El enólogo: un profesional en la sombra

El mundo del vino es amplio y complejo, y en sus entresijos encontramos a los enólogos, profesionales altamente capacitados que,...

Escrito por

Sábado 01 de Abril de 2023

Compártelo

Leído › 13706 veces

El mundo del vino es amplio y complejo, y en sus entresijos encontramos a los enólogos, profesionales altamente capacitados que, sin embargo, se enfrentan el eterno problema de no ser plenamente reconocidos en su ámbito. La falta de comprensión sobre el significado del término "enólogo" y las confusiones con otras profesiones vinculadas al vino, como la del sumiller, han oscurecido la verdadera naturaleza y valor de esta profesión.

Para empezar, resulta importante entender que la enología no es un simple sinónimo de "vitivinícola", "mundo del vino" o incluso términos inventados como "vinología". Estos errores, cometidos incluso por periodistas reputados, han contribuido a la confusión en torno a la profesión del enólogo. La enología es una ciencia que abarca tanto el estudio como la producción de vino, mientras que un enólogo es un titulado universitario con amplios conocimientos en temas relacionados con la química orgánica, entre otros. Los profesionales en este campo suelen provenir de carreras como enología, químicas, biología o agrarias, todas ellas grados universitarios.

En contraste con la figura del sumiller, que es un experto en la cata, selección y servicio de vinos, el enólogo es un profesional de "bata blanca" que trabaja en la bodega, siendo responsable de llevar a cabo todas las reacciones químicas y procesos necesarios para que el producto final sea salubre y de la mayor calidad posible. A pesar de tener un nexo en común con el sumiller, el vino, sus funciones son diametralmente opuestas.

Lamentablemente, a pie de calle, pocas personas sabrían definir lo que es un enólogo. La mayoría de las personas ajenas al sector del vino creen erróneamente que un enólogo se dedica simplemente a "beber vino". Esto pone de manifiesto la necesidad de educar al público sobre el verdadero rol y la importancia de estos profesionales en la producción de vino de calidad.

Por ello, es fundamental que se implementen mecanismos por parte de la administración para poner en valor esta profesión técnica. El reconocimiento y la promoción de la labor del enólogo son esenciales para garantizar el adecuado desarrollo y crecimiento del sector vitivinícola, y es responsabilidad de todos nosotros difundir y apoyar su trabajo. Solo así podremos apreciar y disfrutar plenamente de los vinos que, gracias al esfuerzo y dedicación de estos profesionales, llegan a nuestras mesas.

(La foto es del enólogo Casimiro Sanz, de Bodegas Colomán)

Un artículo de Luis Pablo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 13706 veces