Nuevo descubrimiento: El vino tinto puede prevenir la ceguera

Redacción

Viernes 09 de Julio de 2010

Leído › 6951 Veces

El resveratrol podría algún día ser administrado por vía oral en altas dosis, tanto para prevención como para tratamiento, y muy probablemente en forma de píldora

El resveratrol podría algún día ser administrado por vía oral en altas dosis, tanto para prevención como para tratamiento, y muy probablemente en forma de píldora

angiogénesis
La angiogénesis es el proceso fisiológico que consiste en la formación de vasos sanguíneos nuevos a partir de los vasos preexistentes. La angiogénesis es un fenómeno normal durante el desarrollo embrionario, el crecimiento del organismo y en la cicatrización de las heridas. Sin embargo también en un proceso fundamental en la transformación maligna del crecimiento tumoral y de ceguera en personas adultas.

En varios estudios anteriores ya se había demostrado que el resveratrol, un compuesto polifenólico que se encuentra en abundancia en el vino (más en el tinto que en el blanco) y las uvas frescas, ayuda a reducir la inflamación de las arterias. Ahora, un artículo publicado en la edición de julio de la revista médica norteamericana "American Journal of Pathology", publica que además disminuye el crecimiento de vasos sanguíneos en el ojo, reduciendo así los síntomas asociados con las principales causas de ceguera.

Los investigadores del departamento de oftalmología en la Universidad de Washington en St. Louis, que trabajan con los farmacólogos en la escuela médica RW Johnson en Nueva Jersey, descubrieron que el resveratrol, cuando se administra en dosis altas, ayuda a bloquear la formación de nuevos vasos sanguíneos en la retina, la llamada angiogénesis.

La angiogénesis en pacientes sanos mantiene niveles constantes y bajos, pero cuando los vasos crecen fuera de control, el resultado puede ser muy negativo para la salud, llegando a desarrollar desde varios tipos de cáncer hasta enfermedades relacionadas con la edad, tales como ceguera diabética y la degeneración macular.

"Estos trastornos abarcan las principales causas de los casos de ceguera", afirma el texto del estudio en la publicación médica. Comprender cómo prevenir el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos del ojo es la clave para el desarrollo de "nuevos enfoques terapéuticos".

Los "milagrosos resultados que se están obteniendo del resveratrol", que contiene principalmente el vino tinto, "en estudios vasculares lo convierten en el candidato perfecto hacia donde encaminar nuestras investigaciones", afirma en la revista científica Rajendra Apte, Doctor especialista en oftalmología en la Universidad de Washington e investigadora principal del estudio.

El estudio de momento sólo se ha probado con éxito en ratones, en los que se han administrado elevadas dosis de resveratrol. Para realizar las mismas pruebas en humanos, habría que suministrar cantidades de resveratrol superiores a varias botellas de vino, motivo por el cual para el Doctor Apte, "el resveratrol podría algún día ser administrado por vía oral en altas dosis, tanto para prevención como para tratamiento, y muy probablemente en forma de píldora".

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta