Bollos de mosto: descubre esta receta tradicional manchega

Manuel Rivera

Viernes 08 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 1584 veces

bollos de mosto

El recetario popular español cuenta con una rica gama de postres caseros, sencillos de elaborar y muy sabrosos, que nos transportan a la infancia y a una vida más reposada. Los bollos de mosto son un ejemplo de cómo la bollería casera puede ser muy fácil de preparar y muy agradecida a la hora de organizar una merienda o de alegrar un desayuno.

Te explicamos cómo hacer bollos de mosto con esta receta paso a paso.

Ingredientes

Para elaborar estos bollos de mosto manchegos, típicos de la época de la vendimia, necesitarás:

  • 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 500 mililitros de mosto de vino tinto
  • 250 gramos de azúcar
  • 50 gramos de levadura fresca de panadero
  • 1,2 kilos de harina de fuerza
  • 6 huevos
  • La piel de un limón sin la parte blanca

Tiempo

4 horas contando con los tiempos de levado

Dificultad

Media

Cómo preparar los bollos de mosto

Desahumar el aceite

En una sartén grande, pon a calentar el aceite de oliva virgen extra junto con la piel del limón. Procura que la piel del limón no tenga la parte blanca para que no amargue. Deja el aceite al fuego durante tres minutos, retira del fuego y deja templar.

Calienta el mosto

Calienta el mosto de vino tinto hasta que esté templado y disuelve la levadura fresca desmigándola en el mosto. No calientes mucho el mosto para que la levadura no se desactive.

Prepara la masa

Primero mezcla los ingredientes líquidos.

Bate cinco huevos, el otro lo reservaremos para pintar los bollos manchegos. En un bol grande, pon el mosto y el aceite. Incorpora los huevos y bate ligeramente con unas varillas hasta que esté todo integrado. Añade el azúcar y bate hasta que se disuelva.

Separa 200 gramos de harina y reserva para el amasado. Ve incorporando poco a poco el resto de la harina a los ingredientes líquidos hasta que obtengas una masa que se pegue.

Prepara una superficie de trabajo limpia en una mesa y espolvorea con harina. Amasa con las manos hasta que la masa se vuelva elástica y más dura.

Reposa la masa

Prepara un bol y espolvorea con harina tanto el bol como la masa. Haz una bola con la masa y tapa con un paño de cocina. Haz el primer levado de la masa en el bol en un lugar cálido durante unas dos horas. La masa debe doblar su volumen.

Haz porciones

Prepara la mesa con más harina y divide la masa en bolas de unos 70 gramos. Tapa las porciones con un paño de cocina y haz el segundo levado. Te llevará aproximadamente una hora y media.

Pinta con huevo

Bate el huevo que habías reservado y pinta los bollos manchegos con ayuda de un pincel de silicona. Espolvorea cada bollo con azúcar.

Hornea

Precalienta el horno a 200 grados. Baja la temperatura y hornea los bollos de mosto a 180 grados durante 20 minutos o hasta que estén dorados. Deja enfriar y disfruta de su ternura y sabor.

 

Ya sabes cómo preparar los bollos de mosto manchegos. La mayor dificultad es respetar los tiempos de levado y procurar que la masa repose a temperatura estable y lejos de corrientes de aire para que suba correctamente.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1584 veces

Comenta