Lola Núñez, gerente de la D.O Uclés: “La calidad y sostenibilidad implica ser buenos viticultores, elaboradores, empresarios y ciudadanos”

Carmen Fernández

Viernes 27 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 3937 veces

La sostenibilidad es uno de los principios transversales que marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU fijados para el horizonte 2030, unos principios sobre los que debemos construir el desarrollo futuro de nuestra sociedad y, como no, también el del sector vitivinícola español. Es por ello que, cada vez más, el sector mantiene diferentes jornadas en torno a los retos que supone, tanto el Cambio Climático, como la despoblación o la necesidad de adaptar el cultivo y la producción vinícola a estos cambios y a los principios de sostenibilidad.

Lola Núñez Pinto, gerente de la D.O. UclésLola Núñez Pinto, gerente de la D.O. Uclés

Precisamente uno de los territorios sensibles con estos retos es la Denominación de Origen Uclés, que abarca territorios de producción vinícola entre Cuenca y Toledo, y que periódicamente viene celebrando jornadas sobre sostenibilidad en las que reúne a  grupos de expertos del vino, de alto nivel, que comparten su conocimiento sobre las herramientas y prácticas para paliar y adaptar la producción y el manejo del viñedo al Cambio Climático, y a sus consecuencias, pero en la que también se abordan temas como la fijación de la población en el medio rural, la Huella de Carbono o el compromiso social y económico de empresas y entidades para garantizar un futuro para este sector a largo plazo.

Hablamos con la gerente de esta pequeña y comprometida denominación de origen, Lola Núñez Pinto, para conocer mejor el compromiso de estas bodegas de Castilla-La Mancha y las acciones que están llevando a cabo para contribuir al futuro del sector en el territorio.

La D.O. Uclés fue una de las pioneras en la implantación de la Huella de Carbono. ¿Qué les llevó a apostar por esta herramienta y qué ha supuesto hacerlo?

Nuestros ejes centrales como Denominación de Origen Uclés ha sido desde su nacimiento la innovación, un concepto de vino de calidad, importancia del personal, concienciación con el entorno, un trabajo responsable y una formación en materia de calidad y medio ambiente a todo el personal.

Nosotros, como parte de la sociedad somos conscientes de que el compromiso con la naturaleza debe ser parte fundamental de nuestra ética profesional y nos sumanos a la creciente preocupación por el medio ambiente. Y por ello, no hemos dudado en ningún momento en adoptar como eje central de nuestra estrategia la optimización de recursos, disminución de residuos generados y el aumento y mejora de la comunicación con las personas relacionadas con la actividad que nos mueve. Con estas máximas, llegamos a ser bodegas pioneras en cuanto a sostenibilidad, compromiso cualitativo y medioambiental y una competitividad alta en el sector, que nos diferencia claramente de otras Denominaciones de Origen, y de otras bodegas.

La calidad y sostenibilidad para nosotros implica ser buenos viticultores, elaboradores, empresarios y ciudadanos. Se trata de estar contentos y convencidos con lo que hacemos todos los días, más allá del marketing, porque hay que preocuparse por dirigir una D.O. de calidad y sostenible desde todos los puntos de vista, el medioambiental, el social y el económico, e integrarlos perfectamente en las bodegas.

Además de esta filosofía de trabajo y de estos compromisos con la sociedad y el medio ambiente, ¿qué es lo que diferencia a los vinos de esta pequeña Denominación de Origen?

Tenemos muchos elementos diferenciadores, como variedades autóctonas y foráneas muy adaptadas al terreno de la demarcación geográfica de la Denominación de Origen Uclés.  Estamos en un extremo de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, con unos suelos que tienen muchos componentes minerales y esto se verá reflejado en los vinos.

La situación geográfica, la altitud de 500 a 1200 m, nos da unos vinos frescos que, junto con la edad de nuestros viñedos, las técnicas de cultivo y los sistemas de elaboración tradicionales en combinación con los nuevas tecnologías vitivinícolas, son los factores de éxito de nuestros vinos.

Todo ello, junto con el trabajo diario de bodegas y viticultures se traslada a un producto final con el marco de unas directrices claras en cuanto a sostenibilidad y calidad. Esto lo percibe inmediatamente el consumidor final, el distribuidor y el cliente. Es decir, los productos que nacen de la Denominación de Origen Uclés se entienden en el mercado como productos respetuosos con el medio ambiente. Utilizamos de manera muy racional las materias primas y los residuos que nos va a dar nuestro vino, y eso se percibe claramente en cuanto hablas de la D.O. a nivel mercado.

El viñedo sufre las consecuencias del cambio climático pero, ¿qué podemos hacer ante esta situación desde un punto de vista regional/local?

Foto: DO Uclés

Podemos contribuir haciendo que nuestras explotaciones sean menos emisoras de gases de efecto invernadero, paliando el Cambio Climático.  La otra opción es adaptarse, facilitando el uso de variedades que sean más resistentes a estas circunstancias y la accesibilidad a buenos seguros agrarios. Cambio Climático significa que hay más sequías, más lluvias torrenciales..., por lo que, la contratación de seguros que den una buena respuesta, unos precios asequibles, frente a estas adversidades, es cada vez más importante.

¿Cómo se traducen los principios y metas para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible(ODS) en el sector del vino en España y, en concreto, en este territorio ?

Estamos inmersos en unas continuas verificaciones, que acreditan que lo que hacemos, lo hacemos bien. Certifican un buen hacer de las acciones sostenibles y de calidad, que es el pilar fundamental de nuestra filosofía de trabajo, apoyada siempre por un equipo humano que cree y desarrolla sus actividades en aras de la mejora continua, con una concienciación con el entorno, con un trabajo responsable, con una formación en materia de calidad y medio ambiente sumamente importante para lograr los objetivos establecidos.

¿En qué acciones se traducen hasta el momento la colaboración entre las administraciones públicas y sector privado para conseguir los objetivos fijados en los ODS?

El tener implantadas normas de calidad, como la medición de la Huella de Carbono o el certificado Wineries for Climate Protection, tiene multitud de ventajas para nosotros. Incrementa nuestro trabajo día a día pero responde a nuestra responsabilidad ambiental y social, con un liderazgo y compromiso, aportando información al consumidor de que las cosas que hacemos son conforme a unas normas establecidas. Además de que trabajar bajo dichas normas mejora la gestión interna tanto de calidad como de emisiones, identifica las oportunidades de ahorro, y mejora el conocimiento de nosotros mismos, de las debilidades y fortalezas que tenemos en cada bodega.

Es una gran herramienta de control, ya que mejoramos la planificación, hay menos errores. Se evalúan continuamente los proveedores, de donde nos vienen las materias primas, se seleccionan muy bien para disminuir esas emisiones, se vigilan y confirma que se adoptan acciones correctivas en el caso de no conformidades con las normas que nos ocupan. Es una prueba tangible de conformidad, porque vienen auditores externos a pasarnos estas normas y a verificar que lo que hacemos lo hacemos bien. Es una prueba de la capacidad que tenemos para cumplir con los objetivos, y eso se traslada a una confianza de los clientes.

Es un elemento diferenciador respecto a otros productos y servicios en el mercado. Satisface las necesidades del consumidor más exigente a nivel sostenible y cualitativo. Cada vez tenemos al alcance más información y de manera más veraz. Otorga una ventaja competitiva en el sector, porque se da mucha importancia, ahora mismo, al respeto por el medio ambiente, dejando de ser una opción, para poco a poco ser algo obligatorio. Se adapta a las nuevas exigencias mundiales, porque ahora, ya no vale el que sea una opción. Por ello, todo esto, da visibilidad y credibilidad a nuestra Denominación de Origen en un contexto global.

¿Qué acciones se han puesto en marcha entre las bodegas de la D.O Uclés en compromiso económico y social que permitan favorecer condiciones económicas para la población?

Que esta industria esté implantada en los municipios pequeños ya es importante para fijar población y dar rentabilidad económica a los habitantes de estos municipios. A las bodegas les acompañan sus viñedos, y para realizar los trabajos de campo, es necesaria mucha mano de obra. El personal que realizada estos trabajos en su mayoría, residen en esas poblaciones. Por lo tanto el viñedo y las bodegas mantienen gran parte de la economía de los pueblos.

En muchos casos si no hubiera viñedo estarían mucho mas despoblados. El viñedo suele estar en suelos pobres, zonas donde si no hay viñedo, no es posible otro cultivo.  El viñedo también es patrimonio y forma parte del paisaje. Por lo que, los trabajos del viñedo permiten conservar el paisaje, y con ello la cultura y patrimonio de esta demarcación.

¿Qué premios o reconocimientos han recibido por la apuesta por la sostenibilidad y la lucha frente al cambio climático?

Foto: DO Uclés

La Denominación de Origen Uclés tiene una imagen de responsabilidad social y ambiental, y así lo ponen de manifiesto los certificados que nos han otorgado, como el certificado de cálculo de la Huella de Carbono y el certificado de Wineries for Climate Protection, que incluye no solo el tema del Cambio Climático, sino también una gestión y uso responsable del agua y una gestión adecuada de los residuos producidos, entre otros puntos. Por tanto, son reconocimientos tanto por parte de la administración, como de la sociedad en favor de la imagen de la Denominación de Origen. Y por parte de la administración autonómica  la D.O. ha tenido " Mención Especial en el Premio Regional de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha 2019".

Pero lejos de conseguir verificaciones - certificaciones en papel y de mostrar nuestra valía, lo que hace realmente viable a la Denominación de Origen Uclés es que estamos plenamente convencidos de que el camino a seguir es el de la sostenibilidad, el respeto por el Medio Ambiente y la calidad en los procesos, y más en un mundo global en el que ya no hay excusa para hacerlo de otro modo.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3937 veces

Comenta