Pierna de cordero al horno con vino blanco: la receta perfecta para Navidad

Manuel Rivera

Jueves 23 de Diciembre de 2021

Compártelo

Leído › 2125 veces

Uno de los platos clásicos infalibles que se sirven durante las fiestas navideñas es la pierna de cordero al horno con vino blanco. Es una receta que se puede preparar con antelación, nos permite dar de comer a muchas personas sin mayor esfuerzo y mientras se hornea puedes dedicarte al resto de preparativos. Veamos cómo hacer la pierna de cordero al horno para que quede bien dorada por fuera y jugosa por dentro.

Ingredientes

Para elaborar esta pierna de cordero al horno con patatas necesitamos

  • 1 pierna de cordero por cada dos comensales
  • 1 cebolla
  • 1 patata mediana por comensal
  • 8 dientes de ajo
  • Tomillo
  • Romero
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 200 gramos de manteca de cerdo
  • 300 mililitros de vino blanco de calidad

Tiempo

3 horas

Dificultad

Fácil

Pierna de cordero al horno con vino blanco paso a paso

Elegir el vino 

Para cocinar esta receta de pierna de cordero al horno te recomendamos utilizar un vino blanco seco. Variedades como la sauvignon blanc o la verdejo aportan frescura que contrasta con la potencia de la carne. Un vino de Rueda es una apuesta segura para esta receta. 

Marinar el cordero

Pide al carnicero que te haga unos cortes en la pierna para que se hornee mejor. Para obtener el máximo sabor, lo ideal es marinar la carne y dejarla en la nevera durante toda la noche. Prepararemos una pasta con 5 dientes de ajo, perejil, tomillo, aceite de oliva virgen extra, sal y un chorro de vino blanco. Untamos bien las piernas de cordero, con especial atención en los cortes. Reserva en la nevera tapadas con film. 

Prepara las patatas

Los tiempos de cocción son muy distintos en esta receta. Te recomendamos que ases las patatas en una bandeja de horno diferente a la carne.

Corta en rodajas gruesas y hornea junto a la cebolla en rodajas y un chorro de vino blanco. Puedes añadir un majado de ajo y perejil para darles más sabor. Las patatas tardarán unos 40-50 minutos en estar melosas, dependiendo del horno y del grosor. Tenlo en cuenta para meterlas en el horno y que terminen de hacerse a la vez que el cordero. 

Hornea las piernas de cordero

Precalienta el horno a 220 °C durante al menos 20 minutos para que esté muy caliente cuando metas las piernas de cordero. 

Unta las piernas de cordero con la manteca de cerdo. Este es el mejor truco para que la carne quede untuosa y dorada. Pon las piernas en la bandeja del horno con las incisiones hacia arriba, junto con la mitad del macerado, los dientes de ajo restantes, una rama de tomillo, otra de romero y 150 mililitros de vino. 

Baja la temperatura del horno a 180 °C y hornea durante una hora con calor arriba y abajo y sin ventilador. Pasado ese tiempo, da la vuelta a las piernas de cordero y hornea otra hora.

Durante el horneado, ve añadiendo vino y macerado para que la carne no se quede seca. Riega la carne con el jugo que va saliendo con ayuda de una cuchara de madera.

Sube la temperatura del horno a 200 °C y hornea otros 20 minutos para que se tueste la grasa. Cuando la carne esté tierna, apaga el horno y deja reposar las piernas dentro durante 30 minutos.

 

Sirve con las patatas y salsea con los jugos que han quedado en la bandeja del horno. Acompaña con un vino tinto, mejor si tiene un paso largo por madera. Un Rioja o un Ribera del Duero son clásicos que no te fallarán.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2125 veces

Comenta