¿Rosado o clarete?

Compártelo

Leído › 2452 veces

La normativa europea se ha modificado recientemente y ahora define del siguiente modo lo que es un vino rosado y clarete

El vino rosado es elaborado con tecnologías análogas a las de vinificación en blanco con uvas tintas, o mezcla de uvas tintas y blancas. Tradicionalmente se emplea la técnica del sangrado: el mosto de los depósitos donde se ha recepcionado la uva, se extrae antes de que comience su fermentación, proceso que tendrá lugar posteriormente sin el contacto del líquido con hollejos ni pepitas. El rosado alcanzará más color cuanto más tiempo se espere a realizar el sangrado.

En el momento de la creación del primer reglamento de la D.O. Cigales en 1991, la normativa europea había desarrollado una clasificación de los diferentes vinos que hay en el mercado, concretando lo que era un rosado y lo que era un clarete. En el primer caso, se trata de la vinificación en blanco, es decir, el método empleado en la comarca cigaleña desde sus orígenes vinícolas. En el segundo caso, se estipuló que clarete es el vino que se elabora como un vino tinto pero con mezcla de mosto blanco y vendimia tinta. La normativa europea se ha modificado recientemente y ahora define de igual modo lo que es un vino rosado y clarete.

Sin embargo, independientemente de lo estipulado por la Unión Europea, en la enología actual junto a la vinificación en blanco y vinificación en tinto, existe la vinificación en clarete que procede de mostos de mezcla de uva blanca y tinta cuya fermentación parcial se hace en presencia de los hollejos tintos. De forma tradicional, la palabra clarete está muy presente en los municipios de la Ruta debido a la cultura del vino existente.

Fuente: Guía de Bodegas Visitables Ruta del Vino Cigales

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2452 veces

Comenta