Queso manchego y vino, maridaje perfecto

Manuel Rivera

Martes 24 de Agosto de 2021

Compártelo

Leído › 3615 veces

Está claro que en España tenemos una gastronomía de envidiar por el resto de países de todo el mundo. Nuestros productos nacionales son de una calidad excepcional y si pensamos en que todos tienen una denominación de origen, esa calidad se multiplica. Es el caso del queso manchego. Y es que este producto delicatessen hace la delicias de los amantes del queso. Tipos hay muchos y vinos para acompañarlos, igual. Por eso en este post te vamos a contar cuáles son los tipos de queso manchego y cómo maridarlos con los mejores vinos. ¡Descúbrelos!

Todo sobre el queso manchego

Disfrutar de un buen queso manchego y acompañarlo de un buen vino es uno de los placeres más exquisitos que existen. Porque no hay queso sin vino y un buen vino sin un buen queso. Pero ¿qué tipos de quesos manchegos existen? Te contamos a continuación.

El queso manchego se diferencia del reto por la leche manchega con la que se produce. Tiene un sabor único y es que su maduración le da el toque perfecto. El queso manchego no solo es querido en España, sino que ha cruzado fronteras y es un alimento de lo más cotizado en países de todo el mundo.

¿Cómo saber que un queso es de origen manchego auténtico? Pues el queso manchego se diferencia del resto porque se trata de quesos de pasta prensada. En cuanto a su apariencia, el queso manchego se caracteriza por tener un dibujo de entramado en la corteza, con líneas que dividen su superficie en cuatro partes iguales. El color de estos quesos es muy natural y el sabor es ácido, con un toque fuerte, pero, sobre todo, sabroso.

Tipos de quesos y vinos para maridarlos

Queso manchegos hay tantos que es necesario clasificarlos y diferenciar unos de otros. Cada uno tiene sus peculiaridades y un aspecto concreto. La denominación de origen del queso manchego contempla gran variedad de quesos de leche de oveja pura de La Mancha.

Entre los queso manchegos existen:

  • Quesos manchegos curados. Estos quesos pasan por un período de maduración de unos 6 meses, como mínimo. Se elaboran tanto con leche de vaca pasteurizada como con leche de vaca cruda. Si hablamos del sabor, el queso manchego se caracteriza por un sabor intenso, ácido y poco mantecoso. Tiene un sabor bastante picante.  El mejor vino para acompañar un queso manchego curado es el vino blanco. Los vinos secos y blancos crianza son los ideales por la intensidad que tienen que casa a la perfección. El vino tinto también es una de las mejores opciones. Pensando en la dureza del mismo, cuanto más intenso sea el queso, más intenso tendremos que buscar el vino. Un reserva puede ser la opción ideal.
  • Queso manchego añejo. Este queso es el predilecto de los amantes del queso o puede ser odiado para aquellos a los que el queso no les gusta tanto. Se trata de un queso artesano viejo que conquistará cualquier paladar amante de este alimento. Su maduración requiere de 12 meses que hacen que se garantice un sabor extraordinario. Estos quesos requieren de un vino tinto que sea intenso.
  • Queso manchego de producción artesanal. Este tipo de quesos pueden ser tanto curados como semicurados. La diferencia con otro tipo de quesos es que la leche es cruda. Se pueden producir con hierbas que dan un sabor intenso y perfecto. O los quesos con aceite de oliva. El romero la especia que mejor le va. En este caso, los vinos reserva y crianza son alternativa ideal.
  • Quesos manchegos gran reserva. Se trata de un queso elaborado con leche cruda de origen ecológico y un sabor intenso que también se desprende en su aroma.
  • Quesos manchegos semicurados. El tiempo de maduración de los quesos manchemos semicurados se reduce a unos 2 o 3 meses. En cuanto a su sabor, es fuerte, con una textura más seca y, a diferencia de los quesos manchemos curados, su composición contiene más agua. El vino que podemos combinar con este tipo de queso es un vino tinto crianza. Cuenta con ese toque fuerte e intenso pero no tanto como los reserva, por lo que es perfecto para un queso semicurado manchego.
  • Queso manchego tierno. Se trata de un queso de oveja con el tiempo más corto de maduración, si lo comparamos con el resto. Su contenido en grasa es mucho más bajo también y su textura es mucho más mantequillosa y cremosa. Es el queso ideal para mantener una dieta equilibrada y es perfecto para combinar con un buen vino blanco seco o afrutado.

Lo que está claro es que la gastronomía española cuenta con productos de excepción que se exportan a todo el mundo, con más información, y que no podrás dejar de lado, ya que deberán de estar presentes en tu despensa y en tus comidas más importantes.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3615 veces

Comenta