¿Por qué las burbujas del Champán siempre suben en línea recta? Los investigadores nos revelan la respuesta

Un estudio de la Universidad Brown y la Universidad de Toulouse descubre la razón detrás del encanto burbujeante del vino espumoso

Viernes 12 de Mayo de 2023

Compártelo

Leído › 3808 veces

Investigadores de la Universidad Brown y la Universidad de Toulouse han desvelado el enigma de por qué el vino espumoso burbujea en línea recta, desafiando las leyes de la física, y no de manera desordenada como a priori sugiere la lógica.

El estudio, publicado en la revista Physical Review Fluids, demuestra que los investigadores vertieron muestras de bebidas carbonatadas, desde agua con gas y cerveza hasta vinos espumosos, incluyendo ejemplos elaborados mediante el método tradicional, como el Champagne, y aquellos producidos por el método de tanque, como el Prosecco. Utilizando una aguja, introdujeron gas en las bebidas, experimentando con el tamaño de las burbujas y la adición de químicos que reducen la tensión superficial del líquido, conocidos como 'surfactantes', observando los cambios resultantes.

Se descubrió que son los surfactantes presentes en el vino espumoso los responsables de sus estables cadenas de burbujas en línea recta. Como explicó Roberto Zenit, autor principal del estudio y profesor de ingeniería en Brown: "La teoría es que en el Champagne, estos 'contaminantes' que actúan como surfactantes son la esencia. Estas moléculas de proteína que otorgan sabor y unicidad al líquido son las que hacen que las cadenas de burbujas que producen sean estables".

Aunque Zenit utiliza el término "Champagne", los hallazgos son aplicables a los vinos espumosos en general. Aunque la cerveza también tiene surfactantes, sus burbujas a menudo no ascienden en línea recta. El agua con gas no tiene estos 'contaminantes', por lo que no hay nada que guíe a las burbujas a través de las corrientes de otras burbujas, lo que significa que no se forman cadenas rectas.

La investigación también demostró que las burbujas más grandes tienden a ascender más suavemente y a formar cadenas más estables, contradiciendo la sabiduría popular de que las perlas más finas equivalen a un mejor vino espumoso.

"Este es el tipo de investigación en la que he estado trabajando durante años. La mayoría de las personas nunca han visto una filtración oceánica o un tanque de aireación, pero la mayoría de ellas han bebido un refresco, una cerveza o una copa de Champagne. Al hablar de Champagne y cerveza, nuestro plan maestro es hacer que la gente comprenda que la mecánica de fluidos es importante en su vida cotidiana", afirmó Zenit.

De hecho, como sugiere Zenit, los hallazgos pueden tener aplicaciones prácticas más allá de ayudarnos a comprender por qué nuestro vino espumoso luce tan bien en la copa. Un uso citado, aunque probablemente no tan glamuroso como proporcionar una buena copa de Champán para su próxima recepción de invitados, es la mezcla inducida por burbujas en los tanques de tratamiento de aguas.

Estos hallazgos científicos podrían tener un impacto significativo en la industria del tratamiento de agua, donde la mezcla adecuada es crucial para garantizar la calidad del agua potable. Al comprender cómo las burbujas se comportan en diferentes líquidos carbonatados, los ingenieros podrían optimizar los procesos de mezcla en los tanques de aireación, mejorando la eficiencia y reduciendo los costos.

Además, esta investigación despierta el interés en el fascinante mundo de la mecánica de fluidos, un campo de estudio que a menudo pasa desapercibido para el público en general. El profesor Zenit destaca la importancia de llevar este conocimiento a la vida diaria de las personas, mostrando cómo los principios científicos se aplican a situaciones cotidianas, como disfrutar de una copa de vino espumoso o una cerveza.

Este estudio revela el papel fundamental de los surfactantes en la formación de burbujas en vinos espumosos, como el Champagne, y su impacto en la estabilidad y dirección de las cadenas de burbujas. Estos hallazgos no solo amplían nuestro entendimiento científico, sino que también tienen implicaciones prácticas en áreas como el tratamiento de aguas y la dinámica de fluidos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3808 veces