Vacuna natural: el resveratrol puede acabar con los virus

Redacción

Jueves 01 de Octubre de 2009

Leído › 5074 Veces

Un estudio italiano demuestra que el compuesto previene los virus que se repliquen dentro de las células

El resveratrol, un compuesto de polifenoles que se encuentra en el vino (blanco y tinto aunque en mayor medida en este último), está siendo estudiado cada vez con mayor frecuencia por los médicos.

En esta ocasión, entre sus multiples virtudes, se ha descubierto que además es capaz de luchar contra los virus, según publica un reciente estudio realizado en Italia. Mientras que químicamente ya se había demostrado en estudios anteriores indicios de propiedades anti-virales, el nuevo trabajo muestra que parece prevenir la replicación del virus a nivel celular.

Los virus, desde la gripe común hasta la poliomielitis (Polio), el H1N1 (gripe porcina) o el VIH (SIDA) son agentes infecciosos que sólo pueden reproducirse dentro de las células de un huésped, insertando su material genético en éstas.

El nuevo estudio, publicado en la edición de julio de la revista Journal of Experimental & Clinical Cancer Research, demuestra que el poliovirus (virus que causa la Polio) no es capaz de invadir una célula para su propósito si el resveratrol se encuentra cerca.

Para este estudio, los investigadores expusieron tejido de ratón al poliovirus y luego a 20 y 40 micromoles de resveratrol. (Una copa promedio de vino tinto tiene 10 veces menos resveratrol). Los investigadores descubrieron que en el tejido, después de 24 horas sometido a 20 micromoles de resveratrol se redujo el número de células infectadas al 80 por ciento. A las 48 horas, esa cifra se redujo hasta el 60 por ciento. Con 40 micromoles, sólo el 60 por ciento de las células infectadas eran viables después de 24 horas, y sólo el 40 por ciento sobrevivía pasadas las 48 horas. En el momento en que el resveratrol fue retirado del tejido los virus no tardaron en volver a reproducirse. La investigación demuestra que el resveratrol de alguna manera bloquea la capacidad del virus para utilizar el núcleo de una célula y replicar su propio ADN.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta