Firman un acuerdo de 115 millones de euros para el suministro de barricas envinadas con Jerez

La escocesa Ardgowan madurará whisky en botas envinadas con jerez durante 27 meses, lo que marcará un hito en el diseño de barricas para la industria del destilado escocés

Lunes 20 de Marzo de 2023

Compártelo

Leído › 3440 veces

Stuart MacPherson, Martin McAdam y Roland Grain visitan los exclusivos Infinity Casks de Ardgowan en el almacén de Bodegas Miguel Martín en Sanlúcar de Barrameda
Izquierda a derecha: Stuart MacPherson, Martin McAdam y Roland Grain visitan los exclusivos Infinity Casks de Ardgowan en el almacén de Bodegas Miguel Martín en Sanlúcar de Barrameda. Foto: www.ardgowandistillery.com

La destilería escocesa Ardgowan ha cerrado un acuerdo por valor de 100 millones de libras esterlinas, aproximadamente 115 millones de euros, con la empresa José y Miguel Martín de Jerez para el suministro de barricas de jerez envinadas.

La compañía británica ha informado que el contrato se ha alcanzado con la familia Martín, bodegueros y toneleros de origen onubense que se establecieron en Jerez hace unos años. Además de Valdivia, una bodega perteneciente a Nueva Rumasa que compraron en su fase de liquidación, también cuentan con un centro de producción en la autovía de salida hacia El Puerto, el cual se encuentra actualmente en proceso de ampliación.

"Estamos encantados de anunciar que Ardgowan Distillery ha firmado un acuerdo de 100 millones de libras esterlinas para garantizar un suministro de décadas de nuestros exclusivos 'Infinity Casks'. Este acuerdo marca el primer diseño de barrica único para la industria del whisky escocés en más de 100 años", ha anunciado la compañía escocesa.

Las botas encargadas a José y Miguel Martín permiten una maduración prolongada con vinos de Jerez durante 27 meses, un periodo superior a los 12-18 meses de envejecimiento medio en la industria del whisky. Ardgowan presume de que el "Infinity Cask" está diseñado específicamente para ellos y es el primer diseño de barril único para la industria del whisky escocés en más de un siglo.

Según Roland Grain, el principal accionista de Ardgowan y director de Inversiones, el primer lote de los Infinity Cask ya se ha fabricado y actualmente se encuentra en proceso de envinado con jerez en una bodega de Sanlúcar. Según la información recabada por este medio, la familia Martín tiene contrato para el envinado de botas con la Cooperativa La Caridad.

El propio director de Inversiones asegura que el acuerdo con Bodegas José y Miguel Martín es una señal inequívoca de "nuestro compromiso de crear lo que esperamos sea el mejor whisky del mundo". "Mientras que muchas destilerías tienden a terminar sus bebidas espirituosas en barricas de jerez, nuestro whisky madurará durante toda su vida en estas Infinity Cask de primer llenado. Ya hemos gastado más dinero en nuestras botas de lo que muchos otros están invirtiendo en la construcción de una destilería", añade.

La elección de las botas envinadas con jerez guarda una estrecha relación con el reciente nombramiento como maestro maderero de Ardgowan de Stuart Macpherson, procedente del Grupo Edrington, donde ha ejercido durante más de una década como "Master of Wood" para The Macallan.

Es importante recordar que Edrington acaba de adquirir una participación del 50% del Grupo Estévez, lo que afianza su larga relación con Jerez, origen de las botas envinadas empleadas para el envejecimiento de los single malt de Macallan, considerado el mejor whisky del mundo.

Para Martin MaAdam, CEO de Ardgowan Distillery, las barricas aportan hasta un 80% de los aromas y sabores del whisky, motivo por el que considera "imperativo contar con un maestro de la madera con tanta experiencia como Stuart para perfeccionar nuestro proceso de maduración. El contrato de suministro de barricas es un enorme compromiso de Ardgowan y demuestra nuestra dedicación a la calidad y nuestro deseo de crear un whisky fantástico".

Ardgowan continúa avanzando en la construcción de su nueva destilería al oeste de Glasgow, la cual resucita la marca que desapareció durante la II Guerra Mundial tras un bombardeo que destruyó sus instalaciones, por entonces ya dedicadas a la destilación de grano y a la producción de alcohol industrial. Del nuevo centro de producción saldrán al mercado, posiblemente el próximo año, tres estilos distintos de whiskies de malta: de 4, 5 y 7 años.

El proyecto de la nueva destilería cuenta con un presupuesto de 20 millones de libras esterlinas, para el cual ya han asegurado un paquete de financiación total de 24 millones. "Somos afortunados de haber recibido un excelente apoyo financiero de los inversores y en breve anunciaremos nuestro programa Clan Ardgowan que permitirá a los amantes del whisky de todo el mundo unirse a nuestra cruzada", afirma el principal accionista de la compañía.

Según la compañía escocesa, las botas encargadas a José y Miguel Martín son de roble europeo de origen sostenible y tienen un coste entre 30 y 40 veces superior al de las barricas de whisky estándar. Estas botas jerezanas serán utilizadas para madurar los primeros destilados de la compañía y, tras algunos años, convertirse en un whisky de calidad y carácter.

En conclusión, este acuerdo entre Ardgowan Distillery y José y Miguel Martín representa un gran paso para la industria del whisky escocés, al marcar un hito en el diseño de barricas únicas y al ofrecer una alternativa de maduración prolongada en barricas envinadas con jerez. La dedicación y compromiso de ambas compañías en la búsqueda de la excelencia y la calidad en la producción de whisky hacen que esta colaboración sea muy prometedora.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3440 veces