Barricas de Acero Inoxidable: ¿la nueva vinificación?

¡Toma ya! En el mundo del vino está prácticamente todo inventado. Y, gracias a algunas publicaciones en redes sociales, he...

Javier Campo

Martes 02 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 5049 veces

¡Toma ya! En el mundo del vino está prácticamente todo inventado. Y, gracias a algunas publicaciones en redes sociales, he descubierto estos nuevos recipientes que comercializa una empresa de California y que no se si se van a venir a España o no

¿Qué son las Barricas de Acero Inoxidable?

Las barricas de acero inoxidable son recipientes que sustituyen a las tradicionales de toda la vida de Dios para fermentar, almacenar y/o envejecer el vino. A diferencia de las barricas de roble (por ejemplo), que están hechas de madera, las barricas de acero inoxidable están fabricadas completamente de acero inoxidable, un material resistente a la corrosión y fácil de limpiar que ya se utiliza en el mundo del vino desde hace muchos años, pero en formato deposito. El inox está disponible en una variedad de tamaños y formas, desde pequeños depósitos para fermentación hasta grandes tanques de almacenamiento. Pero lo ultimo (que me flipa mucho) es una variante de unas francesas, que conocía y que tienen el tamaño convencional de 225 litros y la forma más o menos igual y que llega de la empresa Modern Cooperage de Napa en Estados Unidos, con cosas en su interior y que os explico.

¿Qué tienen dentro estas barricas de acero inoxidable?

Pues solo les falta USB porque son de lo más completitas según sus fabricantes. Un sistema de manivela que sirve para hacer el batonage y un mecanismo de soporte de duelas de madera para que esta actúe sobre el vino, pero desde dentro en lugar que desde fuera. Dependiendo del resultado que se quiera obtener, se pondrá una tipo de madera, o tostado, o incluso, de tonelerías diferentes. ¿Qué te parece? Los que hasta ahora tenían barrica de madera, pueden seguir usando los mismos soportes ya que las dimensiones son las mismas que en las tradicionales de 225 l pero con la salvedad de que al ser las paredes más finas que las de madera, la capacidad es mayor en un 30% y el contacto con la madera aumenta en un 150% versus las tradicionales. También tienen unas membranas con las que controlar la permeabilidad del oxigeno tal cual fuesen toneles de madera convencional. Toma ya otra vez. ¿Cómo te quedas?

Ventajas del Acero Inoxidable

Las barricas de acero inoxidable ofrecen varias ventajas sobre las barricas de roble y otros materiales, siempre según sus fabricantes. Algunas de estas ventajas incluyen:

1. Neutralidad:

El acero inoxidable es un material neutro que no aporta sabores al vino, lo que permite que el carácter varietal y las características del vino se expresen plenamente sin interferencias, esto muchas veces sí que pasa con las convencionales.

2. Control de Temperatura:

Las barricas de acero inoxidable son excelentes para el control de temperatura durante la fermentación y la crianza o almacenamiento. El acero inoxidable es un excelente conductor de calor, lo que permite una rápida transferencia de temperatura y una fácil regulación, lo que es crucial para mantener el vino estable, sobre todo en instalaciones antiguas en las que el cambio climático ya ha hecho algunos estragos.

3. Higiene y Facilidad de Limpieza:

El acero inoxidable es resistente a la corrosión y fácil de limpiar, lo que lo convierte en un material ideal para mantener la higiene en la bodega. Las barricas de acero inoxidable no requieren mantenimiento especial como las tradicionales, lo que reduce los costos de mantenimiento a largo plazo.

4. Durabilidad:

Las barricas de acero inoxidable son duraderas y pueden durar mucho con el cuidado adecuado. A diferencia de las barricas de madera, que se fastidian con el tiempo o deben ser cambiadas cada x tiempo por el propio proceso y obtención de resultados que se quiera conseguir por parte del enólogo y su equipo.

5. Versatilidad:

Las barricas de acero inoxidable son versátiles y pueden adaptarse a una variedad de estilos de vino y métodos de vinificación. Desde la fermentación hasta el almacenamiento y el envejecimiento, las barricas de acero inoxidable pueden utilizarse en todas las etapas del proceso de vinificación.

¡Ole! Pues visto así todo son ventajas, pero desventajas (como en todo) también las hay. La primera es el coste ya que no parece que sean nada baratas. Que luego, a lo mejor, no resulta tan disparado porque no hay sustitución.

Entiendo, o me gustaría entender que este invento es para ahorrar costes, ahorrar madera y bosques, ahorrar agua y ser sostenibles con el planeta y esas cosas, pero seguramente nos dejamos en el camino la parte romántica y tradicional además de un montón de matices que solo tienen los grandes vinos y que dudo mucho que se puedan reproducir en este sistema. O no. Vete tú a saber. En fin... Nunca llueve a gusto de todos.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5049 veces