Fertilizar la vid a través de las hojas mejora el aroma de los vinos

Martes 03 de Septiembre de 2019

Leído › 4300 Veces

Un estudio sudafricano demuestra que la fertilización foliar con nitrógeno aumenta los niveles de aminoácidos en el mosto y por lo tanto mejora la expresión aromática en los vinos

Poda en verdeDeshojado o poda en verde de la vid

Los resultados positivos de los últimos estudios de fertilización foliar en viñedos han llamado la atención de la industria vitivinícola de Sudáfrica y los enólogos que desean influir positivamente en el aroma y la complejidad de los vinos a través de esta práctica vitícola.

La complejidad de los diversos compuestos químicos presentes en la baya y el mosto de uva puede contribuir a la intrincada expresión aromática, sabor y propiedades de sensación en la boca de un vino. Muchos viticultores y viticultoras han experimentado en el país con diversos procesos en la bodega o prácticas en el viñedo para influir positivamente en los compuestos no volátiles y volátiles presentes en las uvas y el vino. 

La fertilización nitrogenada de la vid ha demostrado tener un impacto positivo en la composición de las uvas. Ahora bien, debido al cambio climático y las frecuentes sequías de verano, la fertilización a través del suelo no es lo más recomendable, la fertilización foliar de la vid se ha utilizado ampliamente en varios cultivos y puede conducir a una rápida absorción de nutrientes a través de las hojas.

Con este fin, un proyecto sudafricano estudió el efecto de los tratamientos de fertilización foliar N y S en la composición química del mosto y el vino de los cultivos de V. vinifera L. Chenin blanc y Sauvignon blanc.

Esto se logró evaluando los efectos del tratamiento sobre el contenido no volátil en varias etapas de la vinificación y sobre la composición volátil en el vino. Además, el efecto sobre la composición aromática de los vinos se evaluó sensorialmente.

FERTILIZACIÓN FOLIAR Y AROMA A VINO

La nutrición de la vid juega un papel crucial en el desarrollo de la vid, el crecimiento del dosel y la composición de la baya. Tradicionalmente, la nutrición del viñedo se realizaba agregando fertilizantes al suelo para que las raíces de la planta los absorbieran. Debido al cambio climático y las sequías de verano más frecuentes, la fertilización del suelo ya no es la mejor solución para aumentar los niveles de nitrógeno del mosto y las vides. La fertilización foliar por pulverización es una técnica ampliamente utilizada en varios cultivos y puede conducir a una rápida absorción de nutrientes a través de las hojas. La fertilización foliar por nitrógeno solo es efectiva en plantas que se acercan a la deficiencia de nitrógeno y que pueden superarse temporalmente.

Los compuestos aromáticos en el vino contribuyen directamente a la calidad del vino. Por lo tanto, un objetivo continuo de los enólogos es mejorar la expresión aromática y la complejidad de los vinos. Algunos compuestos aromáticos en los vinos están influenciados por la composición de aminoácidos del mosto de uva inicial. 

El mosto de uva con bajo YAN (aminoácidos y amoníaco) puede conducir a poblaciones bajas de levadura, un vigor de fermentación pobre y un mayor riesgo de fermentaciones alcohólicas lentas o atascadas. Diversos factores vitícolas, como el manejo del dosel y la nutrición, pueden influir en los YAN de la uva y, por lo tanto, en la calidad y la expresión aromática de los vinos.

Investigaciones previas demostraron que la fertilización foliar con nitrógeno puede aumentar los niveles de aminoácidos en el mosto y por lo tanto mejorar la expresión aromática en los vinos.

Se ha demostrado que la fertilización foliar con nitrógeno (N) y nitrógeno con azufre (N + S) impacta positivamente en la composición química de la baya, el crecimiento de la levadura y el metabolismo, y produce vinos más aromáticos. 

La mayoría de los estudios de investigación foliar han mencionado y han demostrado efectos positivos cuando las aplicaciones de fertilización se realizaron antes y durante el envero, debido a los patrones y requisitos de absorción de nutrientes de la vid. Al hacer aplicaciones foliares de nitrógeno y azufre en el envero, se pueden aumentar las concentraciones de compuestos que contienen N y S. 

Los estudios muestran que las aplicaciones de N y N + S pueden afectar positivamente diversos compuestos volátiles y no volátiles en uvas, mostos y vinos resultantes.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta