El consumo moderado de bebidas alcohólicas puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas

BMJ

Jueves 03 de Marzo de 2011

Leído › 2920 Veces

Un nuevo estudio demuestra que las personas que beben con moderación tienen hasta un 25% menos de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca que los abstemios

Un nuevo estudio demuestra que las personas que beben con moderación tienen hasta un 25% menos de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca que los abstemios

La salud del corazón
El alcohol puede tener efectos cardioprotectores
Vino, cerveza y licores

Mientras que muchos estudios previos han llegado a la conclusión que puede haber beneficios para el corazón en beber una cantidad moderada de vino tinto, este nuevo estudio muestra nuevos hallazgos relacionados con un consumo moderado de cualquier tipo de alcohol, con independencia de la bebida.

Relacionados
    {iarelatednews articleid="1362,1317"}

Un nuevo estudio demuestra que el consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca hasta en un 25%, y esto probablemente se deba, al menos en parte, a los efectos positivos del alcohol sobre los niveles de HDL o colesterol "bueno".

Los resultados de dos estudios, que aparecen en la edición de febrero de la revista "British Medical Journal", deben asociarse, claro está, a un consumo responsable y moderado: una medida alcohólica por día para las mujeres y hasta dos medidas al día para los hombres. Una medida se define en el estudio como 4cl de licores, 20cl de vino o 45cl de cerveza. Además, las directrices dietéticas de la publicación, recomiendan que cualquier persona menor de edad y las mujeres embarazadas deben abstenerse siempre de beber alcohol.

En la publicación se realiza un informe basado en 84 estudios anteriores, donde descubrieron que las personas que bebían un máximo de una medida alcohólica al día tenían entre un 14% a 25% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca en comparación con los abstemios.

El alcohol y los niveles de HDL

En un segundo informe, los investigadores revisaron 63 estudios anteriores, examinando los marcadores biológicos de enfermedades cardíacas y cómo se correlacionan con el consumo de alcohol, incluyendo el colesterol y agentes inflamatorios. Este estudio demostró que el consumo moderado de alcohol aumenta los niveles de colesterol "bueno" (HDL) y tiene efectos beneficiosos sobre la apolipoproteína A1, la hormona adiponectina y el fibrinógeno, una proteína que ayuda en la coagulación de la sangre.

"Nuestros estudios sugieren que beber cantidades moderadas de alcohol puede tener algunos beneficios en términos de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y muertes relacionadas directamente con la enfermedad cardíaca", explica Susan E. Brien, una de las investigadoras responsables del proyecto en la Universidad de Calgary (Canadá). "Este beneficio puede estar relacionado con los efectos del alcohol en algunos agentes biológicos asociados con la enfermedad cardiaca, tales como HDL y fibrinógeno", concluye Brien.

No obstante, aún quedan muchas incógnitas en este estudio, debido a que el mecanismo por el cual el alcohol puede tener efectos cardioprotectores, todavía no se puede explicar completamente: "Las investigaciones futuras deberán hacerse para determinar los mecanismos por los cuales el alcohol ejerce estos efectos", afirma la investigadora.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta