Galicia, la comunidad autónoma con mayor número de viticultores de España

La actividad vitivinícola aporta más de un 1,4% del PIB de Galicia y ayuda a mantener un 1,5% del empleo en la comunidad autónoma

Jueves 14 de Marzo de 2024

Compártelo

Leído › 3258 veces

Galicia se ha consolidado como un referente indiscutible en el mapa vitivinícola de España, no solo por la extensión de sus viñedos sino por la profundidad de su impacto económico y social en la región. Esta comunidad autónoma, situada en el noroeste del país, es un claro ejemplo de cómo la viticultura puede ser un motor de desarrollo regional, ofreciendo una vía de sustento para miles de personas y contribuyendo de manera significativa al Producto Interno Bruto (PIB) local.

Con 219.356 viticultores, Galicia representa el 39,9% del total nacional, una cifra que, de por sí, es reveladora de la magnitud de su sector vitivinícola. Este dato, proveniente del estudio sobre 'La Importancia económica y social del sector vitivinícola en Galicia', elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) para la Interprofesional del Vino de España (OIVE), no solo destaca la cantidad de personas involucradas en este sector, sino que subraya la vitalidad de una industria capaz de generar el 1,4% del PIB de Galicia.

La contribución del sector vitivinícola a la economía de Galicia se extiende más allá de los números. Estos viticultores, distribuidos en 150 municipios, no solo están produciendo vino; están manteniendo vivas las comunidades rurales, luchando contra el despoblamiento y promoviendo un modelo de desarrollo sostenible. Este aspecto es crucial en una región caracterizada por el minifundio, demostrando que la viticultura puede ser una fuerza cohesiva en el tejido socioeconómico rural.

Además, el sector no solo es un importante generador de empleo, con 15.900 puestos de trabajo a tiempo completo, sino que también es un actor clave en la balanza comercial de la región. Con un superávit comercial de más de 50 millones de euros anuales y Estados Unidos y el Reino Unido como principales destinos de exportación, Galicia demuestra que sus vinos tienen un alcance y una apreciación que trascienden las fronteras nacionales.

La relevancia de Galicia en el panorama vitivinícola español se refleja igualmente en su aportación a la superficie de viñedo nacional, ocupando el 3,5% con sus 33.283 hectáreas. Este terreno es el origen de más de 777.123 hectolitros de vino al año, lo que representa el 2% de la producción nacional. La distribución de la producción entre Pontevedra y Orense, que concentran el 86,7% del total, habla de la diversidad y riqueza de los terruños gallegos, cada uno aportando sus características únicas a los vinos de la región.

Este contexto sitúa a Galicia no solo como un pilar dentro del sector vitivinícola español sino también como un claro ejemplo del potencial de la viticultura para fomentar el desarrollo económico y social de manera sostenible. La Interprofesional del Vino de España, al desarrollar informes y estrategias orientadas a resaltar y promover la importancia del vino, no solo está reconociendo el valor de la viticultura en Galicia y en otras comunidades autónomas; está también trazando un camino hacia el futuro, donde el vino continúa siendo un eje central de cultura, economía y desarrollo sostenible.

El vino gallego, por lo tanto, es mucho más que una bebida; es un símbolo de identidad, un motor económico y un custodio del paisaje y la cultura rural de Galicia. Los esfuerzos por promover, proteger y expandir este sector son fundamentales no solo para la región sino para toda España, reafirmando el lugar del país en el panorama vitivinícola mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3258 veces