Claves del chef para maridar el marisco y el vino: ¿por qué recomienda el vino blanco?

Miércoles 22 de Junio de 2022

Compártelo

Leído › 966 veces

Los vinos blancos suelen ser la elección ganadora para acompañar todo tipo de pescados y marisco, ya que combinan a la perfección con la sal del producto y no le restan sabor ni intensidad. Pero el vino tinto también tiene su lugar.

Cuando el pescado y el marisco son unos de los productos estrella de la mesa, es fundamental saber acompañarlo de un buen vino para complementar y potenciar su sabor. La recomendación de Alejandro Sanahuja, chef y gerente de O'Peregrino, marisquería con 30 años de historia situada en el corazón de Barcelona, es apostar por un vino blanco.

Y es que, en un producto fresco como el marisco, su carácter yodado desaconseja la elección de algunos vinos que potencian sabores metálicos, como es el caso del vino tinto.

Es por esta razón por la que los vinos blancos suelen ser la elección ganadora para acompañar todo tipo de pescados y mariscos al natural, sin adornos ni salsas, ya que combinan a la perfección con el sabor del producto y no le restan sabor ni intensidad.

Los vinos aconsejados deben ser frescos, minerales y con una buena acidez. Para Sanahuja, la mejor opción es un Albariño de las Rías Baixas: "Los albariños cuentan con un aroma muy característico y es rico en ácidos, lo que los hace muy identificables y unos grandes aliados del marisco del Atlántico".

Otra de las variedades de vino que maridan perfectamente con el marisco son los Denominación de Origen Ribeiro blancos, vinos principalmente plurivarietales donde la muy aromática y frutal Treixadura impone su reinado como ninguna otra blanca en España.

Para productos como el langostino, la gamba o el bogavante, Sanahuja recomienda los vinos blancos con crianza.

Con ostras, calamares o langosta, el chef apostaría por la variedad Chardonnay, que puede contar con una sabor más complejo, más afrutado y seco y marida perfectamente con el sabor de este tipo de marisco.

Si las elaboraciones de pescados y mariscos incluyen salsas o complementos que añaden textura grasa y mayor corpulencia al plato, en estos casos podríamos incluir un vino tinto joven o con poca crianza. Son el caso los arroces con marisco, los guisos de pescados o moluscos, pescados o mariscos fritos o en salsa etc.

Champán, cavas y espumosos

En el caso de un producto como almejas y moluscos crudos, el vino ideal para acompañarlos sería un espumoso. "Si queremos contrastar sabores e innovar, podemos apostar por el cava o el champán para acompañar a nuestro plato".

"Las vieiras, sin embargo, requieren una elección más concreta. Para las vieiras a la plancha, optaremos por un vino blanco de la tierra: albariño, treixadura o godello. En el caso de las vieiras gratinadas, maridaremos con un Chardonnay o, incluso, un tinto joven", añade el chef.

Además, otro de los productos puramente gallegos que encajaría con otro tipo de vino es el pulpo. Casa con vino rosado (con alma de tinto) o un tinto joven con punto de acidez, como un Mencía.

Finalmente, Sanahuja recuerda que el protagonismo lo debe tener siempre el marisco, que debe ser fresco. Sin embargo, "complementar el marisco con el vino adecuado potencia los sabores del plato y añade un extra de calidad a la experiencia gastronómica del comensal", añade.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 966 veces

Comenta