Champagne reducirá más de un 20% su producción para evitar una caída de precios por el coronavirus

Viernes 21 de Agosto de 2020

Compártelo

Leído › 3239 veces

Una camarera sirve una copa de champán en el restaurante La Grande Georgette frente a la catedral en Reims, la región de Champagne, al este de París, el martes 28 de julio de 2020. (Foto AP / Francois Mori)

En un reciente artículo de Vinetur recogíamos la situación que se vive en Champagne donde se encuentran ante la peor crisis de su historia motivada por el Coronavirus en el que productores de la región estimaban unas perdidas alrededor de 1.700 millones de euros en ventas este año, ya que el volumen de negocios cayó en un tercio, una situación sin precedentes en la memoria viva y peor que la Gran Depresión. Ante la difícil situación, el Comité Interprofessionnel du vin de Champagne decidió reunirse el pasado 18 de agosto para establecer las medidas de emergencia a adoptar.

Finalmente, tal y como informa Associated Press, los productores franceses de champán decidieron el pasado martes establecer unos límites sin precedentes a la cantidad de uvas que cosecharán este año con la esperanza de apuntalar los precios y contener los daños causados ​​por la pandemia de la Covid-19.

Como resultado, han acordado recortar sus rendimientos en el 21% para la cosecha de 2020, lo que ha provocado que los volúmenes producidos caigan en casi 100 millones de botellas, en comparación con años anteriores.

La cosecha de este año, que comenzó también a principios de esta semana, tendrá un tope de producción de 8.000 kilos por hectárea, lo que equivale a 230 millones de botellas. En un año medio, la producción suele rondar los 10.800 kg por hectárea, suficiente para producir alrededor de 315 millones de botellas, aunque la cosecha del año pasado ya se limitó a 10.200 kg / ha o el equivalente a 300 millones de botellas.

Las bodegas de la región junto al Comité, que representa a 16.000 viticultores, han estado discutiendo por llegar a un límite mutuamente aceptable para la cosecha de este año, debido al impacto adverso que la pandemia global ha tenido en las ventas de Champagne, con estimaciones que sugieren que la región podría estar en camino de perder hasta 100 millones de botellas en ventas.

Cualquier decisión tomada por el Comité tenía que ser acordada tanto por los viticultores como por las bodegas de Champagne. Por un lado, los productores de uva, que pueden cobrar más de seis euros por kilogramo de uva, querían que los rendimientos se mantuvieran en línea con los niveles anteriores recientes de más de 10.000 kg / ha para proporcionarles fondos suficientes para pagar los costes de las viñas, así como una renta familiar.

Por otro lado, las bodegas de Champagne, menos interesadas en recibir una oferta abundante de uvas, ya que les preocupa que esto provoque un exceso  de producto y por tanto una caída de los precios del espumoso más famoso del mundo. Como resultado, propusieron al Comité un límite de 6.000-7.000 kg / ha, alrededor de la mitad del volumen que normalmente produce la región.

Si los precios de la uva finalmente siguen siendo los mismos que el 2019 (6,55 euros por kilo), los viticultores perderán 14.410 euros por hectárea en comparación con el rendimiento del año pasado de 10.200 kg / ha, lo que aportó 66.810 euros por hectárea. Es decir, los 8.000 kg / ha  finalmente acordados y suponiendo que se paguen al mismo precio, resultarán en solo 52.400 euros por hectárea.

En cuando al destino de la uva no admitida, el principal uso será para venderlas a destilarías a menor precio.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3239 veces

Comenta