La dormancia: las 5 etapas del reposo invernal

Martes 26 de Noviembre de 2019

Leído › 5455 Veces

Al periodo en que el viñedo se encuentra sin hojas se denomina dormancia o reposo invernal, un ciclo vegetativo de la vid que se desencadena por una serie de factores y se divide en varias fases

Después de la caída de las hojas, la vid no presenta actividad vegetativa aparente, denominándose a esta fase como dormancia o reposo vegetativo o reposo invernal. Una etapa desencadenada por la acción del ácido abscísico.

Una división clásica del reposo invernal, atribuida a R. Pouget, está basada en cinco etapas consecutivas, desde la formación del brote, hasta su rebrote en el siguiente ciclo vegetativo:

  • 1ª fase de pre-reposo vegetativo. Comienza cuando las yemas se forman sobre el pámpano del año, alcanzando un nivel de organogenia suficiente para que sean aptas para desarrollarse y permitir la formación de un nuevo brote cuando las condiciones sean favorables. Su duración es de una semana.
  • 2ª fase de entrada en reposo vegetativo. Duración de unas dos semanas, donde las yemas latentes pierden la posibilidad de brotar rápidamente, debido a la presencia de ácido abscísico, correspondiendo a la época de agostamiento.
  • 3ª fase de reposo vegetativo. Corresponde a un profundo descanso de las yemas y de una duración de entre uno a dos meses, caracterizándose al principio por un elevado tiempo de brotación, para después disminuir por las temperaturas crecientes.
  • 4ª fase de levantamiento de reposo vegetativo. Se trata de un período corto de una semana que exige temperaturas frías con medias diarias de 10° C.
  • 5ª fase de post-reposo vegetativo y prebrotación. Su duración es de 3 a 4 meses, donde las yemas que sufrieron la acción de las bajas temperaturas, adquieren la aptitud de brotar rápidamente en todas la temperaturas.

FACTORES

Los factores que influyen en el levantamiento del reposo vegetativo, y por lo tanto de la brotación son los siguientes:

Factores físicos.

  • Desecación de la madera. Siendo el 35% el límite de humedad, por debajo del cual los tejidos mueren.
  • Temperatura. En condiciones de aerobiosis la temperatura debe ser superior a 10° C, con un límite máximo de 40 a 50° C. Sin embargo en anaerobiosis, cuando los sarmientos se encuentran sumergidos en agua o en una atmósfera de nitrógeno, los límites de temperatura se encuentran entre 1 y 40 ºC.
  • Fotoperíodo. Los días cortos constituyen un factor para la entrada en reposo vegetativo sin duda debido a la formación de sustancias inhibidoras, como el ácido abscísico. Por el contrario, los días largos estimulan la brotación.

Factores químicos.

No se conoce muy bien el mecanismo de entrada y salida del reposo vegetativo, pero se admite que se debe al equilibrio entre las sustancias estimulantes e inhibidoras del crecimiento.

Factores biológicos.

De los estudios de R. Pouget se deduce que las vides de brotación precoz, presentan un reposo vegetativo menos intenso respecto de las vides de brotación más tardía, ya que necesitan un proceso de levantamiento del reposo vegetativo más corto, y poseen una velocidad de evolución fisiológica más rápida. Además, son menos sensibles al efecto retardador de las bajas temperaturas sobre las yemas.

Las vides de brotación precoz tienen una velocidad de brotación mayor que las de brotación tardía. Estas se caracterizan por una constante precocidad de brotación más elevada. Los valores de esta constante, son tanto mayores cuanto que la vid es de brotación precoz.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta