Ruta enológica por las bodegas de la D.O. Toro

Vilma Delgado

Lunes 12 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 1607 veces

Las bodegas de Toro son una visita obligada para los amantes del buen vino. Su tradición vitivinícola está muy ligada a la variedad autóctona de uva Tinta de Toro y parece remontarse a la época romana. Os proponemos una visita por las bodegas de Toro, en Zamora para que disfrutes del mejor enoturismo.

Qué puedes esperar de los vinos de la D.O. Toro

Los vinos de esta D. O. son, según su Consejo Regulador, intensos y potentes pero marcados por una profunda elegancia. Una de sus características más diferenciadoras se encuentra en la uva Tinta de Toro. Esta variedad se asienta tras la gran crisis de la filoxera en España en el año 1870. Es a partir de 1933 cuando se establece la D. O. de Toro. La Tinta de Toro cuenta con sello de certificación como variedad autóctona desde el año 1990.

Tintos

Los tintos gozan de una personalidad propia y única gracias a su elaboración con Tinta de Toro.

Para usar la clasificación como Crianza, el vino debe tener un mínimo de dos años de los que habrá pasado seis meses en barrica de roble.

Los Reserva contarán con tres años y el envejecimiento en barrica de roble será de al menos 12 meses.

El Gran Reserva necesita de un mínimo de cinco años y envejecimiento en barrica de roble de al menos 18 meses.

Los tintos elaborados con Garnacha tinta son cada vez más demandados y valorados por el consumidor, y la D.O. permite comercializar bajo su amparo los jóvenes monovarietales elaborados con esta uva.

Rosados

En la D.O. de Toro los rosados se elaboran con un coupage con un 75% de Tinta de Toro mínima y Garnacha o bien son monovarietales de Garnacha. La fermentación se realiza en frío para mantener los matices y aromas del vino.

Blancos

La variedad principal de uva es la Malvasía. Encontramos coupage con un mínimo de 85% de Malvasía y el resto de Verdejo, aunque también se elaboran monovarietales de Verdejo. Al igual que los rosados, se someten a una fermentación en frío para preservar sus aromas.

En 2021 se han producido cambios en el pliego de condiciones de la D. O. en el que se han incluido nuevas variedades de uva blanca, la Albillo Real y la Moscatel de Grano Menudo, ambas con gran implantación en la zona.

Ruta de enoturismo por las bodegas de Toro

La vista a una bodega de Toro no está completa sin disfrutar del rico patrimonio cultural y patrimonial de la zona, encabezado por su Colegiata, un ejemplo de arquitectura único en el mundo.

Tampoco debes dejar pasar la oportunidad de visitar su Alcázar, la Plaza Mayor, la Torre del Reloj y su mirador con vistas al Duero.

Nuestra recomendación es realizar esta ruta enoturística en coche, ya que varias de las bodegas visitables se encuentran en las afueras.

Para comenzar la visita, te recomendamos empaparte de la historia vitivinícola de la zona en la bodega rehabilitada junto a la Plaza Mayor. La bodega está ubicada en un casón solariego de Toro y en ella podrás disfrutar de una exposición permanente sobre los vinos de la Denominación de Origen.

No todas las bodegas están abiertas al público, así que te traemos una selección de las que podrás visitar.

Bodega Estancia Piedra

Se trata de una bodega pensada para el enoturista. Situada en el valle de la Guareña, cuenta con la mayor parcela de viñedo antiguo de Toro. Esta bodega puede visitarse con cita previa y ofrece distintas experiencias con visita a los viñedos, la bodega y degustación de sus vinos. También imparten cursos de iniciación a la cata.

Bodega Velasco e Hijos

Esta bodega centenaria ofrece visitas bajo cita previa. Su especialidad son las visitas con cata didáctica, que incluyen la degustación de vinos maridados con otros productos de la tierra como embutidos. Se trata de una bodega excavada en la roca en la que podrás ver útiles antiguos usados para la elaboración tradicional del vino.

Bodegas Fariña

Esta bodega promete al visitante experiencias enoturísticas en las que podrás conocer la bodega y el Museo Vino-Arte con una exposición de pinturas y de maquinaria agrícola antigua. Por supuesto, ofrecen degustaciones de sus vinos, acompañadas de queso de la zona.

Valbusenda Hotel Bodega & Spa

Este hostel añade a las actividades enoturísticas un spa en el que relajarse y disfrutar de tratamientos de vinoterapia. Ofrece catas, visitas y cuentan con un jardín ampelográfico único en toda la Comunidad. Todo ello unido a su amplia oferta gastronómica con la que maridar sus vinos.

Museo del Vino de Pagos del Rey

El Museo del Vino de Pagos del Rey, ubicado en Morales de Toro, es uno de los museos del sector vitivinícola más importantes de España y visita obligada en la región. Cuenta con unas cuidadas instalaciones donde los visitantes pueden recorrer toda la historia del vino desde sus orígenes. Además, esta institución organiza un sinfín de actividades para todos los públicos a lo largo del año, incluyendo festivales de música con artistas de primera línea, actividades lúdicas para toda la familia, eventos gastronómicos o jornadas y conferencias.

 

La D. O. Toro es una de las visitas más atractivas para cualquier buen aficionado al vino. La fusión entre cultura, vino, paisaje y gastronomía ofrece al visitante una completa experiencia para sus sentidos. Diseña tu ruta y comienza a disfrutar de los vinos de Toro.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1607 veces

Comenta