Las personas con artritis sufren menos si consumen vino con moderación

Redacción

Jueves 19 de Agosto de 2010

Leído › 3842 Veces

Un estudio británico demuestra que las personas que beben vino con moderación son menos propensas a desarrollar la dolorosa enfermedad y reducirla en los que ya la padecen

Un estudio británico demuestra que las personas que beben vino con moderación son menos propensas a desarrollar la dolorosa enfermedad y reducirla en los que ya la padecen

Artritis
La artritis reumatoide se extiende por todo el cuerpo inflamando los cartílagos y la membrana sinovial alrededor de las uniones de los huesos, provocando la salida del líquido sinovial(liquido graso que sirve para lubricar y proteger contra el roce y desgaste de los huesos). La artritis reumatoide produce limitación de movimientos, inflamación de las articulaciones, dolor en la articulación, calor local y a menudo deformaciones.
Un nuevo estudio realizado en Reino Unido demuestra que el consumo regular de vino puede reducir el riesgo de desarrollar artritis reumatoide y puede reducir los síntomas de la enfermedad para aquellos que ya la padecen. Los autores del estudio, un equipo de médicos de la Universidad de Sheffield, advierten que los resultados de momento son limitados, pero podrían conducir a nuevas valiosas investigaciones para limitar esta dolorosa y a menudo incapacitante enfermedad.

La artritis, una enfermedad de la que es desconocida la causa que la origina, afecta a una media de un uno por ciento de la población mundial, atacando las articulaciones y produciendo dolorosas inflamaciones. Popularmente se sabía que el consumo moderado de vino puede ayudar a reducir la inflamación, y estudios previos habían demostrado que además puede reducir el riesgo de artritis en los roedores.

El actual estudio, publicado en la revista "Rheumatology" (reumatología), analiza de cerca los efectos del vino en el ser humano. El equipo de Sheffield examinó a 1.877 voluntarios, de los que 873 habían sido diagnosticados con artritis con más de tres años de antelación y 1.004 estaban completamente sanos. Los investigadores midieron los niveles de inflamación en el hueso y el cartílago utilizando radiografías y se pidió a los participantes que completasen varios cuestionarios sobre sus hábitos y estilo de vida.

Los analistas del equipo encontraron que los no bebedores tenían cuatro veces más propensión a desarrollar artritis que las personas que bebían vino moderadamente al menos 10 días al mes. Además aquellas personas que ya padecían la enfermedad y eran consumidores habituales de vino, tenían unos niveles de inflamación menores en el cien por cien de los casos.

{typography quote}“Debemos seguir investigando en este campo, ya que el estudio aún tiene muchas limitaciones, sin embargo todo apunta a que el vino tendría efectos altamente paliativos en pacientes de artritis, incluso por encima de otras bebidas alcohólicas como cerveza o licores” explica el Dr. James Maxwell, director del trabajo de investigación explica, en la web de publicación científica.{/typography}
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta