Los errores más habituales de los consumidores de vino

Jueves 09 de Julio de 2015

Leído › 12589 Veces

Una encuesta realizada por International Wine Challenge (IWC) revela los errores más habituales de los consumidores de vinos

De acuerdo con una encuesta realizada a 2.000 adultos del Reino Unido por International Wine Challenge (IWC), la mayor parte de personas se saltan las "reglas de los vinos" revelando que casi la mitad de encuestados cometen algún error en el almacenamiento, servicio o consumo de vino.

Así, uno de cada tres confesaron que "tragan" el vino sin degustarlo, ni apreciar sus aromas y sabor. Y casi el 40 por ciento admitió que almacena el vino tinto (sin abrir) en la nevera.

El diez por ciento admiten tener complicaciones al usar el sacacorchos y el 20 por ciento dijo que beben vino en vaso en lugar de usar una copa.

Otro de los errores incluyen la adición de gaseosa o refrescos con gas al vino tinto y desconocer el siginificados de términos como "Merlot" o "Pinot Noir", que son nombres de uvas.

Otra de las 'meteduras de pata' que pone de manifiesto la encuesta es la de llenar la copa, cuando lo habitual es servir entre un cuarto o un tercio de su capacidad. Concretamente, el 13 por ciento admitió llenar la copa en exceso, hasta la mitad o más.

Cómo anécdota, uno de los errores menos conocidos pero que algunas personas confesaron durante la encuesta, es pedir una rodaja de limón con el vino blanco.

Además, durante el servicio, el 46 por ciento de los británicos confiesan llenar su propia copa antes de la de sus invitados. Y la mayoría admiten no complicarse con el maridaje, tintos para carnes, y blancos o rosados para comidas más ligeras (pescados, ensaladas,...).

Por último, el 61 por ciento de británicos se confiesan 'principiantes' en el consumo de vinos. Y la mitad admite sentirse intimidado al seleccionar el vino en los restaurantes.

La compra de vinos

Cuando se trata de comprar vinos, el precio sigue siendo un factor clave a la hora de elegirlo, un 50% de los consumidores de vino afirman que el precio es el principal factor en la compra de vino, mientras que un 25% comprarían un vino si está en oferta.

La imagen y la familiaridad son también importantes para los británicos, con un 38% que admiten que compran el vino que viene en una botella atractiva, mientras que el 30 por ciento eligen una marca que reconocen o que les han recomendado.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta