El Proyecto 'Minorsens' rescata variedades olvidadas con narices electrónicas

España y Portugal unidas en este proyecto para recuperar variedades minoritarias de vid

Martes 30 de Enero de 2024

Compártelo

Leído › 1614 veces

La viticultura en Castilla y León, región conocida por su rica tradición en la producción de vinos, está experimentando un impulso revolucionario gracias al proyecto 'Minorsens', liderado por el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl). Esta iniciativa, de gran calado y con una perspectiva transfronteriza, representa un esfuerzo conjunto entre España y Portugal para rescatar variedades de uva que, aunque minoritarias, son de gran interés para la industria del vino.

El propósito principal de 'Minorsens' es la identificación, recuperación y valorización de variedades de uva menos conocidas. Hasta el momento, el proyecto ha logrado identificar un total de 21 variedades, entre las que se incluyen 14 tintas, 6 blancas y una rosa. Varietales como Tinta gorda, Bical y Verdejo Colorao son solo algunos ejemplos de esta riqueza vitícola. El proceso de identificación y recuperación no solo se enfoca en preservar estas variedades, sino también en destacar sus características únicas, que las hacen idóneas para la producción de vinos de calidad.

Innovación Tecnológica en la Viticultura

Una de las facetas más destacadas de 'Minorsens' es la incorporación de tecnologías avanzadas en el análisis vitivinícola. La utilización de narices y lenguas electrónicas, basadas en nanosensores, supone un salto cualitativo en el análisis de mostos y vinos. Estos dispositivos son capaces de detectar matices que resultan imperceptibles para los sentidos humanos, ofreciendo una herramienta de valor incalculable en la caracterización y diferenciación de vinos.

El impacto de 'Minorsens' trasciende los límites de la enología y la viticultura. Al poner en valor variedades minoritarias, el proyecto contribuye significativamente a la conservación de la biodiversidad. Asimismo, se espera que la iniciativa tenga un efecto positivo en la dinamización económica de las zonas rurales, promoviendo la fijación de población y ofreciendo nuevas oportunidades de desarrollo.

Cooperación Transfronteriza

Esta iniciativa es un ejemplo claro de cooperación transfronteriza, financiada a través del programa Interreg-Poctep. La colaboración entre instituciones de Castilla y León y del Norte de Portugal, como el Instituto Politécnico de Bragança, la Comissão Vitivinícola Regional De Trás os Montes, la Universidad de Valladolid, y otras entidades, refleja un compromiso firme por preservar y potenciar la diversidad vitivinícola de la región. La unión de esfuerzos y conocimientos entre estas regiones no solo favorece la recuperación de variedades de uva, sino que también fortalece los lazos culturales y económicos entre ambos territorios.

A pesar de los desafíos impuestos por el cambio climático y las dificultades inherentes a la recuperación de variedades minoritarias, 'Minorsens' se presenta como un proyecto lleno de posibilidades. La combinación de técnicas tradicionales y tecnologías de vanguardia no solo permitirá la elaboración de vinos únicos, sino que también abrirá caminos para investigaciones futuras en otros campos agrícolas.

La expectativa es que, a medida que el proyecto avance, se logre no solo una mayor comprensión de estas variedades de uva, sino también un reconocimiento de su valor en el mercado vitivinícola. Con el apoyo continuado y la colaboración efectiva entre las distintas entidades implicadas, 'Minorsens' se perfila como un referente en la innovación y conservación en el sector vinícola.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1614 veces