Los vinos de Valencia y su conquista de paladares internacionales

Autenticidad y tradición como claves del éxito

Viernes 16 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1844 veces

La Denominación de Origen (DO) Vinos de Valencia ha sido el escenario de un evento eno-cultural que ha captado la atención de los principales agentes de comunicación de la Comunidad Valenciana. Se trata de una jornada dedicada a la presentación de los vinos valencianos que han recibido las más altas puntuaciones por parte de Robert Parker y The Wine Advocate, un referente indiscutible en el mundo del vino. La sede de este encuentro ha sido Casa Los Frailes, situada en Fontanars dels Alforins, un lugar que por su historia y encanto, se convierte en el marco perfecto para tales celebraciones.

Este evento ha servido no solo como plataforma para dar a conocer los 59 vinos que han sido galardonados con más de 90 puntos, sino también para poner de relieve los 11 proyectos vitivinícolas que están detrás de estas excepcionales puntuaciones. Estos proyectos representan el esfuerzo, la dedicación y, sobre todo, el respeto por el terruño y las variedades autóctonas que definen el carácter único de los vinos de esta región.

Miguel Velázquez, de Casa Los Frailes, ha remarcado la importancia de la narrativa que acompaña a cada botella de vino, enfatizando que "nada tiene valor sin su historia". Esta filosofía ha sido un punto de acuerdo entre los asistentes, destacando la labor de Pablo Calatayud de Celler del Roure por abrir las puertas de este territorio vinícola a una audiencia global a través de The Wine Advocate.

El origen de esta ola de reconocimientos puede rastrearse hasta el trabajo pionero de Daniel Belda, quien apostó por embotellar vinos de calidad en la zona de los Alforins. Su visión se centraba en revalorizar variedades locales que habían sido subestimadas en favor de otras más comerciales. Este enfoque ha resultado en una gama de vinos con un perfil mediterráneo fresco que evoca su origen y define la identidad de la DO Valencia.

Las variedades locales, tanto tintas como Forcallat, Mandó, Bonicaire y Arcos, como blancas como Verdil, Macabeo y Malvasía, han sido las protagonistas entre los vinos mejor valorados. Esta tendencia subraya un interés creciente en los vinos que expresan autenticidad y tipicidad, alejándose de la producción masiva en favor de la calidad y la singularidad.

Salvador Manjón, presidente de la DO Valencia, ha destacado las puntuaciones de Parker como un incentivo para continuar enfocándose en la identidad territorial y la singularidad de sus vinos. La apreciación internacional no solo valida el trabajo realizado sino que también impulsa a seguir perfeccionando y comunicando los valores que hacen única a esta denominación.

Las bodegas premiadas, entre las que se encuentran proyectos tan variados como Can Leandro, Rafael Cambra, Fil·loxera & CIA, Casa Los Frailes, Celler del Roure, Los Pinos, Bodega El Angosto y el proyecto cooperativo de La Viña (Anecoop-Bodegas), comparten una filosofía común: el respeto por el pasado y el compromiso con la autenticidad. Este enfoque no solo beneficia al producto final sino que asegura la sostenibilidad del sector vitivinícola y el bienestar de los viticultores, como bien apuntaba Jorge Caus de la Cooperativa La Viña.

El renacimiento de los vinos valencianos no es fruto del azar ni una mera tendencia pasajera. Figuras como Rafa Cambra y Gabriel Sanchís, este último de Can Leandro, enfatizan un regreso a los orígenes, a la autenticidad de los vinos que reflejan la esencia de su tierra. Este movimiento hacia lo "real" y lo auténtico supone una reivindicación de los valores y las tradiciones vitivinícolas de la región, una tendencia que, sin duda, seguirá captando la atención de aficionados y críticos del vino a nivel mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1844 veces