El vino, tu ingrediente secreto para sorprender estas Navidades

Carmen Fernández

Martes 17 de Diciembre de 2019

Leído › 2138 Veces

Opciones de maridaje y coctelería con las que podrás impresionar a tus invitados en las celebraciones navideñas

Hay sonidos que inevitablemente nos sugieren celebración y nos invitan a compartir, a sonreír y a disfrutar. El sonido del descorche de una botella es uno de mis favoritos pero también el de una coctelera boston haciendo sonar los hielos en su interior. Ahora que estamos a punto de comenzar a ponernos festivos con la inminente llegada de la Navidad te invitamos a echarle un vistazo a las opciones de maridaje y coctelería que nos propone el sumiller Javier Campo y con las que podrás sorprender a tus invitados en las celebraciones de diciembre. En todas ellas, como no podría ser de otro modo, el vino es el gran protagonista.

Acidez y marisco

Sin duda es un binomio que no falla y, en buena parte de nuestro territorio español, no podemos disociar una celebración navideña del disfrute de pescados y mariscos. La acidez de vinos elaborados con variedades blancas como el Albariño o el Verdejo son ideales para combinar con estos platos. Por ejemplo, el BLUME verdejo de Rueda de Pagos del Rey podríamos encajarlo a la perfección con unos entrantes de mariscos fríos. Para los más atrevidos, un sashimi de Suzuki (lubina) con miso y germinados de rabanito sería ideal también para disfrutar de este blanco, fresco y frutal.

Aves y tintos con carácter

Si en Estados Unidos apuestan por el pavo, en España tenemos un ave ideal para disfrutar de una cena elegante y llena de matices, la pularda. Crianzas con cuerpo y carácter como el CASTILLO DE ALBAI crianza de La Rioja encontraremos el maridaje perfecto para conseguir resaltar los sabor de un asado de pularda con ciruelas y orejones o de unas fantásticas terrinas de paté con finas hierbas y pimienta, perfectos para abrir una cena navideña.

Plato fuerte

Pero qué sería de una tradicional comida navideña sin una elaboración contundente. Para estos casos debemos tener siempre un reserva de la Ribera del Duero como ALTOS DE TAMARÓN que por su elegancia y estructura se convertirá en nuestro plato fuerte de las navidades acompañado por un chuletón de rubia gallega con esos toques férricos o con un guisado de carrilleras de cerdo ibérico a baja temperatura con reducción de vino tinto.

Digestivos divertidos

Las largas sobremesas que acompañan a estos ágapes navideños son perfectas para disfrutar de la coctelería y, sobre todo, para disfrutar de algo más que un gin&tonic. Desde que se inventó el cóctel, concebido como elemento de distinción pero también como estimulante del apetitivo o como bebida de celebración-, el vino siempre ha sido uno de los componentes fundamentales y en los últimos años se está recuperando cada vez en mayor medida elaboraciones que lo incorporan.

Así, por ejemplo, cuando el dulce excesivo empañe el final de nuestra comida navideña, podemos echar mano de un Red Ginger cuyo punto de amagor aportado por el jengibre nos ayudará también en la digestión.

RED GINGER

  • 1 Parte de Vino Tinto Altos de Tamarón
  • 4 Partes de Ginger Ale
  • Unas gotas de angostura

Se sirve en vaso long drink con hielo picado, primero el vino, luego el ginger y por último las gotas de angostura. Doble pajita negra y hojas de menta fresca para decorar.

Si, por contra, queremos redondear nuestra cena podremos volver al punto de origen y apostar nuevamente por un verdejo para una elaboración que tiene como base el famoso pisco sour, el Verdejo Sour, que serviremos en copa alta de cóctel con un twits de limón.

VERDEJO SOUR

  • 1 Parte de Verdejo Blume
  • Jugo de limón
  • Jarabe de glucosa o azúcar líquida
  • Clara de huevo
  • 1 dash de Cointreau

¿Que no hemos mencionado los espumosos en estas propuestas para disfrutar de los vinos en estas Navidades? Evidentemente, porque las propuestas de vinos para disfrutar en estas fiestas son tan amplias como uno quiera, gracias a la amplísima variedad de elaboraciones que podemos disfrutar a lo largo de todo el territorio nacional. Estas no son más que unas pocas pero nos dan un ejemplo de las enormes posibilidades de disfrute de los vinos a lo largo de toda una celebración, desde el aperitivo al postre. Solo queda probar y disfrutar!

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta