Qué son las cepas de vino

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 6830 veces

Si te interesa el mundo del vino y estás comenzando a aprender sobre vitivinicultura, seguro que te has preguntado qué son las cepas de vino y cómo puedes identificarlas.

Las cepas son las diferentes variedades de vides que producen diversos tipos de uvas con características diferenciadoras. Estas pueden localizarse en ámbitos geográficos concretos, aunque gracias a las técnicas de viticultura se van extendiendo, y se reproducen mediante esquejes, injertos y acodos.

Conozcamos mejor las clases de cepas de vino y sus características.

Qué son las cepas del vino

Si nos ponemos puristas en cuanto al lenguaje, la cepa es la parte del tronco de la vid. Pero en el mundo de la enología, se habla de cepas de vinificación para referirse a las variedades de uva con las que se elabora el vino.

Dentro de la clasificación también se encuentran las cepas de mesa, destinadas a la uva de consumo fresco como fruta y a las que se destinan a la pasificación.

Las cepas se dividen principalmente en cepas tintas y cepas de variedades blancas. La información sobre la cepa es cada vez más demandada por el público. Tradicionalmente, en el etiquetado del vino se ha destacado la Denominación de Origen o la zona de producción, pero en la actualidad, muchos aficionados al vino quieren conocer las cepas para tener una idea más completa sobre el vino que van a adquirir, regalar o degustar. Por eso, cada vez es más común que aparezcan las cepas en el etiquetado.

Cómo puedes identificar las cepas

Existen cientos de variedades de uvas que pueden vinificarse. La forma más sencilla de identificar la cepa en botella es, obviamente, leer el etiquetado.

Pero ya desde el viñedo se pueden identificar las cepas de vino por sus características morfológicas. El tipo de hoja, la composición y aspecto de los racimos, el color del fruto o el tamaño del grano son algunos de los elementos que pueden ayudarte a conocer el tipo de cepa.

En la fase de cata también se entrenan los sentidos para reconocer las variedades de uva que están presentes en la copa. Por ejemplo, un cabernet sauvignon te recordará al pimiento verde en su fase aromática.

Tipos de cepas más populares

Las mejores cepas de vino son las denominadas “nobles”. Estas cepas se caracterizan por su fuerte arraigo en los territorios, su calidad y la capacidad que tienen para obtener monovarietales. Las cepas nobles suelen adaptarse bien a las condiciones climatológicas, son versátiles y resistentes. Esto ha hecho que se extiendan por el mundo y sean consideradas las más populares.

Dependiendo de los autores, se identifican un mayor o menor número de cepas nobles. Pero las principales son las que te describimos a continuación. Con estos sencillos datos sabrás identificarlas y conocer sus características.

Tempranillo

Es la cepa española por antonomasia. Es la más utilizada para la elaboración de vino en España. Los vinos elaborados con Tempranillo son idóneos para la crianza. Esta cepa produce tintos poco tánicos, con poca acidez o acidez moderada. Son ligeros, aunque cuentan con una buena intensidad aromática.

Cabernet sauvignon

Es de las cepas más extendidas a nivel mundial. Su origen se localiza en Francia. Los tintos de esta variedad destacan por su cuerpo e intensidad. Contienen muchos taninos, lo que hace que ganen en matices y finura cuando envejecen.

Syrah

Su origen está en el sureste francés. Esta cepa destaca por su facilidad de cultivo y su versatilidad. Por eso se encuentra en latitudes muy diferentes como Europa, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Argentina. Los tintos elaborados con syrah son tánicos, de coloración intensa y con gran sabor y cuerpo.

Merlot

Los vinos de Burdeos son quizá los grandes representantes de esta cepa. Son tintos con gran potencial aromático, sofisticados y elegantes. Cuentan con baja acidez y taninos suaves. Sus aromas predominantes son especiados y recuerdan al chocolate o el café. En boca son frutales, con especial protagonismo de los frutos rojos.

Garnacha

Otra cepa de vino española se cuela entre las más populares. La Garnacha está en tendencia gracias a la facilidad de su cultivo y su versatilidad. Es ideal para producir vinos jóvenes y rosados. Los tintos resultantes son de alta graduación, mucho cuerpo y predominio de aromas frutales.

Chardonnay

La reina de las cepas blancas tiene su origen en Borgoña. Produce vinos blancos secos, de buena acidez y elegantes. Se utiliza también para la elaboración de espumosos.

Sauvignon blanc

Proviene de Francia y se cultiva principalmente en el país vecino, España, Grecia o Italia. Los blancos que produce son complejos y estructurados. No es una cepa adecuada para el envejecimiento.

Riesling

Ideal para elaborar blancos dulces y semisecos. La riesling produce vinos muy afrutados, frescos y con cuerpo. Aunque proviene de Alemania y la región de Alsacia, en España se cultiva en los Pirineos.

 

Ahora que conoces las cepas de vino más populares, seguro que estás más preparado para identificarlas. Pero la mejor manera de entrenar tus conocimientos es ponerlos en práctica con una buena cata.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6830 veces

Comenta