¿Puedo tener mi propia bodega en casa?

Jueves 22 de Septiembre de 2016

Leído › 4898 Veces

5 cosas que debes saber antes de montar una bodega en tu vivienda

Una vez adquirido el vino hay que conservarlo y, si bien es cierto que los actuales sistemas de elaboración de las bodegas permiten conservar en perfecto estado las botellas de vino en el hogar, no hay buen aficionado al vino que no sucumba ante la tentadora opción de adquirir una cava personal para el vino, una opción que además de una correcta conservación permite un mejor almacenamiento de las botellas, así como un mayor control, sin descuidar el aspecto ornamental que ofrecen las mismas.

En el mercado existen multitud de modelos de cavas para vino. Existe tanta variedad que en ocasiones resulta difícil elegir alguna por su diseño y presentación, por ello acudimos a los profesionales de Wine at Home, con el fin de pedirles algunos consejos al respecto.

Es precisamente en esto último, el diseño, en lo que más nos fijamos a la hora de comprar nuestro mueble, dejando de lado aspectos muy importantes para la correcta conservación del vino.

A continuación presentamos cinco aspectos fundamentales a la hora de montar una bodega para tu casa.

1. Cantidad

Variable fundamental, ya que definirá directamente el tamaño de la cava y las necesidades de espacio. Podemos encontrar vinotecas que van desde 12 botellas hasta 300,400,500 botellas o más.

2. Vida

Además tenemos que analizar la vida útil que le daremos. Resulta imprescindible conocer si el uso que se le dará es con el fin de utilizarla durante un lapso indeterminado de tiempo (largo plazo) o simplemente por un periodo reducido de años.

3. Tipologías

Es importante planificar que tipos de vino vamos a guardar y durante cuánto tiempo. Actualmente la mayoría de cavas se dividen por zonas de temperatura, ya que no va a ser lo mismo tener un vino tinto a temperatura óptima de 14ªC, que un espumoso a 8ºC.

4. Espacio

Comprar e instalar una cava resulta una idea muy interesante para los amantes del vino, pero de nada nos sirve adquirirla sin no disponemos de una espacio mínimo donde ubicarla. Esta elección puede variar mucho en función del espacio disponible: el suelo, un mueble o una pared apto para soportar un peso suficiente.

La orientación de la apertura de la puerta es algo que no hay que dejar de lado. Casi todos tienen la opción de cambiar el lado de apertura, otros incluyen la opción de puerta deslizable, pero es mucho mejor si planificamos esto.

5. Usos alternativos

También resulta importante conocer si la cava la utilizaremos exclusivamente para guarda, o bien como mueble complementario donde ubicar otros objetos.

¿CASA O APARTAMENTO?

La pregunta que todo buen aficionado a los vinos se estará haciendo es ¿puedo tener mi propia bodega en la vivienda? Básicamente la respuesta depende de dos requisitos, a saber, si el lugar elegido cumple las condiciones de conservación, y del espacio que disponemos en nuestro hogar para la misma.

En cuanto a esto último, si eres uno de los afortunados que pueden contar con un mayor espacio en una casa o un chalet un lugar idóneo que suele cumplir todas las condiciones de conservación es el sótano, siempre que este espacio no vaya a convivir con el garaje, trastero, lavadero, despensa,...

En caso de no ubicarlo en el sótano siempre hay que buscar plantas bajas preferentemente a las alturas, buscando siempre las estancias más frías posibles. La orientación norte, es preferible en el hemisferio norte, y la sur en el hemisferio sur, al resultar más frías.

Para los que cuenta con el, más o menos, reducido espacio de un apartamento o piso también es posible ubicar una bodega personal, aunque en estos casos hará falta un poco más de empeño y ganas.

Los apartamentos actuales no suelen venir "sobrados" de espacio, además suelen ser más calurosos y con más iluminación que las viviendas unifamiliares. Sin embargo no hay que desesperar, porque se pueden encontrar diversas alternativas diseñadas para espacios más reducidos.

En los casos de los pisos es importante buscar una mínima localización disponible. Si el piso es antiguo y dispone de una estancia disponible será más que suficiente. Algunos pisos tienen alguna habitación pequeña interior que podría servir. Si tampoco se cuenta con una habitación una alternativa sería destinar el trastero para este uso siempre que el mismo esté ubicado en la planta baja o el sótano del edificio. Por último si no dispone de ninguna de las citadas opciones y sólo le queda la opción de conservar los vinos en la propia vivienda, debería buscar una estancia con la menor vida posible, como una estancia de paso o un recibidor.

La opción final si no dispone del espacio suficiente es crear un armario a medida climatizado buscando la mejor ubicación dentro de la propia vivienda.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta