El “business intelligence” en el sector del vino

Abraham Muinelo

Jueves 23 de Marzo de 2017

Leído › 3670 Veces

Las herramientas de Business Intelligence permiten gestionar datos con el objetivo de transformarlos en conocimiento útil para la toma de decisiones empresariales

El mercado del vino se caracteriza por un gran dinamismo y alta presión competitiva, por lo que el éxito empresarial depende en gran medida de la capacidad para gestionar de manera eficiente los recursos que el sistema socioeconómico y empresarial pone a su disposición.

Nos encontramos en un sector en el que muchas bodegas no han profesionalizado su área directiva. Sin embargo, estamos ante un modelo productivo en el cual el desarrollo tecnológico y la necesidad de abordar estratégicamente mercados nacionales e internacionales hacen necesaria la inclusión de nuevas herramientas generadoras de ventajas competitivas.

¿Qué es el Business Intelligence?

Las herramientas de Business Intelligence y analítica de negocios permiten gestionar datos de negocio (ej. analíticas, niveles de producción, información de ventas y gastos, consumo de recursos, datos de la competencia, mercados, etc.) con el objetivo de transformarlos en información relevante, en conocimiento útil para la toma de decisiones empresariales.

La necesidad de información de las empresas es fundamental y nos encontramos ante escenarios caracterizados por la carencia de datos en unos casos y sobreabundancia en otros. Es por tanto necesario el diseño de sistemas que le den orden y sentido a la información ya que debe ser obtenida, gestionada y analizada con criterio para ser transformada en conocimiento.

¿Qué permiten los sistemas de Business Intelligence?

En función del diseño del sistema, así como de los KPI´s (key performance indicator) seleccionados, nos permiten:

  • Visibilidad de lo que está pasando en el negocio (finanzas, compras, ventas, competencia, etc.)
  • Centralizar datos dispersos.
  • Informes / reportes centralizados y ponerlos a disposición en tiempo real de la dirección así como de los departamentos interesados.
  • Sistema adaptado al plan estratégico y operativo de la empresa con cuadros de mando e interfaces personalizados.
  • Informes con datos en tiempo real.
  • Análisis financiero. Análisis de gastos; Rotación de cartera; Razones Financieras.
  • Análisis de producción: Productividad en líneas; Análisis de desperdicios; Análisis de calidad; Rotación de inventarios y partes críticas: roturas de stocks; devoluciones.
  • Análisis de tendencias del mercado.
  • Análisis de rentabilidad de proveedores y distribuidores.
  • Seguimiento y análisis de la competencia.
  • Seguimiento y análisis de los mercados nacionales internacionales.
  • Ventas por formato (botella, estuche, caja, pallet), marcas/añada/comercial/zona/cliente/país.
  • Análisis de rentabilidad de clientes y proveedores.
  • Validar sistemas transaccionales.
  • Analíticas enológicas.
  • Niveles de producción, información de ventas y gastos, consumo de recursos, etc.
  • Detectar necesidades de personal y/o de procedimientos de trabajo.
  • Detección de incidencias en tiempo real.
  • Tracking de marca.
  • Simulación de escenarios.
  • Rápidas actualizaciones en la normativa nacional e internacional.
  • Evaluación del rendimiento comercial y toma de decisiones efectivas ya que nos permite una mayor visión sobre los productos y cómo están funcionando.
  • Desarrollo de App´s para teléfonos y tablets que integran un catálogo de productos interactivo y un completo sistema de gestión comercial conectado con las herramientas de negocio de la compañía (CRM / ERP).

Simulación de escenarios o "What If"

Los cuales permiten "prever" cómo afectarán las decisiones empresariales en aspectos como:

  • Las distintas variables de marketing mix: producto, precio, distribución y promoción.
  • Posibles reacciones de nuestros clientes y competidores y así realizar marketing de anticipación.
  • Hacer pronósticos de ventas y devoluciones.
  • Simulación de nuevos productos.
  • Simulación de escenarios críticos.
  • Simulación de escenarios logísticos.

Los sistemas BI generan:

  • Cuadros de Mando Integrales.
  • Dashboards corporativos.
  • KPI (Key Performance Indicators), que seleccionaremos en función de nuestras necesidades.
  • CPI (Corporate Performance Indicators).
  • Reportes, informes y gráficos de todo tipo (con datos en tiempo real).

Aplicación al sector del vino

Además de los orientados a los datos relacionados con análisis estratégico, financiero y comercial que ya hemos mencionado algunas de las aplicaciones más interesantes para el sector del vino estarían relacionadas con el control del viñedo:

  • Resúmenes de estado.
  • Consulta de históricos.
  • Riesgo de enfermedad de la vid.
  • Predicciones meteorológicas personalizadas.
  • Gestión de tratamientos personalizados.
  • Gestión de incidencias en el viñedo.
  • Optimización del uso de fitosanitarios y justificación de su fecha de aplicación, lo que permite mejorar la calidad sanitaria de la uva y reducir el residuo químico.
  • Precipitaciones / plagas / trabajos de campo por parcela y año.
  • Aportaciones por viticultor y calidad de la uva (valores analíticos).
  • Conocer el estado del viñedo desde cualquier lugar del mundo lo permite controlar la calidad de la uva y, consecuentemente, incrementar el control de la calidad del vino y su trazabilidad.

Como podemos apreciar nos encontramos ante un sistema basado en la implantación de metodologías, aplicaciones y tecnologías que permiten obtener y gestionar información, estructurándola para su explotación directa (reporting, análisis OLTP / OLAP, alertas...) o para su análisis vía KPI (key performance indicator o indicadores de rendimiento) y conversión en conocimiento, proporcionando un importante soporte para la toma de decisiones empresariales.

"En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe." Eric Hoffer

Abraham Muinelo
Director de IWS consultores
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta