El secreto de la vida eterna podría estar en la levadura del vino

Investigadores de la Universidad de California en San Diego logran incrementar un 80% la duración de la vida del hongo 'Saccharomyces cerevisiae', abriendo nuevas posibilidades en la lucha contra el envejecimiento

Viernes 28 de Abril de 2023

Compártelo

Leído › 10497 veces

El envejecimiento es un proceso natural que afecta a todos los seres vivos, pero un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego (UCSD) ha encontrado en la levadura del vino, Saccharomyces cerevisiae, una posible clave para prolongar la vida. Según un estudio publicado en la prestigiosa revista Science, estos investigadores lograron incrementar un 80% la duración de la vida de este hongo mediante la manipulación de dos reguladores de la actividad de los genes. Se trata de la mayor prolongación de vida alcanzada en un ser vivo hasta la fecha, duplicando casi la vida de estos organismos.

El descubrimiento se basa en la modificación de un solo gen, el age-1, que fue investigado previamente por Thomas Johnson hace más de tres décadas. Johnson encontró que modificando este gen en gusanos C. elegans, se incrementaba su vida hasta un 60%.

A pesar de la distancia evolutiva que nos separa de estos organismos, los mecanismos útiles para la supervivencia se conservan en los genomas de diversas especies, incluidos los humanos. Es decir, el mecanismo de prolongación de la vida a nivel genético es el mismo tanto para humanos, como para la levadura del vino.

La Saccharomyces cerevisiae es un hongo, concretamente un tipo de levadura unicelular, que se encuentra ampliamente distribuida en la naturaleza y ha sido utilizada por los seres humanos desde tiempos antiguos en procesos de fermentación. Esta levadura desempeña un papel crucial en la producción de alimentos y bebidas fermentadas, como el pan, la cerveza y el vino. Estas levaduras se encuentran de manera natural en las pieles de las uvas, produciendo los vinos de "fermentación espontánea", aunque para la elaboración de la mayoría de vinos es habitual utilizar cultivos mejorados de laboratorio.

Debido a su importancia en la industria alimentaria y su fácil manipulación en el laboratorio, la Saccharomyces cerevisiae también se ha convertido en un organismo modelo popular en la investigación científica. Su genoma fue uno de los primeros en ser secuenciados, y sus genes y vías metabólicas han sido estudiados en detalle, lo que ha proporcionado valiosos conocimientos sobre la biología celular y molecular en organismos más complejos, incluidos los humanos.

Los investigadores de la UCSD, liderados por Nan Hao, crearon un "interruptor" que permite cambiar el sentido del envejecimiento celular en la levadura del vino. Este mecanismo mantiene a las células en un equilibrio entre las dos rutas hacia la muerte, el deterioro del ADN y el de las mitocondrias, mediante un oscilador genético. Gracias a este juego de equilibrios, la vida de las células de la levadura se prolongó hasta un 80%, estableciendo un nuevo récord en la biología.

El siguiente paso en la investigación es "identificar los circuitos genéticos regulatorios subyacentes al envejecimiento en varios tipos de células humanas y aplicar esta estrategia de ingeniería para modificarlas y ralentizar su envejecimiento", explica Nan Hao. Aunque la aplicación de esta técnica en células humanas podría requerir más tiempo y recursos, los científicos se muestran optimistas sobre la posibilidad de lograrlo en el futuro.

Más allá de la búsqueda de la prolongación de la vida, este descubrimiento también podría tener importantes implicaciones en la prevención y tratamiento de enfermedades relacionadas con el envejecimiento. La comprensión de los mecanismos moleculares y genéticos detrás del proceso de envejecimiento podría conducir al desarrollo de terapias más eficaces y personalizadas.

Aunque los resultados de este estudio son prometedores, los expertos advierten que se necesita más investigación antes de que se puedan aplicar sus hallazgos en seres humanos. Además, se debe considerar el equilibrio entre prolongar la vida y mantener la calidad de vida, ya que estrategias para retrasar el envejecimiento podrían aumentar el riesgo de desarrollar patologías graves, incluyendo tumores malignos.

El estudio de la levadura del vino abre nuevas perspectivas en la lucha contra el envejecimiento y ofrece una base sólida para futuras investigaciones en el campo. Si bien aún queda un largo camino por recorrer antes de que podamos aplicar estos descubrimientos en nuestra vida cotidiana, el avance en el conocimiento de los mecanismos del envejecimiento representa un paso importante en la búsqueda de una vida más larga y saludable.

Referencia: SCIENCE 27/04/2023 Engineering longevity—design of a synthetic gene oscillator to slow cellular aging doi.org/10.1126/science.add7631

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 10497 veces