¿Qué es un Master of Wine?

Abraham Muinelo

Viernes 16 de Junio de 2017

Leído › 9632 Veces

El reconocimiento como MW demuestra haber alcanzado unos elevados estándares en el conocimiento del arte, ciencia y negocio del vino

Durante más de seis décadas el Institute of Masters of Wine representa el conocimiento y la excelencia en el mundo del vino, incluyendo también la visión estratégica como modelo de negocio.

El origen del Institute of Masters of Wine

En Inglaterra, "The Twelve Great City of London Livery Companies" hace referencia a los gremios comerciales medievales, convertidos en la actualidad en poderosas organizaciones. Una de ellas era The Vintners Company, que obtuvo su "chapter" (documento que la establece formalmente y en el que se reflejan sus derechos y privilegios) en 1363, otorgándole derechos especiales para la comercialización del vino.

Tras la segunda guerra mundial, para organizar y profesionalizar el sector, The Vintners Company y la "Wine and Spirit Association", aunaron esfuerzos para promover el comercio del vino británico y certificar formalmente a sus miembros más destacados. Así pues, se celebró el primer examen en 1953, al cual se presentaron 21 candidatos. De todos ellos, 6 aprobaron el examen y se convirtieron en Masters of Wine. Dos años más tarde, en 1955, aquellos que pasaron el examen inaugural, crearon el Institute of Masters of Wine.

En la actualidad, para ser Master of Wine hay que superar unos altos estándares en el conocimiento del mercado del vino, incluyendo una notable capacidad de análisis sensorial.

No obstante, es importante destacar que no estamos hablando de enología ni de viticultura como tal, es decir; química orgánica, microbiología enológica, tecnología enológica, tecnología de la producción vegetal, termotecnia, etc. Esas materias se imparten, desde el aspecto científico-técnico, en carreras universitarias de ingeniería y de enología, siendo necesaria una buena base de matemáticas, física y química para superarlas.

Así pues, un Master of Wine está enfocado a una exhaustiva formación en mercados, tipos de vinos, diferentes vinos del mundo, áreas geográficas y zonas de elaboración, procesos de elaboración y análisis sensorial.

Los que superan los exámenes y pasan a formar parte del Instituto Masters of Wine, firman un código de conducta en el que prima la honestidad y la integridad, aspecto que no llama la atención en el mundo anglosajón, precisamente de donde proviene el concepto "compliance", en el cual los códigos éticos son considerados fundamentales. En la actualidad hay 356 Masters of Wine trabajando en 29 países.

El acceso al programa

Para acceder al programa MW hay que contar con una formación WSET Level 4 Diploma (que imparte la organización Wines and Spirits). No obstante, también se puede acceder con una titulación universitaria relacionada con el vino (grado o licenciatura en enología, ingeniería agrónoma, etc). Por otra parte, es necesario demostrar un mínimo de 3 años de experiencia en el sector y la prescripción de un Master of Wine o de un profesional de prestigio del sector. Se debe superar una prueba de acceso teórica y una cata a ciegas.

La formación es semipresencial por lo que el alumno debe tener una alta capacidad de autogestión. Existen seminarios presenciales y un tutor, pero gran parte del trabajo se basa en la constancia y la motivación. El programa tiene una duración mínima de 3 años, y se puede compatibilizar con el trabajo, el cual, en la mayoría de los casos, suele estar relacionado con esta formación. No obstante, parece evidente que la barrera idiomática es clave para que haya nuevos Master of Wine españoles.

Se puede estudiar y realizar el examen en tres áreas geográficas diferentes; Europa, Australasia y América del Norte. El programa europeo consiste seminarios que se realizan en varios países, actualmente en Austria, Francia y el Reino Unido.

Pedro BallesterosPedro Ballesteros, MW español

España, a pesar de contar con excelentes expertos y reputados ingenieros y enólogos, solo cuenta con un Master of Wine, Pedro Ballesteros, ingeniero agrónomo y excelente profesional con el que tuve el placer de compartir catas. Una persona que cumple extraordinariamente el perfil MW, humilde, formado, afable y con un código ético basado en la integridad, honradez y transparencia, tal como demuestra en sus ponencias en las que destaca el vino como cultura, historia, tradición y significado. En la inminente Feria Internacional de Burdeos asistiremos a sus catas -organizadas por el ICEX-, lo que siempre es un placer.

Sarah Jane Evans, expresidenta del Instituto y gran conocedora de los vinos españoles, es otra MW digna de mención. Cabe subrayar que hizo su tesis sobre Jerez.

Otra Master of Wine digna de mención es Debra Meiburg. Californiana y afincada en Hong Kong desde hace 30 años, tuve el placer de compartir mesa en un par de eventos en Bordeaux y Hong Kong y charlar sobre vinos del mundo. Cercana, simpática y gran especialista, entre otros, en vinos Riesling del mundo

Y por último, destacar a otro MW, el holandés Frank Smulders, al cual podemos encontrar a menudo por España. En Julio visitara la Rioja con sus estudiantes internacionales del WSET.

Una vez más, espero que este artículo haya sido de vuestro interés y os acerque un poco más a la extraordinaria cultura del vino, en esta ocasión desde el concepto de Master of Wine, Aprovecho la ocasión para enviaros un cordial saludo.

Abraham Muinelo
Director de IWS consultores
¿Te gustó el artículo? Guárdalo

Comenta