Cosas de cerveza que son curiosas y que leemos ahora que tenemos tiempo

Javier Campo

Jueves 19 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 2896 veces

Pues hay bastantes curiosidades relacionadas con el amplísimo mundo de la cerveza que aparentemente no tendrían relación, pero sí

Aunque parece que el tema del uso de los cereales data de unos 19.000 años de nada, es en China donde se encuentran los primeros vestigios de cerveza como tal hace unos 6000 o 7000 años (que tampoco nos vamos a poner tiquismiquis con las fechas).

Nos vamos a Babilonia. Y hagamos un paréntesis para nombrar la zarzuela La Corte del Faraón y su conocida "Ay Ba" en la que ya nombran el mareo. Lo que no sabemos si el mareo era por la cerveza que allí se producía ya que la civilización sumeria se instaló entre El Tigris y el Éufrates pues necesitaban agua para regar sus cereales y para hacer la bebida de la diosa Ninkashi que fue según la leyenda la que enseñó a la humanidad a hacer cerveza. Claro que si esto fue en el año 4000 a.C. lo de los chinos...

En fin, como sabéis la cultura sumeria fue una precursora de la cultura egipcia y, los egipcios utilizaban la cerveza para pagar a los currantes que construían las pirámides. Unos cuatro litros de Kash que era como se llamaba antes a la cerveza. ¿a qué recuerda al nombre de la Diosa sumeria? Pues fijaros que hay quien afirma que la palabra "cash" en ingles que significa algo así como "cobrar en efectivo" viene de ahí. ¿A ver si lo de tomarse una birra después de picar piedra va a ser egipcio en lugar de español?

Otro salto en el tiempo y nos vamos a la Edad Media en la que monjes de Suiza y Bélgica utilizan hierbas aromáticas y medicinales para hacer la cerveza utilizando una planta antiséptica llamada Humulus Lupulus de la familia de la cannabáceas y que dio origen a la utilización del lúpulo para conferir ese toque amargo que conocemos hoy en día.

La repera llega con el Sr. Pasteur (que no era maestro cervecero sino bacteriólogo) y con su descubrimiento en lo que respecta a las levaduras en los procesos fermentativos allá por 1850 año arriba o año abajo. Luego la revolución industrial y el proceso de la pasterización acabaron el tema.

¿sabéis que en muchos lugares la cereza con limón se llama champú? Pues es que resulta que las levaduras y la cebada aportan minerales que refuerzan la queratina e hidratan el pelo y algunos lo utilizaban para lavar el pelo añadiendo un poco de limón como antiséptico y para eliminar la grasa del cabello. Pero igual no es por eso y es por la espuma que hace la mezcla...

Pero bastante relacionado con el tema de la mezcla de cerveza y limón, se dice, que en Alemania un restaurante en el que había parado un grupo de ciclistas sedientos se quedó sin cerveza. ¡Horror! Alemanes sin cerveza. Añadió limonada bien fresquita para doblar la cantidad de cerveza. Un grupo de ciclistas en alemán es llamado radler. Ya hemos visto la relación, ¿no?

Y rebajando rebajando, nació la cerveza sin alcohol que, curiosamente es en España donde más cerveza sin alcohol se consume de toda Europa. Pero que no cunda el pánico entre los cerveceros. Seguimos soplando cerveza como si no hubiera un mañana muy por encima del vino. Por cierto, el pánico a quedarse sin cerveza en el vaso tiene nombre. Cenosillicaphobia.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2896 veces

Comenta