Pescado & Vino: El maridaje perfecto para la salud del corazón

Redacción

Martes 07 de Diciembre de 2010

Leído › 3041 Veces

Un estudio revela que el vino optimiza la absorción de los ácidos grasos omega-3 presentes en el pescado

Un estudio revela que el vino optimiza la absorción de los ácidos grasos omega-3 presentes en el pescado

Pescados
La dieta atlántica, rica en pescados y mariscos, es una gran fuente de aceites omega-3, garantía de salud
Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales, es decir el organismo humano no los puede fabricar; un tipo de grasa poliinsaturadas que se encuentran en abundancia en los tejidos de ciertos pescados - por regla general pescado azul - , y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, los cañamones y las nueces.

Se ha demostrado que el consumo de omega-3 aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, lo cual explica por qué con el consumo de alimentos con omega-3 la incidencia de enfermedades cardiovasculares es sumamente baja.

Otros experimentos revelaron que el consumo de omega-3 tiene efectos beneficiosos sobre el cerebro aumentando notablemente su rendimiento. Además, altas cantidades de omega-3 podrían disminuir los efectos de la depresión.

Encontrar el vino perfecto para maridar con el pescado puede ser un reto, pero un equipo de científicos franceses acaba de descubrir que merece la pena. Un estudio exhaustivo de una serie de investigaciones recientes sobre el vino y el pescado demuestran que esta bebida favorece la absorción de los ácidos grasos omega-3, ácidos grasos abundantes en muchos tipos de pescados y mariscos, ayudando a mantener los tejidos del corazón más fuertes y saludables.

El estudio, publicado recientemente en la revista farmacéutica "Current Pharmaceutical Biotechnology", reveló que las personas que regularmente consumen vino y alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, tienen un 20 por ciento más de masa muscular en el corazón, lo que indica un sistema cardiovascular que se regenera con regularidad. El corazón humano se contrae un promedio de 100.000 veces cada 24 horas. Por lo que su capacidad de regenerar el tejido muscular es clave para mantener ese ritmo constante.

El equipo que ha realizado el estudio proviene de dos universidades de medicina en Francia y está dirigido por el Dr. Joel de Leiris del Grupo de Investigación del Corazón y la Nutrición en la Universidad Joseph Fourier. De Leiris trabajó previamente con el investigador francés Dr. Michel de Lorgeril, experto en sistemas cardiovasculares de la Universidad de Grenoble en un estudio realizado en el año 2008 que hallaba una relación cardiovascular beneficiosa entre el vino y el consumo de pescado y marisco. En ese estudio, el equipo descubrió que los consumidores moderados de vino tenían niveles más altos de ácidos grasos omega-3 en el cuerpo en comparación con los no bebedores, a pesar de consumir una cantidad similar de productos del mar.

El nuevo estudio profundiza en la vía iniciada por el Dr. Michel; de este modo al analizar los datos de 84 estudios independientes el equipo de Leiris halla tasas más bajas de enfermedades del corazón entre los que consumen pescado y vino con regularidad. "Las interacciones entre el consumo de vino y el metabolismo de los ácidos grasos poliinsaturados - ácidos grasos omega-3 - podría contribuir considerablemente a potenciar el efecto cardioprotector de los consumidores regulares y moderados de vino", publicaba el estudio del Dr. De Leiris. La cantidad óptima de vino, según el informe del estudio, se establece en alrededor de dos a cuatro copas por día unidas a alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el pescado y los mariscos, especialmente pescados de aguas frías con la carne grasa, como las anchoas, el salmón, la sardina, el arenque y la caballa.

El estudio añade que el tipo de vino no afecta en gran medida a los beneficios del corazón, sin embargo los bebedores de cerveza y otras bebidas espirituosas es poco probable que vea beneficios similares.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta