121.763 Seguidores !

Dieta mediterránea y una copa de vino en la cena para combatir la diabetes

Viernes 09 de Marzo de 2018

Leído › 6826 Veces

La Asociación Estadounidense de Diabetes respalda un estudio sobre nutrición que demuestra que dieta mediterránea y una sola copa de vino en la cena ayudan a combatir la enfermedad

La aterosclerosis (variedad de la arterioesclerosis), una afección en la cual las arterias se estrechan y se endurecen debido a la acumulación de grasa, puede conducir a una variedad de problemas de salud importantes. Las personas con diabetes se consideran en alto riesgo de desarrollar esta enfermedad.

La pregunta que surge ahora es ¿podría el vino ayudar a luchar contra esta enfermedad? La respuesta desde el lado de la ciencia es sí.

Un reciente informe elaborado por, nada menos que, la Asociación Estadounidense de Diabetes y publicado en el European Journal of Clinical Nutrition analizó si el consumo moderado de vino, repetimos consumo moderado de vino, podría tener un efecto sobre la aterosclerosis carotídea en personas con diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes.

Como parte de un riguroso y amplio estudio sobre enfermedades cardiovasculares y diabetes, los investigadores prescribieron a participantes voluntarios con diabetes tipo 2, que normalmente se abstienen de beber alcohol, una copa de vino tinto o blanco todas las noches con la cena durante dos años.

A cada participante también se les prescribió una dieta mediterránea, que en estudios anteriores se había mostrado eficaz para reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, entre otras enfermedades.

Al comienzo del estudio, los investigadores tomaron medidas mediante ultrasonidos de 174 de las arterias de los participantes, y encontraron que el 45 por ciento de ellos ya tenían placa detectable.

Después de los dos años de dieta mediterránea y copa de vino, los investigadores descubrieron que ninguno de los participantes había experimentado aumento en el volumen de placa. Además, detectaron que aquellos participantes con una placa más alta al comienzo del estudio tuvieron una reducción notable en el volumen de la placa.

"Muchos estudios observacionales ya habían demostrado una asociación positiva entre el consumo moderado de alcohol y los beneficios para la salud, pero las recomendaciones para el consumo moderado siguen siendo controvertidas", dijo Rachel Golan, investigadora de la Universidad Ben-Gurion del Negev y autora principal del estudio.

"Este ensayo a largo plazo sugiere que iniciar la ingesta moderada de vino, especialmente el vino tinto, entre los diabéticos bien controlados como parte de una dieta saludable es aparentemente seguro y disminuye modestamente el riesgo cardiometabólico", subrayó Golan.

Si bien estos hallazgos no significa que todos los diabéticos tipo 2 deban beber vino para limpiar sus arterias, el estudio se suma al creciente conjunto de investigaciones serias que respaldan los efectos beneficiosos del vino en problemas de salud tanto cardiovasculares como relacionados con la diabetes.

Fuente: Effect of wine on carotid atherosclerosis in type 2 diabetes: a 2-year randomized controlled trial

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta