribuidas en 7 denominaciones de origen.

Lo que hace especialmente notable este esfuerzo es la visión a largo plazo de Carlos Moro, quien desde hace más de 40 años ha promovido prácticas que no solo buscan el éxito comercial, sino también el bienestar del planeta. Sus bodegas, ubicadas en entornos de gran belleza natural y diversidad, son un testimonio de su compromiso con la conservación y la gestión ambiental consciente.

Este proyecto con Alltech y el clúster CIMA es un ejemplo de cómo la colaboración y el intercambio de conocimientos pueden llevar a soluciones concretas y eficaces para algunos de los retos más apremiantes del sector agrícola. Bodega Matarromera demuestra una vez más que es posible alinear los intereses económicos con la conservación ambiental y la responsabilidad social, marcando un camino que esperan seguir muchas otras empresas en el futuro.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2075 veces