Cómo almacenar el vino, para que mejore con los años

Lunes 21 de Noviembre de 2016

Leído › 7538 Veces

El modo en cómo se almacena el vino es crucial, especialmente si planeas guardarlo por algunos años y no quieres encontrarte una sorpresa desagradable en el futuro

Cabe destacar ante todo que la mayoría de los vinos no son para almacenar por largo periodos de tiempo, de hecho, la mayoría de los vinos, cuando son ofrecidos al público, están ya listos para ser bebidos.

Sin embargo, algunos otros vinos, particularmente algunos vinos gran reserva, pueden beneficiarse al ser almacenados durante algunos años, ya que son producidos con el objetivo de que maduren más tiempo en la botella.

Por tanto, el modo en cómo se almacena el vino es crucial, especialmente si planeas almacenarlo por algunos años y no quieres encontrar una sorpresa desagradable una vez que abras la botella.

En cuanto a su almacenamiento, hay tres cosas fundamentales que pueden volver algunos grandes vinos en aliño para ensalada, o en cualquier otra experiencia desagradable. Para conocerlos contamos, una vez más con la ayuda de WINE AT HOME, especialistas en conservación de vinos.

LUZ

La primera es la luz. El vino se debe almacenar en lugares oscuros, de preferencia sin luz. La luz directa puede reaccionar con algunos de los componentes del vino y generar defectos graves en el vino.

TEMPERATURA

El calor es otro enemigo, los vinos deben ser almacenados en un lugar fresco, comúnmente de 11 a 15ºC para vinos tintos y de 9 a 14ºC para vinos blancos. Idealmente, el vino debe ser almacenado en una cava; por favor tenga en cuenta que almacenar el vino en la nevera no se recomienda, ya que éstas mantienen temperaturas mucho más bajas, las cuales también pueden dañar el vino.

Otro factor que también afecta drásticamente a la calidad del vino, incluso más que el calor, son los cambios drásticos de temperatura durante su almacenaje.

HUMEDAD

El tercer enemigo es la carencia de humedad. Es decir, que se almacene en un sitio muy seco, o con muy poca humedad (ocasionando que el corcho se seque y reaccione con el vino), pudiendo dañarlo y estropearlo definitivamente. Idealmente el vino debe ser almacenado en un ambiente con 75% de humedad. Cabe destacar que humedades excesivas también podrían afectar al corcho, siendo igualmente perjudicial para el vino.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta