Los 10 mitos del vino

Publicado por Emanuel CasaisDaniel Marin

Miércoles 30 de Julio de 2014

Leído › 20738 Veces

Dentro del mundo del vino existen muchos mitos que no son del todo ciertos y que se han establecido como una creencia popular. Quizás el mito Nº 1 del vino y el más frecuente sea el de que el vino sea sólo cosa de entendidos

Vamos a descubrir de manera simpática y divertida cuales son aquellas leyendas urbanas con las que nos encontramos día a día en el fascinante mundo del vino.

1 - Los vinos ‘Reserva’ ¿son siempre los mejores?

La mención "reserva" en un vino no se debe a su calidad sino que tiene que ver con el tiempo de envejecimiento en barrica del mismo. Si bien existen vinos con la categoría de reserva de una calidad suprema y sin embargo hay otros que no la tienen.

2 - Los vinos, ¿mejoran con el tiempo?

Para ser fieles a la realidad hay que decir que no todos los vinos ganan con el tiempo como pueden ser algunos "gran reserva" que con el tiempo pierden su frescura y acidez mostrándose con aromas evolucionados, rancios y apagados.

Aunque existen muchos ejemplos de vino como los vinos de "Jerez", los de "O Porto" o los "Barolos Italianos" que son claros ejemplos de que el paso del tiempo juega a su favor.

3 - Decantar el vino ¿si o no?

Existen dos razones esenciales para decantar un vino, sí es un vino añejo, sobre todo si es tinto, debe separarse de los sedimentos, o sea del poso, que se ha formado en la botella a lo largo de los años. Y en el caso de un vino joven debe entrar en contacto con el oxigeno para que desarrolle su alto contenido tánico.

Como criterio para tomar una decisión apropiada entre decantar un vino o escanciarlo directamente desde la botella tendríamos que tener los conocimientos suficientes procedentes de la bodega ya que cada vinificación varía dependiendo del enólogo.

Es lógico que en un asunto como éste influya mucho el propio gusto de cada cual, que por supuesto siempre estará por encima de la norma o tendencia.

4 - ¿Tinto con carne y blanco con pescado?

Desde siempre asociamos un vino tinto para carnes rojas o el vino blanco para pescados pero en realidad el maridaje es mucho más complejo que eso, se trata de buscar un equilibrio o contraste dependiendo de la ocasión.

Hay muchos factores que entran en juego como son la cantidad de platos que vamos a degustar, la estación en la que nos encontremos o incluso el estado anímico del momento.

5 - ¿Sólo los vinos con D.O. son de calidad?

Un vino que pertenezca a una Denominación de Origen (D.O.) significa que ha seguido los parámetros que marca su consejo regulador es decir que respeta el origen del sitio dónde se elabora el vino y se somete a su reglamento.

Sin embargo no significa que un vino sin denominación de origen sea de mala calidad ni mucho menos, hay muchas bodegas que elaboran sus vinos fuera de la D.O. para poder experimentar con otras variedades y no someter a los vinos a envejecimientos en barrica un tiempo que no es necesario y que en muchas ocasiones no les aporta nada, consiguiendo de igual modo vinos de una calidad excelente.

6 - ¿Es cosa de mujeres el vino rosado?

Siempre se ha asociado el color "rosa" a la mujer y de ahí el pensamiento erróneo que el vino rosado es cosa de mujeres y nada más lejos de la realidad. Un vino rosado debe su color al poco contacto que tiene con la piel de la uva en su proceso de vinificación. Muchos vinos rosados son de altísima calidad.

7 - Los vinos caros, ¿son los mejores?

El precio del vino es el resultado del coste de elaboración, producción, cantidad y calidad. Pero en la mayoría de los casos influyen factores externos como son la exclusividad, diseño, etiqueta o tener un enólogo estrella. Así que el mito de que los vinos caros son los mejores no es del todo cierto ya que el encarecimiento de un vino a veces es por otros motivos que no están relacionados con la calidad del mismo.

8 - ¿Engorda el vino y afecta a la salud?

Lejos de engordar el vino contiene más de mil sustancias que son favorables para la salud. Un estudio realizado en todo el mundo demostró que la mortalidad provocada por enfermedades del corazón era inversamente proporcional al consumo de vino es decir las dolencias cardíacas disminuyen en los países de mayor consumo de vino. También está demostrado que el consumo regular de vino reduce la tasa de colesterol perjudicial y además se le atribuyen propiedades curativas en el tratamiento de enfermedades como el cáncer o el Alzheimer.

9 - El cava y champagne ¿porqué para el final?

Lo cierto es que asociamos estos vinos espumosos con festejos y brindis con comidas contundentes dejando este tipo de vinos de tanta frescura para tomar como broche final.

Pero realmente tanto un buen cava como un buen champagne por su finura y exquisitez se deberían tomar al inicio de una buena comida para ser apreciados mejor.

10 - ¿El tapón importa?

Cada año los productores de vino del mundo se gastan miles de euros debido a sabores indeseables causados por fallos de los corchos tradicionales. Hasta hace poco no había alternativas. El corcho puede aportar beneficios al vino, pero también es el causante de uno de sus defectos más importantes que es el gusto a corcho. Esto ha hecho que en los últimos tiempos muchas bodegas hayan apostado por la utilización de tapones sintéticos y de rosca, obteniendo unos resultados excelentes.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta