Sostenibilidad e innovación marcan la apuesta por la diferenciación de la Denominación de Origen Uclés

Carmen Fernández

Lunes 17 de Diciembre de 2018

Leído › 2121 Veces

Sostenibilidad, economía circular, cambio climático... son conceptos que aún suenan extraños en otros territorios pero el modo de entender el vino para esta pequeña Denominación de Origen

Si hay algo por lo que ha apostado claramente la Denominación de Origen Uclés y que se está convirtiendo en elemento diferenciador de los vinos elaborados en este territorio conquense, especialmente privilegiado por su conjunto orográfico y climatológico, es su compromiso con el medio ambiente.

Sostenibilidad, economía circular, cambio climático... son conceptos que aún suenan extraños en otros territorios pero que no son nuevos para esta pequeña Denominación de Origen, situada entre Cuenca y Toledo, que en los últimos años apuesta fuerte por la construcción de un sector vitivinícola rentable, moderno y con futuro. Un futuro que estos bodegueros contemplan a medio y largo plazo, para garantizar el legado del territorio y la tradición vitivinícola a generaciones futuras.

No en vano la Denominación de Origen Uclés es la primera D.O. española en medir la Huella de Carbono en su totalidad que sitúa a Uclés a la cabeza de la sostenibilidad en el mundo del vino. Esto ha llevado a 3 bodegas de la D.O. Uclés a obtener la certificación Wineries For Climate Protection, convirtiéndose así en las primeras bodegas en recibir esta distinción, cuyo esquema ha sido elaborado por la Federación Española del Vino.

La entrega de dichas certificaciones por parte de AENOR, se produjo en el marco de la celebración de una jornadas técnica divulgativa y de formación que se celebró el pasado 19 de diciembre, bajo el título "Oportunidades de lucha frente al cambio climático en el sector vitivinícola: energía, residuos, recursos hídricos e innovación", y en la que, de nuevo, la Denominación de  Origen apuesta por la sostenibilidad como hilo conductor en una jornada que busca demostrar que las acciones empresariales dirigidas a la defensa medio ambiental pueden ser rentables.

Destacados expertos se dieron cita en estas jornadas con el objetivo de abordar los retos que para la viticultura supone el incremento de la temperatura y el cambio climático, además de conocer los procesos que se pueden incorporar en las tareas vitivinícolas y que permiten reducir la Huella de Carbono.

Las ayudas europeas que existen para la implantación de estas medidas de sostenibilidad, el uso y gestión del agua o la implantación de la economía circular para obtener otros recursos y productos para la bodega, fueron algunos de los temas que se abordaron en la jornada, celebrada en el Monasterio de Uclés.

INTERÉS DE LOS BODEGUEROS

Cuatro han sido ya las ediciones de unas jornadas técnicas que han conseguido cosechar muy buenos resultados, captando el interés de los bodegueros.

Y es que la formación es otro de los elementos que caracteriza el trabajo que viene desarrollando este Consejo Regulador, a través de diferentes eventos como la participación en ferias y el desarrollo de catas comentadas, con el objetivo de que los consumidores descubran estos vinos elaborados en la demarcación geográfica de la Denominación de Origen Uclés.

BÚSQUEDA DE LA DIFERENCIACIÓN

Blancos, rosados y tintos, espumosos, jóvenes o con crianza, los vinos de Uclés se elaboran en 25 localidades de Cuenca y dos de Toledo dentro de una de las denominaciones de origen más jóvenes de España. Nacida oficialmente en 2006 agrupa un territorio con unas características muy especiales y unas condiciones climatológicas idóneas que permiten producir vinos distintos de los que se elaboran en su contorno.

Estas condiciones unidas a una larga experiencia en el cultivo de la vid, han llevado a la creación de esta inquieta Denominación de Origen, volcada desde sus comienzos en la investigación y la innovación, para ofrecer respuestas a los retos que afrontan los viticultores.  Retos como el del cambio climático, pero también el de la comercialización o el de la búsqueda de la diferenciación como valor añadido de sus elaboraciones.

Estas inquietudes son también las que le han llevado a mostrar su apoyo a un proyecto con un recorrido tan interesante, como el de la recuperación del uso de la tinaja como elemento de crianza para los vinos, apostando por la valorización de elementos tradicionales para la elaboración de los vinos aplicándoles los conocimientos de elaboración vitivinícola actuales.

El proyecto, denominado Govalmavin  e iniciado el año pasado, está impulsado en colaboración con diferentes centros de investigación, bodegas y la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), además de la colaboración del Observatorio Español de los Mercados del Vino (OEMv).

En definitiva, una vez más la Denominación de Origen Uclés demuestra que términos como medio ambiente y rentabilidad o que innovación y tradición vitivinícola no son contradictorios, sino más bien combinan caras de la misma moneda: la de la elaboración de vinos de calidad.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta