El consumo y las exportaciones de bebidas espirituosas crecen en 2022, a pesar de los desafíos económicos

Las exportaciones alcanzan niveles récord en un contexto global complicado

Jueves 25 de Mayo de 2023

Compártelo

Leído › 3775 veces

Tras la devastadora caída en ventas de hasta el 80% provocada por la pandemia, la industria de bebidas espirituosas muestra una recuperación vigorosa, alcanzando niveles de volumen prepandémico. Sin embargo, la persistente coyuntura económica sigue impactando adversamente el valor del sector.

El 2022 registró un consumo de bebidas espirituosas de 197 millones de litros, un impresionante 19,4% más que el año anterior, acercándose a los niveles de 200 millones de litros prepandémicos. Asimismo, las exportaciones de 2022 establecieron un récord histórico, superando los niveles de 2021 por un 24%. Estos datos fueron presentados en el Congreso Nacional de Bebidas Espirituosas, que contó con la presencia de Fernando Miranda, Secretario General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura.

La Federación Española de Espirituosos, Espirituosos España, advierte que, a pesar de estas cifras alentadoras, es esencial mantener cautela. Aunque el volumen de ventas está cerca de los niveles prepandémicos, el incremento se encuentra por debajo de la inflación general acumulada en 2021 y 2022, debido a la presión ejercida por la actual coyuntura económica.

La industria de bebidas espirituosas en España mantiene una estrecha relación con los sectores de hostelería y turismo, siendo estos responsables de casi 7 de cada 10 consumiciones. Durante 2022, las ventas en el canal de hostelería registraron un crecimiento del 11,76% respecto al año anterior, a pesar de las restricciones existentes. Sin embargo, las ventas en alimentación descendieron un 13% durante el mismo periodo.

Las exportaciones de bebidas espirituosas también demostraron su robustez en 2022, alcanzando una cifra récord superior a los 1.000 millones de euros y con un volumen de más de 131 millones de litros, un incremento en valor del 24% en comparación con 2021. De esta forma, hostelería, turismo y exportaciones se consolidan como los tres grandes pilares que impulsan el crecimiento de la industria.

Pese a la adversidad económica global, el sector de bebidas espirituosas continúa generando riqueza y empleo. En 2022, el sector aportó más de 1.617 millones de euros al erario público y por cada euro generado por el sector, se producen 4 euros de valor añadido a la economía.

Sin embargo, la situación en términos de valor sigue siendo desafiante. Los crecientes costos de las materias primas, la inflación y las tensiones geopolíticas como la invasión de Ucrania, junto con el incremento de los precios de la energía y la crisis mundial de transporte y cadenas de suministro, han marcado el año.

Las expectativas para 2023 son moderadamente optimistas. El sector espera que se logre la estabilidad en el mercado y se contengan tanto la tendencia inflacionista como el enfriamiento económico. Sin embargo, para conseguirlo, se necesita estabilidad en las condiciones económicas y medidas de refuerzo para la economía, el consumo, el turismo y sectores clave como la hostelería.

El sector de bebidas espirituosas mantiene su compromiso con la promoción del consumo responsable de alcohol y la sostenibilidad medioambiental. En estos ámbitos, la industria ha invertido más de 29 millones de euros en programas y campañas de responsabilidad social y ha asumido compromisos para aumentar el uso de energías renovables, reducir el uso de agua y mejorar la reciclabilidad de los envases.

A pesar de los retos y la incertidumbre que aún persisten, la industria de bebidas espirituosas en España muestra su resiliencia, avanza con paso firme hacia la recuperación y sigue siendo un motor económico de gran importancia para el país.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3775 veces