Conejo en salmorejo: elabora esta receta canaria

No cabe duda de que el conejo en salmorejo es uno de los platos estrella de la gastronomía canaria. Desde...

Manuel Rivera

Viernes 19 de Mayo de 2023

Compártelo

Leído › 3381 veces

No cabe duda de que el conejo en salmorejo es uno de los platos estrella de la gastronomía canaria. Desde luego, se trata de una receta bastante laboriosa, pero podemos asegurarte que merece muchísimo la pena. ¿Te apuntas? 

El conejo en salmorejo es una receta canaria que, a pesar de su nombre, nada tiene que ver con el salmorejo andaluz. En realidad, se trata de un plato perfecto para la temporada de otoño-invierno. 

Ingredientes

Si vas a preparar el conejo en salmorejo canario, los ingredientes que necesitas para 4 comensales son los siguientes:

  • 1 conejo de 2 kg aproximadamente
  • 750 ml de vino blanco (una botella)
  • 250 ml de vinagre de vino tinto
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pimienta picona / 2 pimientos choriceros y 1 pimienta cayena (si no encuentras pimienta picona)
  • 1 cucharada de cominos molidos
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de tomillo 
  • 1 cucharada de orégano
  • 50 gr de sal gorda
  • 600 ml de AOVE suave
  • Agua (por si se queda sin líquido)

Tiempo: 75 minutos (elaboración) + 24 horas (maceración).

Dificultad: media-alta

Cómo hacer conejo en salmorejo

Limpia el conejo

Limpiar el conejo es la parte más engorrosa de esta receta. Comprarlo ya limpio y troceado o pedirle al carnicero que lo haga por ti te ahorrará bastante tiempo. No obstante, si decides limpiarlo tú, asegúrate de eliminar todos los trocitos de hueso que se astillan al cortar la carne.

Prepara el adobo para el conejo en salmorejo

Coloca los dientes de ajo y la pimienta picona en un mortero y machácalos hasta formar una pasta homogénea. A continuación, incorpora poco a poco el pimentón dulce, el vinagre, el vino blanco y, finalmente, la sal gorda.

La elección del vino juega un papel decisivo a la hora de preparar conejo en salmorejo. Te recomendamos usar un vino blanco seco que no resulte ni demasiado dulce ni demasiado ácido. En este punto, un Jerez o un Rueda pueden ser excelentes opciones.

Cubre completamente el conejo troceado con el adobo, añade la hoja de laurel y el resto de especias. Viértelo todo en un recipiente hermético y déjalo en la nevera durante 24 horas.

Fríe la carne

Pon una cazuela grande en el fuego y añade abundante AOVE. Cuando esté listo para freír, saca el conejo del adobo y mételo en el aceite. Fríelo durante 15 minutos a fuego medio-bajo. Sube la intensidad del fuego al final para lograr que la carne se dore.

Guisa el conejo en salmorejo canario

Apaga el fuego y retira el conejo. Vierte el adobo en el aceite que usaste para freír la carne y déjalo hervir durante 10 minutos. Echa el salmorejo sobre el conejo y cocínalo a fuego medio por media hora (puedes añadirle agua si pierde todo el líquido). Cuando hayas terminado de guisarlo, déjalo reposar unos minutos antes de servirlo.

 

Una vez que tengas listo el conejo en salmorejo, ya solo queda hincarle el diente. En este punto, lo suyo sería maridarlo con un vino de cuerpo medio y buena acidez para equilibrar el plato. ¡Que aproveche!

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3381 veces