¿Qué es un vino vintage?

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 19171 veces

La palabra vintage está asociada a objetos antiguos y de segunda mano. Pero ¿sabías que el vino vintage es algo muy distinto a ese concepto? Esta confusión viene de que el término también tiene el significado de “añada”.

Te explicamos qué es vintage dentro del mundo del vino y qué diferencias existen con respecto al vino viejo.

Qué significa que un vino sea vintage

La palabra vintage es un galicismo que en el mundo enológico identifica al año de vendimia de un vino. Por lo tanto, se considera que un vino vintage es aquel que ha sido elaborado a partir de uvas cosechadas en un año específico.

Estos vinos se consideran de mayor calidad y tienen características únicas debido a las condiciones climáticas y de cultivo de ese año en particular. Para producir estos vinos se usan uvas de añadas excelentes y por eso son escasos.

Algunos tipos de vino cuentan incluso con una normativa propia para ser considerados de categoría vintage. Los más destacables son el Oporto y el champagne.

Vintage Oporto

El Oporto vintage es un vino fortificado que pasa por un proceso de envejecimiento diferente. Se elabora con uvas selectas y pertenecientes a una cosecha excepcional. Es obligatorio añadir la añada en el etiquetado.

Las variedades utilizadas para producir este tipo de vino son principalmente touriga nacional, touriga Franca y tinta barroca, cepas de uva tinta de la región del Douro (río Duero). Las uvas son seleccionadas cuidadosamente para garantizar la calidad y la madurez adecuadas.

Las uvas se someten a un proceso de fermentación en tinos de madera, seguido de una maceración prolongada para extraer todos los sabores y aromas de las uvas. Tras la fermentación, el vino se guarda durante 2 0 3 años como máximo en barricas de roble.

Su verdadera maduración ocurre en la botella. Mediante un proceso de reducción y con una menor oxidación del vino en madera, el vino es más frutal y sus taninos se redondean. También cuenta con un color más intenso.

El resultado final es un vino con un sabor delicado pero complejo. Se trata de un Oporto rico y con notas a frutos secos, miel, frutas maduras, tabaco y especias, sobre todo a partir de los diez años de maduración en botella. Los Oporto vintage tienen un gran potencial de envejecimiento y, bien conservados, mejoran con el tiempo.

Existe otro tipo de Oporto, el LBV, siglas que significan “late bottled vintage”. Su elaboración parte de al menos 4 años en madera para luego pasar a la maduración en botella. La principal diferencia con el vintage es que no se utilizan añadas excelentes y se puede elaborar con uvas de cualquier cosecha.

El Oporto vintage y el LBV son vinos con poso y hay que tomar una serie de precauciones a la hora de servirlos. Se deben decantar e incluso usar un paño para evitar que el poso llegue a la copa.

Bodega de Oporto. Foto de Bondvit

Champagne vintage

El champagne vintage o millesime se elabora con uvas de un año específico y ha sido envejecido durante al menos 3 años en las bodegas antes de ser embotellado. Cuando un champagne se elabora con una mezcla de uvas de diferentes cosechas se denomina non-vintage.

Es un vino escaso. Para hacernos una idea, las bodegas Salon que solo elaboran champagne vintage a base de uva chardonnay, solo han sacado al mercado 40 añadas en toda su historia, que se remonta a 1905. La última añada comercializada fue la de 2012.

Bodegas de champán en Reims. Foto de Miss

Cuál es la diferencia entre un vino viejo y un vino vintage

Cuando hablamos de vinos, el término viejo no alude a defectos. Se habla de vino viejo cuando ha sido envejecido durante un período prolongado de tiempo, ya sea en barricas de roble o en botella.

Sabemos que el proceso de envejecimiento puede mejorar el sabor del vino cuando tiene buen potencial de guarda.

El vino viejo es un vino maduro que ha ganado complejidad a la par que se vuelve menos frutal y tánico. Se pueden apreciar notas de frutos secos, fruta cocida, especias, cuero, tabaco, caramelo o madera. Sin embargo, el año de cosecha no es un factor determinante para este tipo de vino, ya que puede ser elaborado con uvas de diferentes años.

Por su parte, el vino vintage se produce con uvas de una añada específica y excelente que condiciona el sabor, aroma y calidad del vino.

El vino vintage no debe confundirse con un vino viejo. Son dos conceptos distintos que todo buen aficionado a la enología debe conocer. El vino vintage tiene un carácter de exclusividad debido a que se produce en pocas ocasiones y necesita de una uva de máxima calidad para su elaboración. Disfrutar de una botella de este tipo es un lujo que todo amante del vino debe probar al menos una vez en la vida.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 19171 veces