Cabernet Sauvignon, la uva universal

Historia, características y producción de la variedad de uva tinta más famosa del mundo

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 10858 veces

El 1 de septiembre se celebró el Día Internacional del Cabernet Sauvignon, la variedad de uva tinta más famosa y cultivada en todo el mundo. Es conocida como la reina indiscutida para la elaboración de vinos tintos, al igual que la Chardonnay lo es para los vinos blancos. A pesar de representar solo el 5% del viñedo mundial, equivalentes a 340.000 hectáreas de las 6,8 millones plantadas con vides, el Cabernet Sauvignon es protagonista de muchas de las etiquetas más prestigiosas y deseadas del mundo.

La Cabernet Sauvignon es una de las variedades de uva más conocidas y apreciadas en todo el mundo. Originaria de la región de Burdeos, en Francia, esta uva tinta se ha extendido a lo largo de los siglos por todos los rincones del planeta, desde California hasta Australia, pasando por Sudáfrica y, por supuesto, España. Este artículo busca explorar las características de la Cabernet Sauvignon, tanto de la uva como del vino que se produce con ella, así como su evolución y expansión a lo largo de la historia.

Origen y Desarrollo

Se cree que la Cabernet Sauvignon es el resultado de un cruce natural entre las uvas Cabernet Franc (tinta) y la Sauvignon Blanc (blanca), que tuvo lugar en el siglo XVII en la región francesa de Burdeos donde desarrolló su gran prestigio hace más de un siglo y medio con la creación de los Grand Cru Classé, una clasificación ideada por Napoleón III en 1855 durante la Feria Internacional de París. Hoy, cerca del 80% de Burdeos, está plantada con Cabernet Sauvignon.

A finales del siglo XVIII, su cultivo se incrementó notablemente y desde entonces, esta uva se ha extendido por todo el mundo, adaptándose a diferentes terrenos y climas. En España, la Cabernet Sauvignon se cultiva principalmente en la región de Cataluña, especialmente en la Denominación de Origen Penedés, aunque también se encuentra en otras regiones como La Rioja o Ribera del Duero.

Características

Es una variedad vigorosa, de brotación medio-tardía y bayas oscuras, pequeñas y esféricas, con pieles resistentes y gruesas que permite elaborar vinos con mayor concentración. Los racimos son pequeños y los granos son de un color azul oscuro. Su resistencia a las enfermedades y su capacidad para adaptarse a diferentes condiciones climáticas han contribuido a su expansión global.

Prefiere climas templados y secos, pero se adapta muy bien a las características de diversos terroirs alrededor del mundo, como Italia, Estados Unidos, Australia, Chile, Argentina, entre otros. Algunos la consideran una "uva colonizadora" porque en muchas zonas vitícolas optan por plantarla en reemplazo de variedades locales. Se adapta muy bien a todo tipo de climas y suelos, factores que, junto con el trabajo de los viticultores, conforman el terroir, ese sello distintivo que adquieren los buenos vinos y que está relacionado con el carácter del lugar.

Esta uva se caracteriza por su alto contenido en taninos, lo que contribuye a la longevidad de los vinos que se elaboran con ella.

Producción Mundial

En 2020, Francia, Estados Unidos, Australia, Italia y España eran algunos de los principales productores de Cabernet Sauvignon.

  • Estados Unidos: California es el estado de EE. UU. con la mayor producción de Cabernet Sauvignon. En 2020, Estados Unidos tenía aproximadamente 100.000 hectáreas de viñedos de Cabernet Sauvignon.
  • Francia: La cuna de la Cabernet Sauvignon, Francia, tiene una gran superficie dedicada a esta variedad, especialmente en la región de Burdeos. En 2020, Francia tenía aproximadamente 55.000 hectáreas de viñedos de Cabernet Sauvignon.
  • Chile: El principal país productor de Hispanoamérica, Chile, destaca con 42.500 hectáreas de viñedos de Cabernet Sauvignon.
  • Australia: Australia es otro gran productor de Cabernet Sauvignon, con una superficie de viñedos que rondaba las 34.000 hectáreas en 2020.
  • Italia: Aunque Italia es más conocida por otras variedades de uva, también tiene una producción significativa de Cabernet Sauvignon, con alrededor de 28.000 hectáreas en 2020.
  • España: España tiene una superficie menor dedicada a la Cabernet Sauvignon en comparación con otros países, pero aún así es un productor importante, con alrededor de 16.000 hectáreas en 2020.

El Vino Cabernet Sauvignon

Los vinos elaborados con Cabernet Sauvignon son conocidos por su intensidad y estructura. Su color es profundo, casi opaco, y su aroma es complejo, con notas de frutos rojos y negros, como la grosella o la cereza, y a menudo se pueden percibir también notas de pimienta, tabaco o chocolate. En boca, los vinos de Cabernet Sauvignon son potentes y con mucho cuerpo, con una acidez equilibrada y un final persistente. Los taninos presentes en esta variedad de uva contribuyen a la estructura y longevidad de los vinos, lo que los hace especialmente aptos para la crianza en barrica y para su evolución en botella.

El Cabernet Sauvignon es conocido por su capacidad de envejecer elegantemente. Los vinos elaborados con esta variedad pueden envejecer durante muchos años, desarrollando sabores y aromas más complejos con el tiempo. Esto se debe en parte a los altos niveles de taninos presentes en la uva, que actúan como conservantes naturales.

Los vinos elaborados con Cabernet Sauvignon son ideales para maridar con carnes rojas, caza y quesos curados. Su sabor intenso y su cuerpo robusto hacen que sea un acompañante perfecto para platos con sabores fuertes y complejos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 10858 veces