Cinco claves para elegir un vino tinto

Carmen Fernández

Compártelo

Leído › 3907 veces

abrir vino

Somos animales de costumbres y, a veces, salir de nuestra zona de confort, resulta complicado. Sin embargo, no es difícil elegir un vino tinto si tenemos en cuenta cinco sencillas claves para que el acompañamiento elegido sea un éxito. Para ello lo ideal sería intentar desterrar el mito de que el vino es una bebida complicada, un pensamiento que nos lleva a decantarnos por otras bebidas que parecen, a priori, más sencillas.

Nada más lejos de la realidad, el vino es tan complicado como lo queramos hacer nosotros. Elegir un vino y disfrutar de él ha de ser una tarea de la que debamos disfrutar. Si lo vamos a disfrutar en un establecimiento de hostelería, lo ideal será contar con la ayuda de un profesional que nos pueda recomendar entre las diferentes propuestas que tenga en carta. Aunque no siempre es fácil, en muchos establecimientos encontraremos vinos por copa que nos permitirán viajar a otras sensaciones, regiones y países.

Elige el vino según tus gustos

No te dejes llevar necesariamente por lo que beben los demás o por lo que es habitual. Si estás en un restaurante, describe tus gustos al profesional que te atienda, puedes optar por vinos jóvenes si no tienes mucho hábito en el consumo de vinos, o con más taninos si eres más clásico en tus gustos. Si adquieres el vino por Internet, en una tienda o supermercado, échale un vistazo a su ficha de cata, que te dará pistas sobre sus características.

En el mundo del vino tinto puedes encontrar jóvenes, crianza, reserva y gran reserva, en función de su envejecimiento. Puedes ver algunos aquí.

Elige un vino diferente según la ocasión

La compañía, el momento, los platos que acompañan al vino... todos los elementos juegan en el partido de encontrar un vino que encaje y que convierta un encuentro en un momento inolvidable. No es necesario que nos vayamos al clásico de tintos/carnes y blancos/pescados, atrévete a disfrutar de un tinto joven y atlántico con un arroz o un rosado con entrantes, prueba diferentes tipos de vino dependiendo del momento del año y del tipo de comida.

El vino tiene esa enorme capacidad de conseguir elevar comidas e instantes a momentos inolvidables y, consumido con moderación, es un ingrediente que nos ayuda a crear recuerdos inolvidables con parejas, amigos....

No te fijes en el precio del vino

Ni un vino más caro es mejor ni uno más barato tiene que ser peor. Hay excelentes vinos que se pueden adquirir en el supermercado con precios inferiores a los 10 euros. Se trata de probar, elegir y disfrutar de un vino, no pensar en todo momento que nos tiene que gustar por el precio elevado que hemos invertido en él.

vino tinto

Examina procedencia, edad y variedad del vino

En los últimos años las presentaciones de los vinos han evolucionado a pasos agigantados, apostando por ofrecer etiquetas más divertidas y desenfadadas, con vinos fáciles de beber, orientados a todo tipo de públicos. Se trata de enganchar al consumidor con vinos sencillos, divertidos, con un paso fácil, que inviten a seguir ahondando en un mundo tan amplio y diverso como el de vino, donde podremos seguir descubriendo nuevos sabores en función de las nuevas elaboraciones y variedades de uvas tanto nacionales como extranjeras.

Entre las variedades tintas podremos encontrar vinos más afrutados o, en la medida que nos gusten vinos más estructurados, más complejos y con más cuerpo, podremos ir a otras variedades, elaboraciones o envejecimientos. Lo maravilloso de este mundo es que ambos vinos pueden estar elaborados con las mismas variedades: tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon, syrah o la pinot noir.

Disfrútalo

Es la última pero también la mejor premisa que podemos tener en cuenta a la hora de elegir un vino. Sea la ocasión que sea, la elección de un vino, con un poco de suerte, nos permite viajar hasta el territorio que ha visto crecer esas uvas, sobre todo si apuestas por vinos de baja producción y por elaboraciones francas, adaptadas a su territorio y experiencia, dejando que sean la variedad y el terreno el que se exprese en la botella.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3907 veces

Comenta