Decantadores de vino: cuál elegir

Vilma

Compártelo

Leído › 4707 veces

Está claro para qué sirven los decantadores de vino. Gracias a estos instrumentos podemos llevar a cabo dos procesos vitales para la degustación de esta bebida: la oxigenación y la decantación.

Son diferentes los tipos de decantadores de vino que podemos elegir, dependiendo de cuales sean nuestras necesidades. Incluso algunos de ellos van más allá de la mera funcionalidad, siendo a su vez auténticas obras de arte.

Tipos de decantadores de vino

Los decantadores de vino recuerdan en cierta forma a las ánforas romanas. Son elementos muy útiles, elegantes y estéticos que ayudan a que el vino sea el mejor posible. En el mercado pueden encontrarse diferentes tipos de decantadores de vino; a continuación te mostramos las virtudes de cada uno para que puedas escoger el que más te convenga.

De máxima oxigenación o aireadores

El vino se rompe y se oxigena profundamente cuando es vertido en un recipiente o copa con este tipo de decantador de vino.

Para la consecución de este efecto, los aireadores son diseñados con unas paredes estructuradas y una boca ancha.

Otra ventaja de los decantadores de máxima oxigenación es que pueden eliminar los malos olores que pueden surgir en vinos que hayan estado embotellados durante periodos de tiempo muy largos.

De mínima oxigenación

Los decantadores de mínima oxigenación permiten que el vino se deslice por sus propias paredes cuando es vertido en un recipiente o copa. De esta forma el vino no se rompe.

Presentan unas formas poco pronunciadas y bocas estrechas.

Estos accesorios tienen como principal función la eliminación de los sedimentos que posean los vinos, dando lugar a vinos puros decantados.

Suelen ser utilizados especialmente en la decantación de vinos jóvenes que no hayan sido filtrados.

Decantadores de vino para botellas

Los decantadores de vino para botellas suelen ser de un transparente cristal soplado, que permite que el vino sea apreciado durante el proceso, así como comprobar que en el fondo no quede ningún tipo de residuo.

Estos decantadores suelen tener la misma capacidad que una botella de vino, para que la decantación pueda ser realizada en un único paso.

Su diseño presenta numerosas formas: planos con fondo grueso y ancho, delgados con el cuello ancho, redondos con el cuello estrecho y largo, etc.

Suelen estar elaborados en cristal o vidrio, lo que permite resbalar al vino sin demora y con una rápida oxigenación.

Otra ventaja de que sean de cristal es que su propia transparencia permite una mejor limpieza de su interior.

Decantadores de diseño

Los decantadores de vino nos permiten captar el aroma real y puro de los vinos. Los largos procesos de reducción provocan que, en muchas ocasiones, nos encontremos con algunos olores azufrados que enmascaran el auténtico aroma del vino.

Sin embargo, además de esta práctica función, el proceso de decantación puede cumplir una función estética o artística por medio de los propios decantadores, que pueden resultar muy ornamentales en la mesa.

Desde compañías fabricantes de accesorios para el vino hasta escultores trabajan para diseñar decantadores de vino originales que permitan una adecuada oxigenación del vino de una forma elegante y artística.

A continuación te nombramos algunos diseñadores de decantadores de vino cuya obra es realmente impactante.

Etienne Meneau

Strange Carafes de Etienne Meneau

Este artista francés, residente en Burdeos, basa su trabajo en la naturaleza y la geometría. Ha bautizado a su última serie de decantadores de vino con el nombre de Strange Carafes, una radical interpretación de las tradicionales jarras de vino. Las propias venas del organismo humano son las que han servido de inspiración para esta obra artística y funcional. El vino representa la sangre que discurre por nuestro cuerpo.

Cada una de sus representaciones están realizadas con Pyrex y sopladas de una forma manual a partir de borosilicato.

Estas auténticas obras de arte son perfectamente funcionales, además de poseer una irresistible belleza estética que las convierten en exquisitos objetos decorativos para el hogar. Cada pieza tiene la capacidad de una botella de vino gracias a su diámetro y a su profundidad.

Su Carafe n.º 8 es la representación más exitosa de la colección. De edición limitada, posee una capacidad de 75 centilitros y una altura de 59 centímetros.

Matilda Sundén Ringnér

Decantador de Matilda Sundén Ringnér

Artista conocida y reconocida por sus decantadores de vino minimalistas. Semejantes a botellas lisas, están prácticamente cerrados, pero contando con 8 perforaciones en los extremos por los que el vino es vertido. De esta manera, el vino se sirve en forma de lluvia o cascada, los que provoca su aireación.

Jasan Ruff

Este diseñador de decantadores de vino se inspira en la naturaleza, convirtiendo sus obras en auténticas flores. Los fondos de sus piezas simulan pétalos de flores, dando lugar a unos accesorios prácticos y decorativos al mismo tiempo.

Diseño de Jasan Ruff

Empresas como Pulltex y Riedel, o la española Koala, también cuentan con interesantes decantadores de vino de diseño. Como todo lo que rodea al mundo del vino, los decantadores son una mezcla de ciencia, arte y pasión. Solo uniendo estos tres puntos es posible disfrutar de esta bebida en todo su esplendor.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4707 veces

Comenta