Cómo controlar la botrytis en tu cultivo de vid

La botrytis es una de las enfermedades que más preocupan en las bodegas españolas. También llamada podredumbre gris, esta enfermedad...

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 18592 veces

La botrytis es una de las enfermedades que más preocupan en las bodegas españolas. También llamada podredumbre gris, esta enfermedad puede generar importantes pérdidas en la cantidad y la calidad del fruto; algo que se traduce en unos peores vinos y una producción reducida que afecta directamente al bolsillo.

Considerada como una de las enemigas más importantes en cada ciclo de cultivo y recolección de la vid en España, conocer qué es la botrytis en la vid, cómo afecta a los cultivos y cómo prevenirla es la clave para el éxito de los proyectos bodegueros de nuestro país.

Qué es la botrytis

La botrytis es un hongo muy común en el mundo hortofrutícola. Si bien en nuestro caso nos interesa cómo afecta a la vid, este moho gris suele ser el causante de enfermedad en más de 200 especies vegetales.

Especialmente cruda en frutales y en plantas que crecen en invernaderos, la botrytis no es más que un hongo necrotrófico. ¿Qué significa esto? Que es una infección que mata las células de la cepa introduciendo enzimas y toxinas que impiden el crecimiento de hojas y frutos y enfermando las que ya han crecido.

Una plantación donde la botrytis no sea controlada de manera profesional y rápida está condenada a su desaparición: el final es la muerte celular de la planta. Llegados a este punto, la única solución sería eliminar la vid y plantar otra en su lugar, algo que perjudicaría directamente a los vinos elaborados en la bodega.

Cómo afecta a los cultivos: síntomas

Los efectos de la presencia de la botrytis en la vid son inmediatos y muy fáciles de percibir a simple vista.

El primer síntoma de esta enfermedad es el oscurecimiento de las hojas. Estas presentarán un color amarillo que tiende al óxido y se secarán rápidamente. De manera inmediata, el hongo pasa a la uva, que se reseca y eleva su concentración de azúcar. En otras palabras: convierte los racimos en un producto desequilibrado, inservible para producir vinos que cumplan con los estándares de calidad del momento.

La botrytis también mata las levaduras presentes de modo natural en las bayas. Desde el punto de vista enológico esto es gravísimo: la fermentación no se puede producir de manera natural y el líquido resultante de la prensa de la uva no generará alcoholes, con lo que la elaboración del vino se hace imposible.

Una visión macro magnificada extrema de los hongos Botrytis cinerea que crecen dentro de un laboratorio de investigación científica, una enfermedad común de la fruta y la flora, también conocida como podredumbre gris
Una fotografía obtenida a través de microscopio de laboratorio de los hongos de Botrytis cinerea que provocan la podredumbre gris.

Claves para prevenir la botrytis en un cultivo de vid

Aunque la botrytis tiene tratamiento, lo mejor es prevenir su aparición. De esta manera, el agricultor se asegura de que sus vides van a presentar el mejor estado de salud durante todo el ciclo de crecimiento de la uva. Y así obtener un fruto de calidad para crear los mejores tintos, blancos o rosados que pueden salir de su explotación.

Las claves para prevenir la botrytis en un cultivo de vid son las siguientes:

  • Control de plagas: un control preventivo con fitosanitarios es la mejor fórmula para impedir la llegada de este hongo y de otras enfermedades que afectan de manera importante a los viñedos. En el caso de la botrytis, el tratamiento es clave.
  • Elevar la observación: la observación de las cepas es clave. Un análisis visual continuado permitirá identificar rápidamente que una planta presenta signos de botrytis. En estos casos, la principal recomendación es eliminar directamente la vid afectada; lo mismo para los racimos que sean atacados.
  • Favorecer la ventilación de las plantas: como todo hongo, la podredumbre gris se encuentra más cómoda en ambientes húmedos y oscuros. Por eso, se recomienda espaciar la distancia entre las viñas, un deshojado para que la cepa esté lo más aireada posible y mantener el riego lo más ajustado que sea recomendable para no crear un ambiente propicio para la enfermedad.
Hojas enfermas por botritis
Hojas enfermas por botritis

Cómo controlar la botrytis en la vid

Más allá de estos consejos que pueden ayudar a prevenir la botrytis, como especialistas en el mundo de los viñedos identificamos una serie de pasos que son esenciales para controlar la enfermedad en el campo:

  • Momentos para el tratamiento: aunque este hongo puede aparecer en cualquier momento, la floración de las viñas es el momento en el que más hay que extremar los cuidados y aplicar el tratamiento fitosanitario. Las otras fases donde hay que activar todas las alarmas son el precierre, el envero y la cosecha.
  • Consulta las estaciones meteorológicas: la tecnología aplicada a los cultivos es muy interesante para el control de plagas. Los sistemas de riego epidemiológicos permiten identificar el riesgo de botrytis y, por tanto, organizar la cosecha y riegos cuando llegue el momento ideal.
  • Atención a la polilla de la vid: la Lobesia botrana está directamente vinculada a la aparición de la botrytis. Esto quiere decir que si se identifica la presencia de este insecto en la plantación hay que actuar de inmediato, pues sus picaduras en el fruto propician el arraigo del hongo en los racimos.

Esta es la información más importante que hay que tener en mente siempre para combatir la botrytis en los cultivos de uva. Gracias a todos los pasos para su control y prevención se pueden lograr viñedos sanos y con la capacidad suficiente como para dar grandes vinos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 18592 veces