Más allá del vermú: vinos que son apuesta segura para disfrutar de un aperitivo

Carmen Fernández

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Leído › 1895 Veces

Te invitamos a disfrutar de unos buenos entrantes maridados con vinos espumosos, blancos y tintos porque hay vida más allá de la cerveza y los vinos aromáticos

Quizá alguna vez te hayas planteado de donde viene el término "aperitivo" y a qué obedece esta costumbre tan mediterránea de disfrutar de un pequeño bocado antes de las comidas. Efectivamente como bien podemos deducir, la palabra aperitivo viene del verbo latín aperire (abrir) y habitualmente se emplea para referirnos a una comida ligera que tomamos a mediodía antes de la principal o por la tarde noche antes de la cena y que busca abrir nuestro apetito.

El hábito del aperitivo no es exclusivo de España, Francia o Italia pero sí más común en estos países mientras que en muchos otros sólo se concibe con motivo de celebraciones o días especiales. Sea o no de forma diaria es uno de los mejores momentos para socializar y para disfrutar también de las bebidas aperitivas. En muchas ocasiones asociamos el aperitivo al consumo del vermú al ser una bebida con toques amargos que contribuye a abrir el apetito pero os invitamos a probar con otro tipo de vinos como los espumosos, los blancos ligeros y frutales o incluso un tinto... si pruebas alguna de las sugerencias que te hacemos a continuación seguro que repetirás!!

LA VERSATILIDAD DE LOS ESPUMOSOS

Injustamente relegado en exclusiva a los grandes eventos, los espumosos son ideales para disfutarlos en el día a día, con canapés ligeros o incluso con alimentos grasos debido a que las burbujas rompen la capa de grasa que estos alimentos dejan en el paladar, lo que nos permite disfrutarlos también con un plato de jamón, por ejemplo. En el caso de que apostemos por un espumoso como un Viña Albali Brut, que serviremos frío, acertaremos plenamente maridándolo con unos canapés variados con base hojaldrada o incluso con un salmón ahumado o unos langostinos. Los espumosos nos podrán acompañar todo el aperitivo, por su versatilidad y su bajo grado alcohólico por lo que es siempre una apuesta segura.

PONLE CHISPA A TU PROPUESTA CULINARIA

Los vinos blancos también son un must en un buen aperitivo y te recomendamos ir probando diferentes platos para ver cómo resaltan sus sabores. Un coupage de verdejo y sauvignon blanc como el de Viña Albali nos permite disfrutar de sus notas frutales y de su punto cítrico,  que nos encajará perfectamente con entrantes como un rulo de cabra que va de maravilla, ya que contrarrestará la natural acidez de la leche caprina.

ATRÉVETE TAMBIÉN A DISFRUTAR DE UN TINTO ECOLÓGICO

Aunque los quesos son un clásico en el mundo de los aperitivos conviene analizar bien qué quesos servimos/pedimos en función de los vinos que degustamos. En muchos casos deberemos apostar por vinos tintos, que combinan perfectamente con almendras o con aceitunas negras, por ejemplo. Otras alternativas con los que puedes acompañar el vino tinto son las carnes rojas que suelen servirse en frío como los carpaccios de carne que funcionarán perfectamente con vinos de la variedad tempranillo como el Viña Albali ecológico que podremos maridar también con embutidos no muy grasos como el lomo o con quesos suaves con los que conseguimos mantener el equilibrio de sabores para disfrutar de ambos productos.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta