La inesperada tendencia entre jóvenes europeos de tomar vino en las “raves”

Adiós catas, hola raves: El vino se reinventa con música electrónica

Martes 21 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 4079 veces

Un nuevo fenómeno está comenzando a llamar la atención en todo el mundo: los raves, fiestas de música electrónica, en los que el vino es la bebida protagonista. Denominados "wine raves" están capturando la atención de la Generación Z de una manera inesperada. Este fenómeno está cobrando fuerza en ciudades como Londres, Nueva York, Berlín y más allá, ofreciendo una nueva forma de disfrutar y descubrir el vino.

Uno de los líderes en esta tendencia es New Theory, una iniciativa de Charlie y Thom Bradley. Estos hermanos han desarrollado vinos de baja intervención procedentes de Sudáfrica, que se venden en lugares como Selfridges. Sin embargo, lo más llamativo no es solo la calidad de sus vinos, sino cómo los están promoviendo.

En lugar de optar por las tradicionales catas de vino con filas de copas, escupideras y tablas de queso en un ambiente formal y protocolario, han introducido el concepto de los "wine raves". Estos eventos se celebran en estudios o almacenes de Hackney, donde el vino se sirve al ritmo de la música electrónica de artistas locales.

El primer evento tuvo lugar el año pasado y costaba £26, incluyendo una copa de vino, comida y música. The Times lo describió como uno de los eventos más codiciados del verano, y New Theory planea repetirlo este año.

No obstante, New Theory no es el único organizador de estos raves. Este fin de semana, Joshua Bratt de Carousel en Fitzrovia y Jake Norman del restaurante italiano Trullo celebrarán la décima edición de su propio wine rave bajo el concepto pop-up Close Ties. Junto con Diarmuid Goodwin de Sager+Wilde, tomarán el bar de vinos en Carousel, ofreciendo una selección de aperitivos y vinos mientras DJs tocan música ininterrumpidamente.

La tendencia de los wine raves no se limita a Londres. En Nueva York, los "wine jockeys" están redefiniendo la típica fiesta de vino, atrayendo a los asistentes de clubes nocturnos que usualmente optan por bebidas listas para tomar o simplemente agua. Un ejemplo es Bêvèrãgęš, una iniciativa que busca mostrar el potencial del vino a los clubbers cansados de cervezas y cócteles dulces.

En Europa, Berlín no podía quedarse atrás. La ciudad, famosa por sus clubes como Berghain, también ha abrazado los wine raves. De hecho, un productor ha bautizado su Riesling en honor al famoso club. La pandemia pudo haber frenado temporalmente esta tendencia, pero ha resurgido con fuerza.

Ya en 2018, DJ Magazine informó sobre Machine du Vin, un festival que combinaba música, comida y vino durante tres días en la medieval L'Abbaye-Chateau de Camon. En Australia, Wine Machine ofrece un evento que comienza como una tranquila reunión diurna y se transforma en una fiesta de baile nocturna, combinando las excelentes regiones vinícolas del país con músicos locales.

Este enfoque innovador está atrayendo a la Generación Z al mundo del vino, ofreciendo una experiencia divertida y moderna que desafía las convenciones tradicionales. Los wine raves no solo están cambiando cómo se consume el vino, sino también quiénes lo consumen, introduciendo a una nueva generación en el apasionante universo del vino.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4079 veces