121.763 Seguidores !

Casa Rojo, lo mejor del legado vitivinícola español a través de vinos exclusivos

Carmen Fernández

Jueves 15 de Febrero de 2018

Leído › 5996 Veces

Este innovador proyecto enológico con bodegas propias en Jumilla y Ribera del Duero ha desarrollado hasta la fecha nueve vinos en algunos de los principales territorios del vino nacional. En breve lanzarán su próxima creación, HARU, un rosado de sangrado de monastrell, garnacha y syrah con una edición muy limitada.

Equipo en viñedos y bodega Jumilla

Cuando mencionamos una bodega casi inevitablemente nos trasladamos mentalmente a su territorio, al que entendemos unidos sus vinos, pero ¿qué ocurre si en lugar de una bodega anclada a un territorio nos planteamos un proyecto enológico en el que sus vinos sean el resultado de una cuidada selección de variedades y territorios? Bajo este planteamiento surgió en 2010 Casa Rojo, un proyecto innovador no solo en lo que atañe a su imagen si no en cuanto al concepto de creación de vinos. En un sector tan tradicional como sigue siendo el vitivinícola español, Casa Rojo, es un soplo de aire fresco que nace con la intención de reflejar fielmente el rico patrimonio vinícola español a través de un viaje por algunas de las regiones vinícolas más importantes del territorio a través de las uvas autóctonas de cada zona.

"Somos unos enamorados de las variedades de uva española, de ahí que nos decidiéramos por este proyecto. El trabajar además en 9 denominaciones de origen española nos hace crecer y aprender cada día", explican desde Casa Rojo sus gerentes, el matrimonio de enólogos José Luis Gómez y Laura Muñoz, artífices del proyecto junto con el francés Patrick Meraz, con 42 años de experiencia en el mundo del vino en importantes bodegas de Burdeos. De este trabajo en equipo salieron a la luz los dos primeros proyectos en 2014, MachoMan Monastrell, vino elaborado en el paraje de La Raja-Jumilla-, y El Gordo del Circo (DO Rueda).

Patrick, Laura y José Luis

Pero para llegar a estas primeras añadas hubo un intenso trabajo previo para encontrar las mejores zonas y viñedos que reflejasen los vinos que querían elaborar, un trabajo previo que les permitió también saber cómo querían elaborar sus vinos y, sobre todo, aprender. "Cosas que aprendemos en Rioja las trasladamos luego a nuestro proyecto de Jumilla, cualidades que desarrollamos en el Priorato luego nos valen como experiencia para desarrollar nuestro Ribera... y así vamos aprendiendo cada año", explica el director de comunicación del proyecto, Fran Hidalgo.

ENÓLOGOS "ITINERANTES"

Después de estos dos primeros vinos, se fueron sucediendo los siguientes: La Marimorena, con la variedad reina de la D.O Rías Baixas, la albariño procedente de la subzona de O Rosal; The Orange Republic, con la delicada godello de Petín, en la D.O Valdeorras, ambas en Galicia. No podía faltar tampoco La Rioja, en este caso la más Alta Rioja, con The Invisible Man y su tempranillo ni el Penedés, con un espumoso, Moltó Negre, elaborado con la delicadaTrepat o la fuerza del Priorato en su vino y en su uva, la garnacha, con la que elaboran Maquinón. En 2015 elaboraron junto a la familia Miguel Sanz Alexander VS The Ham Factory en la Ribera del Duero a partir de tinto fino, Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot de viñedos seleccionados. "El último proyecto que hemos sacado ha sido Ladrón, en mayo del 2017, en la D.O Bierzo", explican pero las elaboraciones no quedan ahí y próximamente se sumará un  vino muy exclusivo del que solo elaborarán unas 2.800 botellas en formato magnum. "Un rosado de sangrado de monastrell, garnacha y syrah que elaboramos en nuestra bodega de Jumilla. Haru será su nombre, y verá la luz en un par de meses", anuncian.

EL PUNTO EXTRA DE CALIDAD

"Trabajamos en zonas que nos gustan, que creemos además representativas de lo que es el patrimonio vinícola Español, y que además hemos encontrado que reflejan fielmente esa zona, ese terroir", nos explican en Casa Rojo. "Estamos enamorados de la Garnacha del Priorato, de la Mencía del Bierzo, de la Godello de Valdeorras, de la Monastrell que nos da nuestro Paraje de La Raja en Jumilla... Somos enólogos y profesionales del mundo del vino "itinerantes". Con proyectos fijos en Ribera del Duero y Jumilla, donde tenemos las bodegas, pero con otros siete proyectos a lo largo del territorio nacional y que elaboramos en los puntos que nos dan una calidad superior para nuestros vinos."

Esta innovadora forma de plantear el trabajo de una bodega es lo que les permite abordar nuevos proyectos cada año, sin olvidar los que ya tienen en marcha, cuidando siempre hasta el extremo tanto el vino como su imagen. "Con cada nueva añada buscamos un nuevo punto extra de calidad, tanto en el interior de la botella como en el exterior. Es fundamental que todo aquello que envuelve las botellas sea de calidad. En Casa Rojo todo está cuidado al detalle, al milímetro, ya que entendemos que cualquier mínimo aspecto puede romper la cadena de valor que empieza en el propio viñedo", explica el director de comunicación, que ya nos adelanta también que están trabajando en las nuevas imágenes de alguno de estos vinos.

Sala de barricas MachoMan

IMAGEN ROMPEDORA, NOMBRES ORIGINALES...

...Pero, sobre todo, un denominador común en todas las elaboraciones de Casa Rojo: la búsqueda de la excelencia en la expresión de cada territorio a través de sus uvas autóctonas. Calidad y diferenciación en cada proyecto enológico, eligiendo cuidadosamente producciones muy  limitadas que oscilan cada año entre las 10.000 botellas de Ladrón, el mencía del Bierzo, y las 103.000 de MachoMan Monastrell, su primera creación, con la que acaban de conseguir la puntuación de +94 y Gran Oro otorgada por parte de Gilbert&Gaillard. "En los 9 proyectos que elaboramos realizamos vendimia manual, en pequeñas cajas de 12-15 kilos para que la uva entre perfecta a bodega. Vendimiamos las parcelas por tramos óptimos de maduración, y todo ello es posible porque apostamos por producciones pequeñas", explica Fran Hidalgo, que destaca la poda en verde en el viñedo y la doble mesa de selección antes de que la uva entre en depósito por gravedad como ejemplos de la apuesta por la excelencia y el mimo a la uva para conseguir vinos inolvidables que nos permiten viajar a través del legado vitivinícola español en las diferentes texturas, olores de los (hasta ahora) nueve proyectos, nueve historias y nueve vinos de Casa Rojo que podemos encontrar en los mejores restaurantes del mundo, desde Tokio hasta Nueva York, pasando por Ámsterdam, Milán, Londres o París.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta