Martínez Corta, nuevos vinos que redefinen el Rioja

“Los Corta”, un linaje de pasión por la tierra y el vino

Viernes 10 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 2288 veces

Martínez Corta, enclavado en el corazón vinícola de La Rioja Alta, se presenta ante el mundo con un renovado rostro, revelando no solo su esencia vitivinícola, sino también el legado y la historia familiar que sustentan su tradición. La bodega, que forma parte del Grupo BORNOS Bodegas & Viñedos, ha decidido reinventar la imagen de su gama de vinos, ofreciendo un acercamiento más íntimo y detallado a los valores y a las raíces que caracterizan a la familia Martínez, conocidos cariñosamente como 'los Corta', debido a su ancestral oficio como carniceros y cortadores.

La historia de esta bodega se remonta al siglo XIX cuando Catalina Martínez, la precursora de este linaje vinícola, decidió abrir una carnicería en Uruñuela, un lugar encantador entre viñedos. Este espíritu emprendedor no solo la llevó a ser reconocida en su región, sino también a iniciar la tradición vitivinícola de la familia, plantando las primeras viñas que, con el paso del tiempo y a través de generaciones, culminaría en la creación de su propio vino. Este profundo arraigo a la tierra y a sus oficios se refleja en la nueva imagen que la bodega ha adoptado, un homenaje visual y conceptual a su rica historia familiar.

El rediseño de las etiquetas es un claro ejemplo de cómo Martínez Corta busca conectar con los consumidores de una manera más personal y emotiva. Cada etiqueta es una ventana al pasado, incorporando elementos que evocan la tradición de los expertos carniceros de la familia. Este toque clásico se combina con una estética moderna que respeta la elegancia y la sobriedad de los vinos de Rioja, garantizando que la tradición y la innovación coexistan armoniosamente.

El Martínez Corta Crianza es el estandarte de esta nueva era para la bodega. Este vino, que ha madurado durante doce meses en barricas de roble francés y americano, encapsula la esencia del renovado espíritu de la bodega. Su presentación no es solo una cuestión de estética, sino también de sabor y textura, donde los intensos aromas frutales se mezclan con toques florales y especiados, reflejando la vivacidad y dinamismo de la familia Martínez Corta.

Además, la bodega ha lanzado el Martínez Corta Reserva, una expresión más profunda y compleja de su filosofía vinícola. Criado durante dieciséis meses en barricas de roble francés, este vino es un homenaje a la travesura infantil que dio origen al apodo 'Corta'. Su perfil organoléptico es rico y complejo, con notas de fruta negra madura, pimienta negra, vainilla y toques mentolados, proporcionando una experiencia gustativa que es tanto robusta como elegante.

No solo la historia y los vinos son destacados en Martínez Corta, sino también sus viñedos. Con ochenta hectáreas de viñas situadas estratégicamente entre los ríos Ebro y Najerilla, la bodega aprovecha un terroir excepcional caracterizado por su suelo calcáreo y arcilloso. Esta ubicación geográfica es ideal para el cultivo de la vid, proporcionando condiciones climáticas óptimas que garantizan la calidad y el carácter único de cada botella producida.

Así, Martínez Corta no solo renueva su imagen, sino que reafirma su compromiso con la calidad y la tradición. Al rendir homenaje a su pasado y mirar hacia el futuro, la bodega asegura continuar celebrando la rica herencia vinícola de La Rioja, ofreciendo vinos que son verdaderos embajadores de su legado y su terruño.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2288 veces