Campoameno compra Bodegas Isidro Milagro, con presencia en La Rioja y Ciudad Real

La bodega de Jaén amplía su negocio vitivinícola

Jueves 04 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 5188 veces

Bodegas Isidro Milagro
Bodegas Isidro Milagro en La Rioja

La expansión y crecimiento en el mundo del vino español no deja de sorprendernos. Recientemente, un movimiento empresarial ha resonado en el sector: la adquisición por parte de Bodegas Campoameno, originaria de Frailes, Jaén, del Grupo de Bodegas Isidro Milagro, un conglomerado con una fuerte presencia en regiones vinícolas emblemáticas como La Rioja y La Mancha. Este paso no solo marca un crecimiento significativo para Campoameno, sino que también simboliza la unión de tradiciones vitivinícolas de distintas partes de España.

Bodegas Campoameno, hasta ahora arraigada en la idílica Sierra Sur de Jaén, ha sido conocida por su compromiso con la calidad y la tradición. Su enfoque en variedades autóctonas como la Jaén Blanca y la Jaén Negra, junto con su apuesta por la innovación, ha cimentado su reputación en el ámbito vitivinícola andaluz. Con la adquisición de Isidro Milagro, Campoameno no solo expande su horizonte geográfico sino que también se abre a nuevas variedades de uva, denominaciones de origen y mercados internacionales.

Isidro Milagro, por su parte, no es un nombre menor en el sector. Con una producción cercana a los 30 millones de litros y una facturación anual de 40 millones de euros, su presencia en más de 70 países habla de su importancia y su capacidad de adaptación a los gustos y necesidades de un mercado global. La adquisición incluye bodegas en La Rioja y Ciudad Real, extendiendo así el alcance de Campoameno más allá de las fronteras andaluzas.

Juan de Dios Gálvez Pérez, gerente de Bodegas Campoameno, ve esta operación como una apertura hacia "nuevas oportunidades de negocio y nuevas sinergias". Esta declaración subraya no solo la ambición de crecimiento de Campoameno sino también un profundo respeto por la trayectoria y el legado de Isidro Milagro. Este respeto es crucial, ya que la integración de empresas con historias y culturas tan ricas y diversas presenta desafíos únicos, pero también oportunidades inigualables para la innovación y la excelencia.

La fusión de estos dos gigantes del vino no es solo una cuestión de negocios; es una celebración de la diversidad vinícola de España. Con instalaciones en zonas clave como La Rioja, La Mancha y ahora Jaén, el grupo ampliado puede ofrecer una gama más amplia de vinos, desde tintos robustos y blancos aromáticos hasta espumosos delicados. Además, la inclusión de vinos ecológicos en su portfolio responde a una demanda creciente por parte de consumidores conscientes del medio ambiente y la sostenibilidad.

Este movimiento también refleja una tendencia creciente en el sector vinícola español hacia la consolidación y expansión. En un mercado cada vez más competitivo, donde la calidad y la diferenciación son clave, la capacidad de adaptarse y crecer es esencial. Bodegas Campoameno, con esta adquisición, no solo asegura su posición en el mercado sino que también se posiciona como un jugador clave en la promoción de la riqueza y diversidad vinícola de España en el escenario mundial.

A través de esta expansión, Campoameno no solo crece en tamaño y alcance sino también en visión. La combinación de la tradición de Jaén con la herencia de La Rioja y La Mancha promete una sinergia que, con suerte, llevará a la creación de vinos que reflejen lo mejor de estas tierras. El futuro es prometedor y está lleno de posibilidades para este nuevo gigante vitivinícola español.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5188 veces